VÍDEO

The Mill Blackbird, un coche que vale por mil

El vehículo creado por The Mill permite rodar secuencias de cualquier automóvil sin necesidad de emplear el vehículo real.

Sus dimensiones se adaptan a las del vehículo protagonista de la filmación para el posterior montaje de las imágenes.

Cargando vídeo...

Si te encuentras al Blackbird, la nueva criatura de The Mill, en el rodaje de un anuncio o de una película, creerás que estás ante un coche sacado de Mad Max o ante un vehículo de exploración lunar, pero no.

La compañía londinense ha creado un interesante vehiculo, propulsado por un motor a batería, muy útil para la filmación de todo tipo de automóviles sin necesidad de emplear los modelos reales.

Al margen de su impactante diseño, el Blackbird permite el rodaje de todo tipo de secuencias con el vehículo que se desee sin necesidad de contar con ellos in situ. Es decir, se pueden filmar las escenas necesarias con este ‘buggie’ y convertirlas posteriormente en los planos de cualquier modelo deseado.

Pero este prodigio tecnológico de estética singular tiene sus limitaciones. Porque, al margen de la multitud de sensores, cámaras y otros gadgets, requiere que su altura global, y la anchura de ejes sean idénticas a las del coche objeto de la filmación. Pero, ni eso supone un problema para el Blackbird ya que puede adaptar sus dimensiones a las requeridas. Con su utilización, se evitarán los posibles costes de un accidente cuando un especialista destroze un supercoche sin que ello esté contemplado en el guión. Gran invento. Las tomas de acción tienen un nuevo protagonista.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top