NOVEDAD

Infiniti reescribe su historia con un prototipo vintage

Fabricado artesanalmente, está llamado a ganar cualquier concurso de elegancia

Su diseño, aunque atrevido, respeta el estilo de los Fórmula 1 de 1930 a 1940

Cuenta con un motor eléctrico de origen Nissan con 150 caballos y pesa 900 kilos

AmpliarInfiniti P9 - SoyMotor.comInfiniti P9 - SoyMotor.com

Sencillamente bello. Así se podría definir el último ejercicio de diseño que ha llevado a cabo la marca asiática de cara al Concurso de Elegancia de Pebble Beach. Lo cierto es que Infiniti, nacida en 1989 como la firma Premium de Nissan para determinados mercados, no tiene en absoluto la historia con la que cuentan otros fabricantes automovilísticos, especialmente en materia de competición. Sin embargo, gracias a eventos como este, sus diseñadores han soñado por un momento cómo hubiese sido empezar su andadura en los años 30, como tantas otras compañías del sector.

"Comenzó como un simple pensamiento", dijo Alfonso Albaisa, vicepresidente de diseño global de Infiniti. “¿Y si halláramos un coche, en el extremo sur de Japón, enterrado en el fondo de un granero, escondido de todos durante 85 años? ¿Y si encontráramos en este automóvil la semilla de la pasión plantada durante el primer Gran Premio de Suzuka y el arte estético de la Infiniti de hoy?”. El Prototype 9 es, según ellos, lo más parecido a este hipotético y quimérico descubrimiento, un bólido clásico con notas vanguardistas.

infiniti_p9_3.jpg

La división Autech de Nissan, encargada de la modificación de algunos de sus modelos –y colaboradora de Zagato–, con la ayuda de su centro de diseño en Atsugi, se involucró en la construcción de esta joya con la creación de un equipo especializado en el empleo de una combinación de procesos de fabricación modernos pero con un montaje tradicional, a mano, al más puro estilo italiano. Así, por ejemplo, la cola de aluminio maravillosamente arqueada fue moldeada artesanalmente, pero montada sobre una rejilla de acero cortado por láser. El resultado: magnífico.

Retro pero moderno, escueto pero exquisito, este proyecto equipa un motor 100% eléctrico sobre el eje trasero que puede llegar a generar 150 caballos de potencia y un par instantáneo. Además, su reducido peso de apenas 900 kilogramos le ayuda a alcanzar los 100 kilómetros por hora desde parado en 5,5 segundos, aunque su velocidad máxima podría estar entorno al doble. Si tenemos en cuenta que, por otra parte, este coche elementos propios de la competición de la época donde se inspira, no sólo es bonito sino funcional y fabricado para ser conducido fuera de cualquier exposición.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top