TECNOLOGÍA

Google patenta un coche con un capó adhesivo

Este sistema pretende mejorar la seguridad en caso de atropello y evitar el 'efecto rebote'

Esta patente demuestra que Google trabaja en tecnologías paralelas al coche autónomo

AmpliarBoceto extraido de la patente presentada por Google en la Oficina de Patentes de los Estados Unidos - SoyMotorBoceto extraido de la patente presentada por Google en la Oficina de Patentes de los Estados Unidos

El gran objetivo de Google en su proyecto de movilidad es desarrollar un coche autónomo que tenga una Inteligencia Artificial que no cometa ni un sólo fallo y que por supuesto no se vea involucrado en ningún percance o accidente. La progresión del gigante tecnológico ha sido notable, pero todavía el coche autónomo de Google tuvo 272 fallos durante las pruebas realizadas en California en el último año.


Quizá por ello, Google trabaja en tecnologías paralelas para proteger a los peatones y ciclistas en caso de accidente y de este desarrollo nace la patente que ha sido filtrada desde la Oficina de Patentes de Estados Unidos. Hablamos de una suerte de capó adhesivo que 'atrapa' al peatón en caso de atropello para evitar lo que se conoce como 'efectos secundarios' y que no son otra cosa que los golpes posteriores al propio atropello.



jpdphc1tjvwzoxmavkhq.png



Cuando se produce un atropello y tras el primer impacto contra la parrilla delantera y el propio capó, lo habitual es que el peatón o ciclista salga rebotado por encima del parabrisas, golpee en el techo y caiga por detrás del vehículo hasta impactar contra el suelo o contra otro coche. Según explica Rebecca Thompson, Portavoz de la American Physical Society, estos golpes segundarios son los que producen las mayores lesiones en caso de atropello, sobre todo porque suelen afectar al cráneo.



El capó adhesivo de Google recogido en la patente 9.340.178 consiste en una fina capa que protege un compuesto pegajoso y que sólo se rompe en caso de golpe con unos parámetros pautados de velocidad y fuerzas G. De esta forma se evita que el adhesivo se libere en caso de golpear a un pequeño animal u objeto o si una persona se apoya en el capó en parado. Sin embargo, el mayor problema del capó adhesivo es que puede provocar que piernas y brazos queden atrapados bajo el coche, por lo que esta tecnología es muy probable que no deje de ser una patente.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de forgendro

Me gusta que investiguen sobre esto! Será un gran adelanto si comienzan a implantarlo. Eso sí, los que se tiren encima de los capós buscando cobrar del seguro, lo van a tener difícil jeje.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top