ACTUALIDAD

Lina es el primer coche biodegradable del mundo

Ha sido construido a base de linóleo, remolacha y otros derivados vegetales

Cuenta con un motor eléctrico capaz de hacerle alcanzar 80 kilómetros/hora

Pesa poco más de 300 kilos y su consumo energético es risible en todos los sentidos

AmpliarLina Biodegradable - SoyMotor.comLina Biodegradable - SoyMotor.com

Los coches contaminan incluso cuando son inservibles, por lo que no es la primera vez que alguien piensa en crear un automóvil biodegradable. En 2007, alumnos de ingeniería de la Universidad de Warwick, en Reino Unido, crearon un Fórmula 1 con estas características, que se presentó en Valencia con motivo del anuncio del Gran Premio de Europa que acogería la capital del Turia al ejercicio siguiente. Este monoplaza usaba elementos de competición creados a partir de materiales como el cáñamo, la patata y varios frutos secos.

Diez años más tarde, nuevos estudiantes de la Universidad de Eindhoven, Holanda, han presentado un proyecto relativamente más práctico, de nombre Lina. Básicamente, se trata de un prototipo urbano de 4 plazas que, además de ser completamente ecológico en su construcción, resulta muy ligero y, por tanto, ágil y económico de propulsar, de forma que en vistas de crear un automóvil que simplemente no contaminase una vez en desuso, se han topado ‘casualmente’ con un nuevo nivel de eficiencia incluso en su proceso de fabricación: se requiere mucha menos energía para su producción.

lina_holland_2.jpg

Resinas y plásticos especiales biodegradables son algunas de las claves de Lina, que usa un chasis construido a partir de linóleo, una planta con una relación peso-resistencia próxima a la fibra de vidrio. Por otro lado, su estructura se compone de un derivado de la remolacha. Sin embargo, su corazón no tiene nada que envidiar a su exterior en este aspecto. Igualmente ecológico, el motor de Lina es eléctrico y desarrolla un par máximo de 137 Newton/metro que se transmiten íntegramente al eje delantero con posibilidad de superar los 80 kilómetros por hora con un consumo ridículo.

Como un Smart ForFour, este acierto naturalista mide 3,5 metros de longitud y 1,3 de anchura, aunque su peso, de tan sólo 310 kilogramos, es su cifra más llamativa. Emplea suspensiones de tipo McPherson, uno de los pocos componentes convencionales con los que cuenta este vehículo, junto a unas llantas de aleación de 16 pulgadas que forman parte de unas ruedas con 110 milímetros de anchura con el propósito de reducir al máximo su fricción con el asfalto con un mínimo de agarre. Además, sus creadores le han dotado de un sistema de apertura mediante dispositivos móviles. ¿Aportará este concepto sus avances a la industria automovilistica del futuro?

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
3 comentarios
Imagen de 207sw206

Si que es feo si, pero al lado de un Multipla, hasta parece deportivo,je,je

Imagen de Oldriver

Si lo van a usar como taxi...me parece muy bueno.

Imagen de Julito-kun

Que cosa mas fea, supongo que en la foto ya sale "biodegradándose".

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top