CLÁSICOS Y EXCLUSIVOS

La reina de las subastas... ¡Se nos cae la baba!

Nunca una colección privada de vehículos a subasta había sido tan completa

Celebrada en París, hay auténticas joyas de la historia del automovilismo

AmpliarAston Martin DB5, el coche de James Bond - SoyMotorAston Martin DB5, el coche de James Bond

El mundo de las subastas es impresionante y también enigmático, casi a partes iguales. No hay más que mirar la subasta realizada en Paris por RM Auctions. En este acto celebrado ya hace unos meses se puso a la venta la mayor colección privada de coches jamás vista en un acto de estas características. Auténticas joyas de la historia de la automoción, modelos exclusivos y precios de escándalo fueron los ingredientes de un acto en el que nos hemos querido detener para conocer algunos de los vehículos subastados.

De la gran cantidad de vehículos subastados, vamos a comenzar por el que alcanzó el precio más caro. Se trata como no puede ser de otra manera de un Ferrari clásico, concretamente de un 250 GT/L Lusso de 1963 por el que se pagó 1.624.000 euros. Un modelo que tuvo una muy buena compañía, ya que también se subastó un Ferrari F40 por 1.176.000 euros, un Ferrari Dino 246 GTS de 1972 y un 365 GTC/4 del mismo año, diseñado por Pininfarina. También estuvieron presentes en este acto un Ferrari Testarossa y un 250 GT Coupé de 1958. Casi nada.

Siguiendo en esta línea, otro de los vehículos que alcanzó un precio realmente alto fue el Mercedes 300 SL Roadster, la versión descapotable del mítico 'Alas de Gaviota'. Por 1.232.000 euros, este vehículo se sumó a los coches comprados donde también aparece un Mercedes-Benz 230 SL 'Pagoda' de 1963 y un 300 d Saloon de 1959. Los clásicos de Lamborghini también tuvieron un papel destacado, empezando por el 400 GT 2+2, un vehículo del que sólo se construyeron 247 unidades. Un Countach LP400S, su versión 'Periscopio' y la edición 25 aniversario también formaron parte de esta subasta.

Como ir repasando todos los vehículos es imposible, nos quedamos con algunos de los más peculiares. Por más de un millón de euros se subastó un Iso Grifo A3/C, vehículo homologado homónimo al de competición que esconde un motor Chevrolet V8, capaz de alcanzar los 300 kilómetros por hora de velocidad punta. No faltó tampoco un Aston Martin DB5. El mítico coche de James Bond alcanzó los 840.000 euros y como curiosidad fue vendido originalmente en Madrid, conservando la matricula de la capital española. No nos olvidamos de un radical Lancia Stratos homologado para el Grupo 4, un Posche 904 Carrera GTS (1.428.000 euros) o un muy exclusivo Maserati Ghibli Spyder.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top