ORO AZUL

La escasez de cobalto pone en jaque el futuro del coche eléctrico

Se trata de un material fundamental para las baterías de este tipo de vehículos

Su precio se ha disparado un 50% desde septiembre de 2016

AmpliarCobalto: oro azul para el coche eléctrico - SoyMotor.comCobalto: oro azul para el coche eléctrico

El cobalto es un material fundamental para las baterías de los coches eléctricos y sobre todo para su aumento de capacidad. Es verdad que el mineral se encuentra en muchos otros aparatos de la vida moderna, como ordenadores, móviles o neveras. Pero es desde el campo automovilístico que nos preocupa.

La gran mayoría de la producción mundial se encuentra en la República Democrática del Congo y ese es uno de los principales problemas para los países occidentales. En la región de Katanga se estima que se encuentra más de la mitad de las reservas del mineral en todo el mundo.
Ante ese panorama, el Congo es el que dicta el precio del material, pero al tratarse de un país en eterno conflicto bélico y revueltas sociales, unido a epidemias como la fiebre amarilla, que hace sólo unos días se ha declarado extinguida, el precio del cobalto fluctúa de manera incontrolada y muchos de esos conflictos son por el cobalto.

De este modo, el precio se dispara desde septiembre de 2016, con aumentos del 50% que colocan el precio del material en niveles de 2010, a precios prohibitivos. Además, no sólo se trata de obtener el mineral, sino luego de separarlo del cobre y el níquel, lo que poco a poco se encarece más y más, el material que se suministra definitivamente a las empresas que lo utilizan en las baterías y que nutren a las casas automovilísticas.

cobalto_soy_motor_0.jpg

Ante esta situación, se produce un fuerte movimiento especulativo de los mercados, con empresas que intentan acaparar grandes suministros del mineral, con miras al futuro y a poder tener una reserva abundante de lo que va a ser imprescindible. Se estima que en 2021 se venderán unos 4’4 millones de coches híbridos y eléctricos. Y necesitan cobalto.

Pero no sólo son las empresas. España compró el año pasado 5.000 toneladas de cobalto, pensando en el suministro necesario para el sector. Estados Unidos hace lo propio e incluso un grupo de inversión se ha hecho con el control del 100% de la mina más importante de cobalto, la de Mutanda, en la República Democrática del Congo.

Se espera, sin embargo, una escasez de material en años venideros, tanto por la propia extracción como por la falta de inversiones en su refinado. El problema no es pequeño y puede afectar realmente a la producción de muchos aparatos. Entre ellos, al futuro del coche eléctrico. Cobalto, ese oro azul que se ha colocado en el centro del huracán de los mercados.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top