DIÉSEL-GATE

El FTC demanda a Volkswagen por publicidad engañosa

La publicidad 'Clean Diesel' le puede explotar en la cara al Grupo Volkswagen

La Comisión Federal de Comercio (FTC) de EE.UU. ha demandado a Volkswagen

La firma se expone a una multa monumental, todo al margen de sus anteriores demandas

AmpliarEste es uno de los anuncios considerados como 'marketing engañoso' de Volkswagen - SoyMotorEste es uno de los anuncios considerados como 'marketing engañoso' de Volkswagen

El 'diésel-gate' sigue coleando, o mejor dicho, vuelve a ser actualidad. Por sí no fuera suficiente con los procesos legales que tiene el Grupo Volkswagen en relación a las demandas del EPA y del Departamento de Justicia, ahora se suma una nueva preocupación. La Comisión Federal del Comercio (FTC) se ha querellado contra Volkswagen a raíz de la publicidad engañosa realizada por la marca con es eslogan 'Clean Diesel'.

Esta denuncia del FTC en relación a la publicidad engañosa del Grupo Volkswagen tiene dos objetivos, compensar económicamente a los consumidores afectados por el fraude de los motores diésel y sus emisiones de NOx e impedir que Volkswagen pueda utilizar una estrategia de marketing cargada de falsedades. De esta forma, la multa impuesta a Volkswagen sería destinada a los propietarios y arrendadores de vehículos Volkswagen y Audi adquiridos entre finales de 2008 y finales de 2015.

24626.jpg

Aunque es difícil hacer un balance final, sobre todo porque las causas están abiertas y todavía podemos encontrar nuevas consecuencias legales, el panorama del Grupo Volkswagen en Estados Unidos es cuanto menos desolador. Hasta la fecha, se estima que la suma de las multas y sanciones que recibirá Volkswagen por las diversas causas medioambientales y de fraude se acerca a los 46.000 millones de dólares. Una cifra tan monstruosa y a la vez casi 'anecdótica' según las estimaciones de sanción a tenor de esta querella del FTC.

Posibles pactos y reducciones de las multas al margen, lo único evidente es que el 'diésel-gate' ha dejado una gran cicatriz en la industria automotriz americana. Una herida que no se curará con las distintas multas que reciba el Grupo Volkswagen, ya que lo que se ha visto mermada es la confianza del consumidor americano, especialmente pasional. La tecnología y motores diésel, así como las distintas marcas afectadas del Grupo Volkswagen tienen una cruz que tardará en borrarse muchos años.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top