CONTACTO

Al volante del Infiniti Q60: coupé por derecho propio

El modelo probado llevaba el motor de 2.0 litros y 211 caballos

El diseño es uno de los puntos fuertes; resulta llamativo desde el primer vistazo

AmpliarEl Infiniti Q60 está listo para plantar cara a los coupé alemanes - SoyMotorEl Infiniti Q60 está listo para plantar cara a los coupé alemanes

Infiniti presentó en el pasado Salón de Detroit el nuevo Q60: un coupé 2+2 que apuesta por rivalizar con los mejores modelos de su segmento. SoyMotor.com se desplazó hasta las instalaciones del Centro Infiniti de Murcia, gestionado por el Grupo Huertas, para conocer de primera mano el último modelo de la marca japonesa y ponerlo a prueba en carretera.

Infiniti apuesta fuerte por el mercado europeo. El pasado año, la marca japonesa vendió 16.000 coches en Europa Occidental, y sus planes contemplan lanzar al mercado, al menos, un modelo nuevo cada año. Con la clara intención de enfocarse hacia los gustos europeos, los últimos productos de la firma nipona de lujo se diseñan en los centros de Cranfield y Paddington –Reino Unido–. Además, en la planta de Sunderland ya se fabrican algunos de sus modelos más vendidos como los Q30 y QX30, y de donde saldrá el esperado SUV de tamaño medio QX50, que llegará al mercado en 2018.

En el caso de España, Infiniti vendió la nada despreciable cifra de 1.236 vehículos en 2016, lo que supone un incremento del 149% respecto a 2015, gracias en gran medida al producto, pero también a la progresiva implementación de una red de distribución cada vez más amplia en nuestro territorio. Para este año, Infiniti espera un crecimiento del 42%, y llegar a las 1.750 unidades vendidas.

Pero lo que nos llevaba hasta Murcia esta vez, era conocer al Q60, un coupé 2+2 de neta aspiración deportiva y que entra a rivalizar directamente con modelos muy reconocidos de este segmento como el Audi A5 Coupé, el BMW Serie 4 Coupé o el Lexus RC, rivales de altura ante los que el Infiniti mantiene sobradamente la compostura.

infiniti-q60-coupe-2016-7.jpg

Heredero natural del Infiniti G37, y derivado del Q8 Inspiration –un concept que se presentó en 2014, –el Q60 hunde sus raíces en el denominado Q60 Concept presentado en 2015. Desde ese punto de referencia, la marca nipona ha trabajado en refinar lo que ya era un diseño muy interesante.

Encontramos una parrilla frontal que la marca define como 'doble arco', cromada, elemento que aparece en otras partes del modelo, dotándolo de un aspecto distinguido a la par que deportivo. Las ópticas delanteras llaman la atención por su forma, que Infiniti dice haber inspirado en el ojo humano. Se trata de unos faros de mirada agresiva, muy rasgados, y que le dan un carácter fuerte al frontal del Q60.

infiniti-q60-coupe-2016-5.jpg

Destacable, en términos de diseño, el lateral, con el pilar C en forma de media luna, y un saliente en su terminación que invade parte de la ventanilla trasera, lo que le da dinamismo al conjunto. Un conjunto que se caracteriza por el aspecto musculoso del coche, como buen deportivo que es, con líneas ondulantes, siempre fluidas, y sin ángulos violentos que frenen el discurrir de las formas del coche. La trasera, con un spoiler integrado en la carrocería, es más civilizada, muy limpia en su parte central, con unas ópticas que ocupan dos tercios del ancho de la carrocería, y una doble salida de escape en los laterales del discreto difusor que anuncian, desde detrás, el espíritu del modelo.

En el campo del equipamiento, Infiniti presenta una versión S con acabado Sport, lo que da como resultado la denominación Q60S. Se trata de un vehículo con frenos específicoscambio de levas en el volante y una dirección con desmultiplicación variable, además de la muy interesante modalidad de conducción Sport+, que se añade a las habituales Standard, Snow, Eco y Sport. Estos elementos no los tiene el modelo básico, de acabado Premium, pero debemos confesar que por 2.000 euros más, vale la pena decantarse por el acabado más deportivo. En todo caso, el acabado Premium de base ya cuenta con un equipamiento de serie muy completo, que se revela incluso mejor que el de otros modelos de la competencia con acabado básico.

infiniti-q60-coupe-2016-16.jpg

Nuestro compañero Cristóbal Rosaleny fue el encargado de tomar contacto con el nuevo modelo de Infiniti. Las impresiones que dejó el modelo, de entrada, fueron óptimas. Se trata de un vehículo muy cómodo pese a su carrocería coupé, en el que se echará de menos algo de altura al techo en la parte del conductor, pero sólo personas de estatura superior al 1’90. Además, en el lado del pasajero es menos acentuada esta circunstancia. Las plazas traseras, suficientemente amplias y cómodas, pueden empezar a dar problemas de altura a los que midan más de 1’75, pero esto son circunstancias habituales en este tipo de vehículo y se mitigan si viajamos ligeramente recostados. El acceso y salida de los asientos traseros, al contar sólo con dos puertas, tampoco es brillante, pero no impedirá a prácticamente nadie sentarse en la retaguardia.

Más allá de eso, el confort, tanto en el puesto de conducción como de pasajero, es elevado, si bien un ligero sonido aerodinámico proveniente de los espejos retrovisores –grandes y de estupenda visibilidad– enturbiaba ligeramente la experiencia. Y si nos referimos a la visibilidad, sorprende que la vista a través de la luna trasera sea más que aceptable para un coche de estas características.

infiniti_q60_2_-_soymotor.jpg

El interior cuenta con materiales de muy buena calidad y solidez, al mismo nivel que el de modelos premium de las marcas alemanas, que siempre resultan una piedra de toque en estos elementos. Tactos agradables, asientos de piel de buena factura, y un volante ergonómico muy cómodo en las manos, aunque con un diámetro bastante grande. El habitáculo cuenta con una doble pantalla que incorpora el sistema multimedia Infiniti In Touch, que enseguida resulta de fácil comprensión y sencillo manejo –y lo conocíamos del Q50–, y que es compatible tanto con sistemas operativos iOS como Android, lo que permite que algunas aplicaciones de nuestro terminal móvil se muestren en las pantallas del coche.

En el apartado motor, la unidad a nuestra disposición contaba con un motor de cuatro cilindros en línea, turbo, de 2.0 litros y 211 caballos, de origen Mercedes y que la marca alemana utiliza en varios de sus modelos. Habrá disponible también una motorización V6 biturbo de 3.0 litros y 405 caballos, que llegará pronto a los concesionarios –y con suspensión adaptativa, por cierto–. El chasis, en todo caso, sí que es de fabricación totalmente Infiniti.

El motor 2.0 turbo demostró un comportamiento dócil, con aceleraciones suaves. Puede que el peso de 1.749 kilogramos, superior al del resto de sus competidores, incida en esta impresión. Por supuesto, hablamos de un motor más que suficiente, y que además cuenta con la ventaja de un consumo muy contenido que nos permitirá el uso a diario sin tener que sufrir por el coste de utilización cotidiana. La rumorosidad del propulsor es muy baja, tanto a bajas revoluciones como en ruta.

infiniti_q60_-_soymotor.jpg

Lo probamos tanto en vías rápidas, como en un interesante recorrido de carretera de montaña sugerido por la marca, en el que tuvimos la ocasión de comprobar el comportamiento del coche. Con propulsión trasera –el modelo de 405 caballos lleva tracción total–, se echa a faltar el diferencial trasero autoblocante, lo que hace que en algunas curvas, y con una conducción más exigente, la rueda interior trasera gire en vacío, perdiendo par. La dirección, quizás demasiado asistida, pierde un ápice de precisión aunque mantien un buen tacto. Con todo, el coche es muy noble en sus reacciones, avisa de sus intenciones, tiene un paso por curva bueno, y entrega una confianza al conductor que convierte en muy agradable la experiencia de conducción. La versión S, con las levas en el volante, frenos de mayor dimensión y mayor precisión, lo convierte en todavía más placentero, y por eso elegimos esta variante para el tramo más revirado.

El precio de promoción, si se financia, está en 43.990 euros, unas condiciones muy atractivas frente a las de un BMW Serie 4, por ejemplo. El precio de mercado es de 48.400 euros, lo que supone que sea algo más caro que alguno de sus rivales, pero compensa con un equipamiento sensiblemente mayor. En definitiva, se trata de un coupé 2+2 muy interesante, y que debe tenerse en cuenta a la hora de tomar nuestra decisión dentro de los modelos del segmento coupé.

infiniti_q60_3-_soymotor.jpg

Tienda SoyMotor RedBull
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de Stavelot

Yo estoy hartito de ver el Serie3 coupe/serie 4 de BMW. Prefiero mil veces coches japoneses con caracter como el Lexus o este Inf…

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top