PROBLEMA CIUDADANO

Londres lucha contra la plaga de superdeportivos

En ciertos barrios de la ciudad londinense las molestías causadas son muy altas

Carreras ilegales, ruido, motores arrancados... todo parece valer para sus dueños

AmpliarLondres lucha contra la plaga de superdeportivosLondres lucha contra la plaga de superdeportivos

Quizá en nuestra condición de 'Petrolhead' no le demos importancia, pero un superdeportivo en plena acción puede ser molesto. Más si se realizan auténticas reuniones con los coches más exclusivos y ruidosos. Esto es lo que viven los vecinos de algunos barrios emblemáticos de Londres, que han visto como es casi una moda (o una plaga) hacer todo tipo de barrabasadas con este tipo de coches.

No es difícil encontrar por youtube buscando un poco videos con carreras ilegales, duelos de aceleración del motor, superdeportivos quemando rueda o con la música a todo volumen... Londres es referencia en muchos aspectos pero también parece tiene un serio problema, sobre todo en las zonas de Knightsbrige, Chelsea o Kensington, donde los superdeportivos de familias adineradas o de nuevos ricos que pasan las vacaciones en la capital inglesa se convierten en insoportables. El comportamiento incívico propio de un macarra es lo que tiene.

Cada verano, Londres se convierte en un desagradable escenario para superdeportivos

Cansados que verano tras verano se repita la historia, las administraciones de Kensington y Chelsea quieren convertir en delito este tipo de actividades con superdeportivos, teniendo en cuenta que las multas no son elementos disuasorios para conductores que se han podido gastar más de 200.000 euros en su coche. En definitiva, se quiere endurecer la reglamentación vigente después de años y años de protestas vecinales, en la que han tenido que soportar actuaciones de todo tipo e incluso escenas violentas.

Algunos de los hechos que se quieren prohibir pasan por disminuir el ruido que hacen estos superdeportivos. Conducir a modo de 'concentración', dejar arrancado el coche sin ninguna razón aparente, sobre revolucionar los propulsores o tocar la bocina con descontrol parecen ser algunos de los puntos claves a prohibir para intentar disminuir las molestias sufridas por los vecinos cada verano, donde los nuevos ricos, muchos de ellos de Oriente Medio, no saben disfrutar de sus vacaciones sin molestar a los demás.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top