PIKES PEAK

Enviate Hypercar: aerodinámica española en Pikes Peak

AmpliarEnviate Hypercar Pikes Peak 2017 - SoyMotor.comEnviate Hypercar Pikes Peak 2017 - ©Timoteo Briet

La ingeniería española estará presente este año en la carrera de montaña más importante de la temporada, el Pikes Peak International Hill Climb, que se disputa el 25 de junio. El castellonense Timoteo Briet ha sido el responsable de los estudios aerodinámicos del hypercar Enviate.

El aire es un elemento fundamental con el que los ingenieros de competición trabajan cada día para construir vehículos más rápidos. No obstante, la normativa no siempre ofrece toda la libertad de la que los técnicos precisan para explorar los limites de la física y las posibilidades de sus creaciones. Por suerte, todavía quedan pequeños reductos en los dar rienda suelta a la creatividad y diseñar máquinas excepcionalmente veloces. Pikes Peak International Hill Climb es uno de esos reductos y el hypercar Enviate apela a conquistarlo.

enviate_hypercar_test_0.jpg

© Timoteo Briet

En la categoría Unlimited de la sibida a Pikes Peak, los ingenieros de prototipos creados expresamente para la ocasión –sujetos a unos requerimientos mínimos–, pueden hacer aflorar toda su creatividad para explorar las múltimples posibilidades que el aire concede.

enviate_hypercar_flijo_lateral.jpg

© Timoteo Briet

En la edición de 2017, un coche creado desde la pasión participará en la legendaria prueba de montaña para mostrar todo su potencial. Se trata del Enviate Hypercar, un proyecto francés en el que ha colaborado muy activamente un español, el castellonense Timoteo Briet Blanes, un ingeniero al que hace 18 meses le propusieron sumarse al proyecto, a través de Sébastien Lamour: “Contactó conmigo para ver la posibilidad de echarle una mano en el diseño de un coche para la famosa subida a Pikes Peak, y por supuesto no pude ni quise negarme a este apasionante reto de ingeniería. Mi aportación debía ser ideas de posibles sistemas o modificación de geometrías, así como análisis aerodinámicos mediante simulación CFD”.

enviate_hypercar_cad.jpg

© Timoteo Briet

Lamour, que actualmente trabaja como diseñador en el equipo Sauber de Fórmula 1, pero que también estuvo enrolado en el equipo de Henri Pescarolo en resitencia, nos cuenta cómo surgió la idea de fabricar este coche: “Cuando me encontré con el chasis de Cody Loveland en el verano de 2015, un coche carente de cuerpo, pensé que eso era exactamente lo que yo había diseñado a partir de una hoja en blanco, un chasis de un automóvil cerrado. Entonces ofrecí mis servicios para el desarrollo de la aerodinámica del coche. Me enfrasqué en el proyecto por pura pasión y el amor por unos locos desafíos. De esta forma, por las tardes, después de mi trabajo en Sauber F1, empecé el estudio como un cruce entre un Fórmula 1 y los prototipos de Le Mans”.

enviate_hypercar_chasis.jpg

© Timoteo Briet

Y eso es lo que vemos en las fotografías. Un monoplaza carenado, posición central de pilotaje, bajo y anguloso. Cada curva, cada rincón de la carrocería tiene un objetivo. Y el resultado es impresionante. Nos cuenta Timoteo Briet que: “Es una bestia de coche con más de 1.100 caballos de pura potencia, unos neumáticos enormes y una cuidada aerodinámica que ofrece más de 1.000 kilos a 200 kilómetros/hora. El camino no ha sido fácil pues ha sido necesario adecuar el coche, aerodinámicamente hablando, en balance, carga pero también en drag, con innumerables ensayos sobre muchos diseños, modificaciones de carrocerías y elementos diversos.”

enviate_hypercar_flujo_frontal.jpg

© Timoteo Briet

El resultado es impresionante desde cualquier ángulo. Pero en la veloz carretera al Pikes Peak también hay curvas muy cerradas. Curvas en las que el coche tiene que ser dócil sin perder rendimiento, más aún teniendo en cuenta la lógica pérdida de carga aerodinámica conforme se asciende. Sin embargo, según Lamour, “El objetivo era tener un auto generando mucha carga aerodinámica, incluso sacrificar la suavidad del coche.  El coche debería generar una gran cantidad de carga aerodinámica en muchas actuaciones dinámicas, y no perder mucha, con la altura con respecto al nivel del mar.”

enviate_hypercar_suelo.jpg

© Timoteo Briet

Esta bestia, según Briet, será “fácil de pilotar”. Fundamental que las reacciones del coche sean previsibles, controlables. Es algo que el piloto que lo conducirá el próximo 25 de junio, Paul Gerard, necesitará si quieren optar a la victoria. Pero no se trata de la versión definitiva, todavía. Aún quedan retoques, estudios, análisis para mejorar lo que ya parece ser una máquina de competición excelente, desarrollada exclusivamente por la vía del CFD, a las que ha estado a cargo nuestro compatriota.

enviate_hypercar_frontal.jpg

© Timoteo Briet

El sueño de todo ingeniero. Trabajar sin limitaciones, o casi. Poder tener la cabeza en las nubes con los pies en el suelo. Pero sabiendo que en la 'carrera hacia las nubes', como se conoce a la prueba estadounidense, la atención por el detalle es fundamental, juntándola siempre con la pasión por el automovilismo. La belleza de moldear el aire para ser más rápido, creando una forma radical que otorgue ese plus que la convierte en ganadora.

enviate_hypercar_trasera.jpg

© Timoteo Briet

Este es el Enviate Hypercar. Las nubes ya le esperan.

enviate_hypercar_pista.jpg

© Timoteo Briet

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top