NOVEDAD

Mercedes-AMG GLC 63 y GLC 63 Coupé 2018: dos SUV de raza

La firma de Stuttgart ha trasladado la esencia del Mercedes-AMG GT a estos dos SUV

Las cuatro versiones debutarán en Nueva York con un motor V8 y caja rápida Speedshift

AmpliarLos nuevos Mercedes-AMG GLC 63 y GLC 63 Coupé contará con su partinente versión S - SoyMotorLos nuevos Mercedes-AMG GLC 63 y GLC 63 Coupé contará con su partinente versión S

El Mercedes-AMG GT es uno de los modelos más importantes de la firma de Stuttgart y no sólo por ser el máximo exponente de la deportividad bien entendida de la marca. No hay más que mirar los nuevos Mercedes-AMG GLC 63 y GLC 63 Coupé para entender que la imagen del radical superdeportivo llega ahora a los SUV más potentes de la gama GLC. Con sus pertinentes variantes S, la familia está completa.

Era un SUV a una parrilla Panamericana pegado. Esa es la expresión que define a la perfección la estética de los nuevos GLC 63 y GLC Coupé, toda vez que son los dos primeros SUV de la marca que montan la icónica parrilla del Mercedes-AMG GT. Los grupos ópticos, el paragolpes o incluso el capó parece que se dibujan en torno a este punto. Bien es cierto que el diseño de las tomas de aire y del propio paragolpes radica deportividad, pero queda eclipsado por esta parrilla tan representativa.

2_6.jpg

Más allá del frontal, los diseños del Mercedes-AMG GLC 63 y GLC 63 Coupé se van separando. Bien es cierto que comparten pasos de rueda ensanchados, grupos ópticos traseros o incluso un notable difusor en su zaga. Sin embargo, la variante coupé presenta una línea más afilada y una caída de techo que acaba en un pequeño difusor que recuerda al que ya se pudo ver en el GLC 43 Coupé. Por su parte, la variante normal es más alta en su zaga, lo que modifica por completo el portón y la posición del mencionado spoiler.

La apuesta mecánica de Mercedes para sus nuevos GLC 63 y GLC 63 Coupé pasa por el mismo motor V8 de 4.0 litros biturbo con inyección directa, propulsor que ya conocemos del propio Mercedes-AMG GT. Esto implica que en las versiones GLC 63 y GLC 63 Coupé este propulsor ofrece 476 caballos de potencia y 650 Newton/Metro de par máximo. Su consumo es de 10,3 litros a los 100 kilómetros y su aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora se fija en 4,0 segundos.

3_5.jpg

Las variantes GLC 63 S y GLC 63 S Coupé montan este mismo motor V8 de 4.0 litros, pero su potencia es de 510 caballos y el par motor se eleva hasta los 700 Newton/Metro. En este caso la aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora se reduce hasta los 3,8 segundos y el consumo se mantiene bastante estable, acreditando un gasto de 10,7 litros a los 100 kilómetros según los datos recogidos en el ciclo NEDC combinado. En todos los modelos la velocidad máxima es de 250 kilómetros por hora al estar limitada electrónicamente.

Las cuatro variantes del GLC 63 y GLC 63 Coupé no sólo comparten motor V8, sino también el resto de ingredientes de su mecánica, ya que en todos los casos este propulsor queda asociado a un cambio automático AMG Speedshift MCT de nueve relaciones y a un sistema de tracción total AMG Performance 4MATIC+. Este sistema integral cuenta con tecnología de distribución variable de par y con el programa AMG DYNAMIC SELECT que permite seleccionar hasta cuatro modos de conducción. Son los modos Confort, Sport, Sport Plus e Individual.

4_0.jpg

El eje delantero cuenta con un diseño de cuatro brazos con rótulas especiales y una suspensión multilink que hereda del Mecedes Clase E. La vía trasera es más ancha que en el GLC de serie y presenta un ajuste más rígido para mejorar aún más la estabilidad. En este aspecto, cabe destacar que el GLC 63 y su variante Coupé cuentan con un diferencial mecánico de deslizamiento limitado, mientras que las variantes GLC 63 S y GLC 63 S Coupé montan un diferencial electrónico, con una velocidad de reacción mayor.

En su habitáculo el cuero ARTICO es protagonista en su perfecta combinación con microfibra DINÁMICA en la variante GLC 63 y GLC 63 Coupé, mientras que las versiones 'S' el cuero negro nappa es el factor diferencial, así como las insignias AMG en distintos puntos, incluido el panel de instrumentos AMG con contraste rojo. Con todo, tanto el equipamiento interior como ciertos detalles estéticos del exterior quedan marcado por los distintos paquetes que puede elegir el cliente de forma opcional.

5_5.jpg

En este aspecto destaca el Sistema de escape AMG Performance (con control de sonido en el interior) o el paquete black AMG que ofrece distintas soluciones exclusivas a nivel visual en el exterior firmadas por AMG en negro brillante. Los faldones, las inserciones laterales, los marcos de las ventanas o las barras del techo se tintan de este color, al igual  que las lunas traseras y el difusor en los modelos 'S'. El paquete AMG de fibra de carbono da un toque de exclusividad, aunque el paquete AMG Peformance Studio interior es el que ofrece mayores cambios en su habitáculo.

Como viene siendo habitual en la firma de Stuttgart, todas las versiones del Mercedes-AMG GLC 63 y GLC 63 Coupé tendrán una versión de lanzamiento Edition 1. En todas ellas, el paquete Black se viste con franjas deportivas en color amarillo o gris mate, dependiendo del color de carrocería elegido. Las versiones Edition 1 cuentan con llantas forjadas de 21 pulgadas y un paquete aerodinámico exclusivo en su exterior, mientras que en el interior las costuras son amarillas siguiendo la estética de su carrocería. Estos detalles cromáticos se extienden al panel de instrumentos, el volante, las alfombrillas o los paneles de las puertas.

2560_3000_22.jpg

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top