SUCESOS

Los motivos del accidente más caro de Nürburgring

El Koenigsegg One:1 ha quedado practicamente destrozado después del fuerte percance

Tal y como se rumoreaba, Koenigsegg buscaba el récord de la pista con su hypercar

Tras la salida de pista en 'Adenauer Forst', el One:1 sufrió incluso un pequeño incendio

Un fallo en los sensores del ABS provocó el bloqueo de las ruedas delanteras y el accidente

AmpliarUno de los Koenigsegg One:1 de pre-producción ha sufrido en sus carnes la dureza del 'Infierno Verde' - SoyMotorUno de los Koenigsegg One:1 de pre-producción ha sufrido en sus carnes la dureza del 'Infierno Verde'

A principios de julio comentábamos que el Koenigsegg One:1 había puesto su mira en el Nürburgring Nordschleife para asaltar su récord. Sus recurrentes visitas al 'Infierno Verde' invitaban a este pensamiento teniendo el registro de 6 minutos y 57 segundos del Porsche 918 Spyder como la meta a superar. Sin embargo, la primera tentativa del Koenigsegg One:1 en Nürburgring ha terminado en fuerte accidente.


Aunque la eficaz aerodinámica del hypercar sueco promete un gran agarre, parece que en esta ocasión Robert Serwanski -piloto probador de Koenigsegg- no ha podido controlar el empuje del motor V8 de 5.0 litros y 1.341 caballos y todo por un problema mecánico. De esta forma, el piloto ha perdido el control de esta unidad de pre-producción del Koenigsegg One:1 en la zona de 'Adenauer Forst' sufriendo un fuerte golpe contra las protecciones al llegar a esta sección con mayor velocidad de la recomendada.



42362476.jpg



Por suerte, Robert Serwanski ha salido por su propio pie del coche y aunque en este accidente no hay que lamentar daños personales, el Koenigsegg One:1 ha quedado seriamente afectado. Los daños en la carrocería del hypercar sueco son notables, pero además también se han visto afectado el chasis o las suspensiones. Además, el percance ha terminado con un pequeño conato de incendio que por suerte ha podido ser extinguido con rapidez. A pesar de todo, Koenigsegg ha anunciado que este One:1 ha podido ser reparado por completo y regresará a Nürburgring en unas semanas.



Dicho esto, está claro que el este accidente no afectará a las pretensiones de la marca sueca de convertir el Koenigsegg One:1 en el superdeportivo de producción más rápido del circuito de Nürburgring. Está claro que la imagen del One:1 sobre una grúa abandonando la pista alemana no ha tenido que ser fácil de digerir para el equipo desplazado a la pista, pero también estamos seguros que en un abrir y cerrar de ojo otro Koenigsegg One:1 estará enfrentándose al trazado de Nürburgring Nordschleife.



En relación al accidente, Koenigsegg ha explicado que el culpable fue un fallo en los sensores del ABS, avería que bloquó las ruedas delanteras a 170 kilómetros por hora y provocó que el piloto no pudiera maniobrar para afrontar la siguiente curva, por lo que salió recto, impactó con las barreras. Robert Serwanski no detectó el testigo de este problema, por lo que la marca sueca ha anunciado que cambiará la intensidad del aviso y limitará por la velocidad del coche a 100 kilómetros por hora ante cualquier problema del ABS.


Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top