NOVEDAD

Hyundai i30 Fastback 2018, primera prueba: bonito y lógico

Su diseño resulta elegante y esbelto a la vista, a cambio de perder algo de altura atrás

Disponible con dos motores de gasolina, incorporará mecánicas Diesel a mediados de año y versión N al final de 2018

Es la tercera carrocería de la familia i30, después del cinco puertas y el CrossWagon

AmpliarHyundai i30 Fastback - SoyMotor.comHyundai i30 Fastback

El Hyundai i30 Fastback completa la gama del compacto coreano con una carrocería de luneta trasera tendida, alerón integrado en la zaga y un maletero más grande y con portón, con un sobrecoste de en torno a 1.000 euros y una altura algo menor en las plazas traseras frente a la versión de cinco puertas. Lo hemos conducido durante su presentación nacional.

Hasta ahora, la gama i30 de Hyundai estaba compuesta por su popular hatchback y por una versión familiar que la casa coreana denomina CrossWagon. En el Salón de Barcelona comprobamos de primera mano el salto en calidad respecto a las generaciones previas, pero la apuesta no había terminado. Tras el muy deportivo i30N, la firma asiática ha presentado el i30 Fastback, una carrocería que acaba de llegar a los concesionarios y que aporta nuevas claves de diseño, hacia la elegancia y la deportividad.

Hyundai i30 Fastback - galería de fotos

FOTOS: Todas las imágenes de la presentación del Hyundai i30 Fastback en Valencia

Este pequeño sedán se sitúa a medio camino entre el i30 más práctico y el inminente Veloster. Así, el i30 Fastback luce una línea sofisticada que recuerda de lejos a modelos como el Alfa GT o el actual Mercedes Clase C Coupé. Es un tipo de carrocería muy poco habitual en marcas generalistas, aunque el Honda Civic no está lejos por su particular enfoque de su parte posterior. Con respecto al hatchback convencional al que da nombre el i30, esta versión cuenta con una altura menor –25 milímetros menos–, en gran medida debido al cambio de muelles en la suspensión, ahora un poquito más cortos, lo que provoca un endurecimiento de un 15% según la marca. Este cambio de altura genera una mayor sensación de anchura, que se combina con un frontal más agresivo, a gracias a un nuevo faldón y a una nueva entrada de aire situada bajo la parrilla con diseño en cascada y acabado cromado.

Obviamente, el rasgo distintivo del Fastback es el techo inclinado que le da nombre. La luneta se estrecha en su parte baja y muere en un alerón trasero integrado en la carrocería con una forma arqueada. El efecto visual, más allá de las percepciones individuales, es el de un coche de mayor tamaño y deportividad que el i30 de cinco puertas. Su desarrollo dinámico se ha llevado a cabo en el Centro Europeo de Pruebas de Hyundai Motor, con trabajos en el vecino Nordschleife de Nürburgring.

Para situarnos mejor, este i30 Fastback tiene una longitud de 4,45 metros, 11 centímetros más que en su carrocería de 5 puertas y, de momento, se puede configurar con dos motores de gasolina turboalimentados de 120 ó 140 caballos de potencia, este último con posibilidad de combinarse con una transmisión automática de doble embrague y siete relaciones.

Hyundai 30 Fastback

 

SENSACIONES AL VOLANTE DEL I30 FASTBACK

Durante nuestra toma de contacto, condujimos el i30 Fastback con su motor más potente, el 1.4 T-GDI, en combinación con el cambio automático. Se trata de un propulsor de funcionamiento muy suave y progresivo. Con su misma potencia, existen motores más contundentes en la entrega de su fuerza, pero en ningún caso significa que éste sea insuficiente para mover el i30 con una agilidad notable. El cambio tiene un funcionamiento intachable en las circunstancias que abordamos durante nuestro recorrido, y tiende a llevar el motor muy bajo de vueltas, lo que a su vez redunda en menor sonoridad. Para lograr recuperaciones rápidas, puede ser más útil recurrir a las levas detrás del volante que al 'kickdown' del pedal del acelerador, ya que con las palanquitas se controla mejor exactamente qué grado de empuje se requiere.

En cuanto a la posición de conducción, es idónea incluso para personas altas, y transmite esa sensación de estar inmediatamente muy acoplado al asiento y sus alrededores que no logran todos los coches que probamos. No es una postura deportiva, pero sí confortable, en la línea general del enfoque de este coche.

En cuanto a la habitabilidad, la altura de las plazas delanteras no son un problema para personas por encima de 1,90 metros, ni en el acceso ni en el viaje, mientras que el resto de cotas están en la media de su competencia directa. En las plazas traseras, el espacio para las rodillas es bueno y destaca un suelo muy plano sin apenas resalte en su parte central para hacer hueco al escape por debajo. Sí se acusan los centímetros de altura que la zaga fastback resta a la cabeza, aunque nos bastó con separar la cadera unos centímetros del respaldo del asiento para viajar sin riesgo de roce con el techo y sin dolor de riñones. Nada que ver con carrocerías puramente coupé.

En cuanto a la calidad de los interiores, el i30 ofrece buenos ajustes y muy buen aspecto. De hecho, puede decepcionar el tacto de algunos plásticos, porque resultan casi premium a la vista. Esto no implica que los plásticos sean malos y, de hecho, su competencia en precio no supera, en general, este estándar de calidad. Hay detalles sencillos, sí, pero no desagradables.

El diseño y la ergonomía del volante, la consola central y las pantallas –la que hay en la instrumentación y la multimedia central– son destacables, al menos con la variante de 4,2 pulgadas y 8 pulgadas en el salpicadero que probamos. Usamos el navegador y otros sistemas sin tener sensación de lentitud, falta de calidad en el ámbito táctil ni simplemente esa desconexión entre el sistema multimedia y el resto del coche que hasta hace poco era común en modelos no europeos, en los que se percibía que la radio es un 'postizo'.

El mencionado silencio mecánico contribuye a lograr un ambiente bien insonorizado. Es cierto que el día de nuestra prueba no fue ventoso, pero nos quedó la sensación de que aerodinámicamente está bien concebido y que hay suficiente material fonoabsorbente. En nuestra unidad sí había un pequeño ruido –una especie de crepitar– a la altura del cuadro de mandos, pero ni un solo periodista más lo experimentó en otros i30, con lo que puede considerarse excepcional. Además, también fue ocasional: sólo sonó en uno de los trayectos que hicimos durante el día.

El maletero tiene un umbral de carga alto, pero el portón trasero facilita enormemente la tarea de llenarlo. Gana capacidad frente a la versión de cinco puertas –éste cubica 450 litros– y cuenta con un doble fondo compartimentado.

En el apartado dinámico, no tuvimos ocasión de forzar las capacidades de este Fastback, pero sí destacó su buen nivel de confort pese al endurecimiento de la suspensión, aún con las llantas de 18 pulgadas que incluye el acabado Style, el más alto de la gama. Por lo demás, la dirección es suave aunque no especialmente sensible. Nos faltó tiempo para verificar la capacidad de frenada, aunque sí percibimos un buen mordiente de las pinzas.

En el ámbito de los consumos, el ordenador de a bordo entregó una marca de 5,4 litros a los 100 kilómetros en una conducción suave que combinó una pequeña parte de tráfico urbano con una mucho mayor por vías rápidas.

El éxito de ventas de Hyundai y lo extendido de las mecánicas de este i30 Fastback también lo avalan, en tanto que no es un modelo 'extraño' que pueda traer dificultades de mantenimiento sino simplemente una variante estilizada de un compacto de volumen. Supone un sobrecoste de entre 800 y 1.100 euros en función de la motorización y acabado respecto al cinco puertas, pero estará justificado si aprovecha el maletero o simplemente si disfruta del toque coupé en la línea de su coche.

 

Hyundai i30 Fastback

Si hablamos de equipamiento, y como ocurre en los i30 convencionales, esta versión cuenta con un amplio paquete de seguridad de serie en el que destacan sus ópticas de leds y sistemas como la frenada autónoma de emergencia, la alerta de atención al conductor y cambio involuntario de carril, el asistente de luces largas, el control de crucero con limitador de velocidad o la alerta de tráfico trasero. También está equipada con buenas opciones de conectividad: las versiones más equipadas cuentan con una pantalla táctil de 8 pulgadas –de 5 para las básicas– con navegación, funciones Apple CarPlay o Android Auto, carga inalámbrica para dispositivos móviles, Bluetooth y cámara de visión trasera, entre otros.
 

PRECIOS Y ACABADOS

En cuanto a su gama de precios, y como ya hemos explicado, la oferta del Hyundai i30 Fastback está compuesta inicialmente por dos motores de gasolina. El primero es un propulsor T-GDI de 1.0 litros y 120 caballos con un cambio manual de seis velocidades, motor que da lugar a tres versiones según el nivel de acabado elegido. De esta forma, el precio con los acabados 'Klass Max' y 'Link' es de 22.565 euros, mientras que con el acabado 'Tecno' su precio es de 24.765 euros.

Hyundai i30 Fastback - Interior

La segunda opción mecánica pasa por el propulsor T-GDI de 1.4 litros y 140 caballos asociado a un cambio automático DCT de doble embrague y siete relaciones. Con el acabado 'Tecno' esta versión tiene un precio de 27.240 euros, mientras que el tope de gama con el acabado 'Style' alcanza un precio de 30.230 euros. En un futuro cercano la gama se ampliará con un motor Diesel CRDi de 1.6 litros de 110 ó 135 caballos, versiones que aún no tienen precio. Por último, a finales de 2018 llegará la variante N, de características técnicas muy similares a las del deportivo i30 N de cinco puertas.

Estos precios cuentan con sustanciales descuentos de lanzamiento: 3.400 euros de inicio, más otros 1.500 si el coche se financia con Hyundai Finance y, además, otros 1.500 si se entrega un coche en concesionario, sea éste un Hyundai o no. Por tanto, si se cumplen todas las condiciones habría que aplicar un descuento de 6.400 euros sobre el precio de tarifa, de manera que el i30 Fastback de acceso se podrá adquirir desde 16.165 euros, mientras que el 1.4 T-GDI más económico parte de 20.840 euros.
 

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
3 comentarios
Imagen de Stavelot

Me mola.... un amigo se ha comprado el i30 normal y le da por todos los lados a un Golf.....es para pensarselo. Y el culito que le han dejado al Fastback me gusta mucho.

Imagen de Luigi Tifoso

Cuando no, los coreanos copiando a los alemanes.. asi como Samsung copia a Apple.

Imagen de tosalet

queriendo emular a audi , demasiado largo para mi gusto

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top