NOTICIA

Los sistemas de seguridad activa reducen los choques frontales

El 33% de los accidentes en 2015 se producen por choques frontales

Hace 10 años, la cifra de este tipo de percances alcanzaba más del 50%

Los sistemas de alertas a la conducción y segridad activa tienen la culpa

AmpliarTodos los fabricantes trabajan en tecnologías para evitar los accidentes frontales - SoyMotorTodos los fabricantes trabajan en tecnologías para evitar los accidentes frontales

Cada vez son más los vehículos que incorporan de serie o entre su equipamiento opcional tecnologías de seguridad activa con el objetivo de evitar los choques frontales, así como de poder anticiparse al impacto contra peatones u obstáculos. Un avance lógico de las ayudas a la conducción que tienen su último fin en el vehículo autónomo, pero que también tienen una consecuencia directa en la movilidad actual.

Según un estudio realizado por Audatex, el porcentaje de choques frontales se ha reducido notablemente. Los datos de este informe apuntan a que en 2005 un 54% de los accidentes totales se producían por choques frontales, mientras que en 2015 sólo un 33% de los siniestros cumplen esta característica. Gran parte de la culpa de esta descenso la tienen los avances en seguridad activa y la diferentes tecnologías que han desarrollado los fabricantes.

En un plazo de 10 años, los choques frontales han disminuido en más de un 20%

Aunque el estudio está asociado al tipo de siniestros en carretera y a las reparaciones de vehículos en los talleres, es un dato a tener muy en cuenta. Los asistentes de frenada automático o de emergencia, los sensores de obstáculos y los controles de velocidad adaptativos, así como las tecnología de aviso de colisión en cruce y frontal han reducido este tipo de accidentes incluso por debajo de los siniestros por golpe trasero. Estos están en torno al 49% de los percances totales.

Además del consiguiente aumento en seguridad para los usuarios, esta disminución de los golpes frontales también repercute en el bolsillo de los conductores. Según expone Audatex, las piezas más costosas a la hora de reparar un coche a nivel de chapa y pintura son los elementos de la parte delantera. En el caso de percances a baja velocidad, normalmente de carácter urbano, el coste de reparar un paragolpes delantero se eleva a los 104,60 euros de media, mientras que el capó tiene un precio de 113,64 euros.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top