Video

La historia del Skoda Yeti que devoraba Ariel Atom en circuito

Su dueño comenzó mejorando el motor de serie y acabo instalando uno de Audi TT RS

Ahora se ha convertido en monstruo de más de 500 caballos

Debido a su estética sleeper, es fácil confundirlo con un Yeti 1.4 TSI de 122 caballos

AmpliarEl Skoda Yeti de 500 caballos invencible en circuito.El superSkoda Yeti adelantando a un Ariel Atom en circuito.

Salvo las versiones vRS, los Skoda no son coches que destaquen especialmente por sus virtudes deportivas ni tampoco objeto de radicales preparaciones. Sin embargo, hemos encontrado la excepción en un Skoda Yeti de más de 500 caballos…

Richard era un hombre normal, que un día encargó un Skoda Yeti 2.0 TDi 4x4 de 170 caballos para su uso familiar y tirar de su remolque. No esperaba de él una gran experiencia de conducción, al menos no al nivel de su Nissan GTR.

Pero con el tiempo, descubrió que el Yeti no era un SUV al uso, alto y pesado, sino que era dinámico y hasta relativamente ligero para el tipo de coche que es. Richard, asiduo a las tandas en circuito decidió ponerlo a prueba y confirmar las sensaciones que había tenido en carretera.

skoda_yeti_rs_project__0.jpg

A partir de ese día Richard entró en una dinámica sin vuelta atrás de hacer su todocamino checo, un coche digno de circuito. Todo se le fue de las manos cuando, en su última evolución decidió instalar en el vano motor un propulsor de Audi TT RS, el 2.5 TFSI de cinco cilindros conocido por sus grandes posibilidades de potenciación…

El nuevo motor 2.5 TFSI supera los 500 caballos

La bestia acababa de nacer. Más de 500 caballos según su dueño para sólo 1250 kilos, lo que dan una increíble relación de 400 caballos por tonelada. Una auténtico vendaval de potencia que fue contenido con nuevas suspensiones multirregulables, frenos más grandes, interior vaciado, chasis reforzado, neumáticos semislicks, asientos semibacquets y otras lindezas para adecuar su uso al circuito.

Lo más divertido es que su estética sigue siendo la de un inocente Skoda Yeti 1.4 TSI de 122 caballos. Aunque no lo debe ser tanto para los humillados pilotos en circuito  a los que este superYeti arranca las pegatinas incluso aunque vayan montados en un todopoderoso Ariel Atom…

 

Toda la historia de la preparación y más fotos puedes verla aquí.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top