El mito regresa a sus orígenes

Ford GT: el superdeportivo que ganó las 24 Horas de Le Mans

AmpliarFord GT: el superdeportivo que ganó las 24 Horas de Le MansPresentación del Ford GT

Las 24 Horas de Le Mans es la prueba definitiva para el superdeportivo de Ford, que ha sido desarrollado a la vez que su homólogo de competición para ofrecer sensaciones únicas gracias a una tecnología única en su clase. 500 unidades que harán historia.


Chip Ganassi es un hombre con suerte. Tras haberlo ganado casi todo, él y sus chicos han sido elegidos por Ford para formar parte de un sueño, la vuelta a las 24 Horas de Le Mans 50 años después. No son primerizos en esto de las carreras precisamente, ya que el equipo Chip Ganassi Racing ha competido en pruebas tan exigentes como la Nascar  o la IndyCar y han ganado 18 campeonatos y pruebas míticas como las 500 millas de Indianápolis.



"Hemos ganado carreras y campeonatos pero nunca hemos ganado en Le Mans. Cuando se presenta la oportunidad de competir con el nuevo Ford GT en el escenario más importante del mundo, y en el 50º aniversario de una de las victorias más legendarias de la historia de las carreras a cualquier equipo le gustaría formar parte de ello. Por supuesto que va a ser un gran desafío, pero no podíamos estar mejor acompañados que con Ford", declaró emocionado Ganassi en la presentación del proyecto.



El nuevo

Ford GT puede considerarse como el deportivo más avanzado hasta la fecha producido por la marca americana



Sin duda es un reto muy especial para una de las personas más influyentes del panorama automovilístico actual. En su cuartel central de Indiana, Estados Unidos, han trabajado duro el último año para llegar con las máximas garantías a la cita clave del calendario.



La carrera de Le Mans forma parte del Mundial de Resistencia (WEC), un campeonato que pone al límite a hombre y máquina y en el que no siempre gana el más rápido sino la combinación del mejor equipo, estrategia y una pizca de suerte. El reglamento fomenta una igualdad extrema entre coches de la misma categoría, por lo que cualquier pequeño detalle es clave durante las 24 horas que dura la prueba.



El Ford GT regresa medio siglo después a las rectas de Hunaudières en la categoría LM GTE Pro, en la que tratará de vencer al mejor deportivo de cada casa. Ferrari, Porsche, Aston Martin o Chevrolet no faltarán en la edición de 2016, que promete ser una de las más disputadas que se recuerdan.



 



Cuatro dorsales tras un sueño, ganar en el 40º aniversario



Todo tiene un porqué en la vuelta de Ford a Le Mans. Los dorsales elegidos evocan parte de la leyenda y rinden homenaje a las cuatro victorias consecutivas que la firma americana cosechó en el circuito galo. Por ello han seleccionado el #66, #67, #68 y #69, cuatro Ford GT que entre el día 18 y el 19 de junio de 2016 intentarán repetir la épica hazaña lograda 50 años atrás.



Además de los cuatro Ford GT participantes, los protagonistas serán los 12 pilotos –tres por coche– que lucharán alcanzar la bandera a cuadros en primera posición de su categoría. Las virtudes de un piloto de las 24 Horas de Le Mans son distintas a las de cualquier otro ya que además de ser rápido, debe saber trabajar en equipo, mantener la concentración en situaciones críticas como son la conducción nocturna con lluvia y tener experiencia previa en pruebas similares.



ford-24h-lemans-02.jpg



El Ford GT número 66 será pilotado por Olivier Pla, Billy Johnson y Stefan Mucke, el equipo de piloto de la unidad 67 estará formado por Marino Franchitti, Andy Priaulx y Harry Tincknell, el #68 por Joey Hand, Dirk Müller y Sébastien Bourdais y defenderán los colores del último Ford GT #69 los pilotos Richard Westbrook, Ryan Briscoe y Scott Dixon.



Entre los elegidos tenemos viejos conocidos de la Fórmula 1 como Sébastien Bourdais, expiloto de Toro Rosso; el cuatro veces campeón de la IndyCar, Scott Dixon e incluso Harry Tincknell, el ganador de las 24 Horas de Le Mans en 2014 en la categoría LMP2.



 



Ford GT, de Le Mans a tu garaje



Heredero de una gran tradición en competición, el nuevo Ford GT puede considerarse como el deportivo más avanzado hasta la fecha producido por la marca americana. Si bien en la primera generación lanzada al mercado en 2003 ya era un automóvil con unas grandes prestaciones y una estética inspirada en el mítico Ford GT40 de los sesenta, el nuevo Ford GT va un paso más allá por concepción y tecnología.



Ha sido creado desde una hoja en blanco con un único objetivo: lograr la victoria en Le Mans medio siglo después. Lo que le distingue de su antecesor es que el nuevo Ford GT 2017 ha sido desarrollado a la vez que la variante de competición, un proceso que ha permitido transferir soluciones muy innovadoras desde el primer momento.



ford-24h-lemans-03_0.jpg



El equipo a cargo del proyecto, formado por expertos de Ford Performance, el equipo Chip Ganassi Racing e ingenieros de Multimatic, trazó una hoja de ruta en la que existían tres conceptos fundamentales para concebir un vehículo ganador desde el inicio: diseño aerodinámico, peso reducido y tecnología Ecoboost.



De un primer vistazo, el Ford GT llama la atención por su inequívoca estampa de superdeportivo. Bajo, ancho y agresivo son las primeras palabras que vienen a mi cabeza. Sin embargo, tras un examen más cuidadoso, te das cuenta que hay algo más. Algo no cuadra. El habitáculo no está unido a las aletas traseras, sino que deja espacio para canalizar el aire y lograr una aerodinámica muy eficiente. Todo ello se ha conseguido gracias a cientos de horas de desarrollo en un túnel de viento.



ford-24h-lemans-04.jpg



Es sólo una de las geniales ideas de Ford, a las que se suma la aerodinámica activa gracias a un alerón posterior móvil, su estilizada carrocería en forma de cuña o la posibilidad de reducir la altura en 50 milímetros para mejorar las prestaciones según las características del circuito o carretera. Todo ello lo han logrado con un diseño espectacular sin grandes alerones o añadidos que roben protagonismo al concepto original. La zaga es quizás lo más llamativo del conjunto, con dos grupos ópticos que por la parte central sirven de salida de aire –la función por encima de la forma una vez más- junto a los intimidantes escapes traseros.



El corazón del Ford GT es otra de las grandes novedades. En posición central trasera encontramos la última joya de la tecnología Ecoboost. Un motor 3.5 V6 biturbo que envía 640 caballos a las ruedas posteriores y asociado a una caja de cambios transaxle de doble embrague y 7 velocidades. Ford siempre ha sido sinónimo de motor V8, pero en esta ocasión la competición manda por lo que se ha optado por un seis cilindros menos sediento –importantísimo para lograr un ahorro de combustible clave en pruebas de resistencia-, más ligero y con una entrega de potencia que lo haga fácil de conducir tanto para el piloto como para el aficionado. Frente al antiguo 5.4 V8 con compresor sale ganando en cifras ya que rinde casi 100 caballos más que su predecesor.



ford-24h-lemans-05.jpg



Los componentes que se acoplan al chasis de carbono son igualmente avanzados para lograr el máximo rendimiento posible. El esquema de la suspensión huye de configuraciones tradicionales y emplea una de tipo push-rod similar a la utilizada en la Fórmula 1 y en la que los amortiguadores se sitúan horizontalmente en vez de en posición vertical. Los frenos son carbocerámicos firmados por Brembo, son más ligeros y resisten mejor las altas temperaturas que los tradicionales de acero.



Tras levantar las puertas del biplaza americano, accedemos al minimalista interior en el que la fibra de carbono sigue siendo protagonista. Hay espacio justo para el piloto y copiloto, peajes que hay que pagar por un diseño enfocado a la competición. Esto condiciona también la localización de los mandos, la mayoría de ellos concentrados en el volante. No hay duda que el habitáculo ha sido creado por y para conducir, sin que en ningún momento tengamos que soltar las manos del volante, que sólo mide 340 milímetros de diámetro.



 



Los secretos del nuevo Ford GT



A menudo escuchamos a los ingenieros de competición hablar de los beneficios de la ligereza, incluso en los tiempos que corren los automóviles fabricados en gran serie comienzan a incorporar soluciones para reducir su peso y así incrementar su eficiencia. Pese a que es un tema cada vez más importante, resulta cuanto menos sorprendente como Ford ha gestionado y reducido al máximo cada gramo posible en el nuevo GT.



La diferencia respecto al resto es que ha sido concebido desde una hoja en blanco y en la cabeza de un equipo de competición para ser lo más efectivo posible en carreras de resistencia. Dada las características de este tipo de pruebas, ser el más rápido a una vuelta no es tan importante como ser fácil de conducir, fiable y ligero. Todo ello repercute en un mejor comportamiento, menos esfuerzo de los elementos mecánicos al soportar un menor peso suspendido y también reduce el consumo de combustible y de neumáticos, algo vital en una carrera de 24 horas con docenas de entradas a boxes.



ford-24h-lemans-06_0.jpg



El Ford GT en su versión matriculable es un ejemplo de cómo el mínimo peso no siempre está reñido con soluciones extremas y poco prácticas en situaciones de la vida real como pueda ser un atasco de una gran ciudad. En opción, puede encargarse que las llantas del Ford GT estén fabricadas íntegramente en ligera y resistente fibra de carbono. No son baratas ni fáciles de producir pero el resultado compensa: se reduce el peso no suspendido en 1 kilo por llanta y además se reduce la inercia un 25%, y también mejoran el confort al reducir el ruido de rodadura.



No menos espectacular es el chasis de la máquina americana, construido también en fibra de carbono, que mejora la rigidez y el peso respecto a uno convencional de aluminio o acero, siendo el primero de las tres generaciones que emplea este material para el bastidor. En el interior, los asientos son fijos y se integran en la estructura de carbono por lo que se elimina de un plumazo herrajes y estructuras para ajustar su posición. A cambio los pedales y volante son regulables para adaptarse a cualquier conductor.



ford-24h-lemans-07_0.jpg



La lista de detalles en la lucha contra el peso es interminable: es el primer coche de calle que emplea la tecnología Gorilla Glass en los cristales –los hace más resistentes y 5 kilos más ligeros–, los paneles de la carrocería en carbono, el sistema de escape aligerado que acaba en dos salidas tipo bazooka, los subchasis de aluminio, los frenos Brembo carbocerámicos o el nuevo motor 3.5 V6 Ecoboost desarrollado por Ford Motorsport, más ligero, potente y eficiente que el anterior V8 atmosférico.



Paso a paso, gramo a gramo, cada una de las innovadoras soluciones empleadas en el Ford GT permiten parar la báscula en poco más de 1.300 kilos. Si añadimos a la ecuación sus 630 caballos, el resultado es el uno de los superdeportivos de la historia con mejor relación peso/potencia.



 



Un éxito desde su nacimiento



Las soluciones tecnológicamente muy avanzadas hacen al Ford GT un automóvil complejo de producir. Piezas y procesos realizados a mano y cada detalle cuidado al máximo para lograr cumplir las expectativas creadas. Por ello, ya desde su nacimiento iba a ser un coche de tirada muy limitada. Tan sólo se van a producir 500 unidades a un ritmo de menos de un coche al día, cifras alejadas de la producción en masa empleadas por la industria en la actualidad.



Lo que Ford no tenía previsto es que durante los apenas 30 días en el que estuvo abierto el plazo de reserva de su nuevo superdeportivo, ¡más de 6.500 personas quisieran comprar uno! El entusiasmo llegó a tal nivel que incluso han recibido vídeos y cartas de presentación intentando convencerles de porqué deben ser elegidos para tener en su garaje el nuevo Ford GT.



configurador-ford-gt.jpg



Para los que no disponemos de los cerca de 400.000 euros que costará, Ford ha querido hacernos partícipes, además de mostrándonoslo en las carreras, con una configurador virtual en el que puedes crear el Ford GT de tus sueños. Hasta la fecha, la iniciativa ha sido un rotundo éxito ya que se han superado las 200.000 visitas a la web oficial.



No hay duda que nos encontramos ante uno de los coches icónicos del automovilismo americano, reinventado para una ocasión muy especial y que este fin de semana puede hacer historia reeditando el título en las 24 Horas de Le Mans. ¡Suerte y a por la victoria!

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
3 comentarios
Imagen de Vettelloca

¡¡Bravo por Ford!!, gran trabajo en clasificación y excelente victoria para conmemorar aquellas victorias de los ya algo lejanos años 60, y quizas para contribuir a forjar un poco mas la leyenda del mítico Ford GT.

Imagen de birongacitua

[#1 Vettelloca] Junto con el McLaren F1 GTR, el Ford GT es de esos coches que Le Mans lo tienen en el alma.
De que Ford tiene opciones para ganar, las tiene, pero con lo evolucionado que esta ese 911 RSR y el Corvette C7R (según lo visto en las WTSC) las va a tener dificil, pues ni hablar de los AF Corse.

Imagen de Vettelloca

Una palabra define a este deportivo: Mítico
Me encanta, quizas una de las mejores creaciones americanas, quien tuviera dinero para tener un garage una joya como esta.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top