NOVEDAD

Ford GT 2017: La esencia de Le Mans en carretera

El V6 de 3.5 litros del Ford GT ofrece una potencia de 656 caballos y 746 Newton metro

Fruto de estas prestaciones, acredita una velocidad máxima de 347 kilómetros/hora

El deportivo cuenta con los modos de conducción Normal, Wet, Sport, Track y V-Max

AmpliarEl Ford GT supera a nivel prestacional a modelos como el McLaren 675LT o el Ferrari 488 GTB - SoyMotorEl Ford GT supera a nivel prestacional a modelos como el McLaren 675LT o el Ferrari 488 GTB

El Ford GT ya es una realidad, más allá de las soluciones revolucionarias en su diseño o de los miles de clientes que intentaron reservar una de las 500 unidades que serán fabricadas. No obstante, por fin conocemos sus prestaciones reales, ya que la marca ha desvelado que el motor V6 de 3.5 litros del Ford GT acredita 656 caballos de potencia y un par de 746 Newton metro. ¡Casi nada!


A nivel visual, la carrocería del GT incluye tomas de admisión y deflectores aerodinámicos para dirigir el flujo del aire, de tal modo que el coche ofrezca la menor resistencia al avance en aceleración y la carga aerodinámica precisa en su paso por curva. De hecho, todo su diseño se ha focalizado en la eficiencia aerodinámica. De hecho, el diseño de su frontal permite canalizar el aire bajo el capó y lo redistribuye para potenciar el trabajo de su difusor y de su alerón trasero retráctil, dos de sus señas de identidad a nivel visual.



3_2.jpg



Otra de las claves de su diseño es que el Ford GT será el primer vehículo de producción que equipará un parabrisas de cristal Gorilla Glass, un tipo de cristal sintético desarrollado en exclusiva por Corning en Estados Unidos y que es más resistente ante arañazos y pequeños golpes que el cristal habitual. El nuevo parabrisas de Gorilla Glass híbrido sustituirá al habitual parabrisas de cristal laminado que ha utilizado Ford y la inmensa mayoría de las marcas en los últimos años. Estos están compuestos por dos capas de vidrio unidas por una capa termoplástica.



Cada detalle es importante, como demuestra su estuche de personalización en fibra de carbono, dentro del cual Ford ofrece un completo kit para elegir todas las opciones de personalización de cada Ford GT. El estuche se abre con el mismo sistema que se usará para abrir las puertas del coche. Dentro, el usuario podrá probar en distintas piezas en miniatura el color de la carrocería y las franjas que la cruzan, el diseño de las llantas o el color de las pinzas de frenos. El estuche cuenta con un espacio en blanco para solicitar la matrícula que desee el cliente.



En esta línea, el Ford GT ofrecerá en opción unas llantas de fibra de carbono similares a las que equipa de serie el Shelby GT350R Mustang. La compañía australiana Carbon Revolution ha sido la responsable de su desarrollo, aunque en el caso del Ford GT son todavía más ligeras y exclusivas que las de su hermano. Estas nuevas llantas de carbono miden 20 pulgadas de diámetro, 8,5 pulgadas de garganta en el caso de las delanteras, y 11,5 pulgadas para las traseras. El resultado es el ahorro de 1 kilogramo por rueda respecto a las llantas normales de aluminio que equipa de serie.



ford_gt_soncept_5.jpeg



A nivel mecánico, el Ford GT equipa un motor V6 de 3.5 litros con una potencia de 656 caballos de potencia y 746 Nm de par máximo. Datos que le colocan a nivel prestacional por encima del Porsche 911 Turbo S y su motor bóxer de seis cilindros y 3.8 litros, a la par de los McLaren 675LT y Ferrari 488 GTB. Más allá de la potencia, una de las claves tecnológicas para entender el potencial del Ford GT es el sistema anti-lag que permite mantener la presión de los gases de escape del turbo.



No obstante, el Ford GT tiene un peso de 1.360 kilogramos y una relación peso/potencia de 2,07 kilos por caballo, lo que a su vez le permite alcanzar una velocidad máxima de 347 kilómetros por hora. Con todo, quizá donde marca mayores diferencias respecto a sus rivales directos es a nivel aerodinámico. Gracias a sus sistemas de aerodinámica activa, el Ford GT ya le ha pasado la mano por la cara al McLaren 675LT y al Ferrari 458 Speciale en Calabogie Motorsport Park. Lo dicho, estamos ante un animal con mucho pedigrí.



256.jpg



Mirando en su interior, el detalle más notable es la pantalla digital de diez pulgadas tras el volante, que además de dar un toque futurista al Ford GT, facilita la comprensión de los datos al conductor. Una pantalla que sirve para ver de un vistazo todos los datos importantes en torno al pilotaje de este Ford GT, incluidos los cinco modos de conducción –Normal, Wet, Sport, Track y V-Max. Una de las curiosidades en torno a esta pantalla es que cada modo de conducción presenta menús y colores personalizados, haciendo especial hincapié en los datos y valores más importantes de cada modo.



Cada modo de conducción tiene sus características. El modo 'Normal' es para el uso diario, fija la altura de la carrocería en 120 milímetros. En este modo no se puede tocar el control de tracción y el ESP. El alerón trasero se despliega a 145 kilómetros por hora. Está disponible el modo confort de la suspensión, igual que en el modo de conducción 'Wet'. Este segundo modo parte de la configuración del modo 'Normal', pero con ajustes en la sensibilidad de acelerador para mejorar el agarre en condiciones de asfalto mojado. Es el modo en el que el Ford GT presenta un comportamiento más dócil.



ford-gt-66-heritage-edition-1_002.jpg



El modo 'Sport' saca a relucir las bondades del motor V6 de 3.5 litros EcoBoost del deportivo. La respuesta del acelerador es más contundente, entra en acción el sistema anti-lag del motor y se pueden ajustar el control de tracción y el ESP con tres ajustes adicionales para controlar el deslizamiento, derrape y sobreviraje permiten dibujar una nueva dinámica en el vehículo. La distancia al suelo se mantiene de la carrocería se mantiene en 120 milímetros.



El modo 'track' da un paso más y optimiza el rendimiento del Ford GT para rodar en circuitos. La suspensión baja 50 milímetros y la dureza del amortiguador crece. El alerón trasero se despliega por completo y la aerodinámica activa pasa a ofrecer el downforce máximo. Todos los aspectos del coche están optimizados para mejorar el paso por curva. Por últmo, el modo 'V-Max' busca la velocidad máxima lineal, con los elementos aerodinámicos ofreciendo la menor resistencia posible. Se podría decir que este modo es perfecto para una 'drag race'. En este modo alcanzará los 347 kilómetros por hora.




Cada aspecto del Ford GT se puede apreciar en su configurador, disponible en su web y que sirvió para aceptar las primeras solicitudes de los clientes. Con todo, sólo 500 privilegiados optarán a comprar el deportivo real, previo paso por un proceso de selección que ha evitado entre otras cosas la especulación unida a este tipo de vehículos. Además, el configurador sirve para diseñar nuestro Ford GT soñado, pudiendo elegir entre ocho colores de carrocería, siete tonos de las bandas de competición, algunos detalles exteriores como el color de las pinzas de freno o las llantas y el color de contraste en la tapicería interior.



Y por si fuera poco, Ford Performance también ha publicado en su canal oficial de Youtube algunas de las pruebas a las que ha sido sometido el Ford GT durante su desarrollo. Es el caso de los test en condiciones extremas de agua, el superdeportivo se enfrenta a una suerte de canal en el que tiene que 'surcar' las aguas. Está claro que el Ford GT está listo para enfrentarse a cualquier circunstancia, como también queda patente en las primeras pruebas que han hecho revistas especializadas del deportivo de Ford.


Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top