NOTICIA

Las 3 soluciones de Volkswagen para sus motores TDI

La actualización de software para los motores 1.2 TDI tiene que ser validada

En los propulsores 1.6 TDI la solución es más compleja, necesita un filtro de aire

En los motores 2.0 TDI sólo será necesario una actualización del software

AmpliarEste es el filtro con el que se solucionarán los problemas de los motores 1.6 TDI - SoyMotorEste es el filtro con el que se solucionarán los problemas de los motores 1.6 TDI

El 'diésel-gate' del Grupo Volkwagen ya tiene solución, al menos para Europa. Tres sencillos pasos son suficientes para devolver a la legalidad a los motores de la familia EA 189 en el viejo continente, lo que no deja de ser sorprendente. Con una solución tan fácil, es difícil entender porque Volkswagen se arriesgó a cometer fraude con el 'defeat device' que falseaba las emisiones de NOx.

Sin solución definitiva está todavía el bloque 1.2 TDI. Por el momento, las autoridades no han confirmado si la propuesta realizada por el Grupo Volkswagen es válida, aunque es presumible que la resolución sea positiva. Esta propuesta que está siendo estudiada, pero en principio el problema de los motores 1.2 TDI se solucionará con una actualización del software. Antes de finalizar el mes de noviembre las Autoridades Federales de Alemania confirmarán este punto.

El único motor que requerirá cambios físicos es el propulsor 1.6 TDI. Además de la pertinente actualización del software para limitar las emisiones de NOx, el otro paso a realizar por los técnicos de Volkswagen es la instalación de un filtro de aire. Esta pieza estaría colocara entre el medido de presión de aire y la admisión del motor, de tal forma que mejoraría esa entrada de aire y por ende la calidad de la combustión. En menos de una hora de trabajo y sin cambios en el rendimiento, los motores 1.6 TDI cumplirían con los valores de NOx impuestos.

7575.jpg

Por último, el motor de cuatro cilindros y 2.0 TDI sólo requiere una actualización de software para cumplir con la normativa Europa bajo la que fueron homologados. La única duda que surge al respecto con esta reprogramación -y con las acometidas en los otros propulsores. es si afectarán de algún modo en el consumo o las prestaciones de los vehículos de Audi, Skoda, Seat y Volkswagen. Sobre el papel no debería ser así y en media hora de trabajo los modelos afectados deberían estar bajo el marco de la legalidad.

Las llamada a revisión comenzarán en enero de 2016 y como se ha encargado de remarcar una y otra vez, el Grupo Volkswagen asumirá todos los costes derivados de la llamada a revisión de los 8,5 millones de vehículos afectados, incluidos posibles traslados, coches de sustitución u otros gastos que surjan en el proceso. Cabe recordar que estas soluciones en cualquier caso devuelven a la legalidad a los motores europeos. Los propulsores TDI en Estados Unidos tendrán que someterse a modificaciones más duras ya que los niveles de NOx permitidos son más estrictos.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top