CURIOSIDAD

El asiento infantil que hoy te podría enviar a la cárcel

Llevar un niño en el asiento delantero supone una multa de 200 euros y la pérdida de tres puntos del carnet de conducir

En caso de accidente, los padres podrían ir a la cárcel y perder la custodia del menor

Los cinturones y airbags eran eficientes para adultos pero no para los más pequeños

AmpliarEl asiento infantil con el que irías a la cárcel - SoyMotor.comEl asiento infantil con el que irías a la cárcel

En el modelo Bugeye Sprite –lanzado a finales de los años 50 y ahora ya casi olvidado–, los más pequeños se situaba muy cerca de la palanca de cambios y viajaban sin sujección alguna. Lo que ahora nos sorprende, antes era 'lo normal', de la misma manera que hace más de 20 años ningún vehículo llevaba cinturones en las plazas traseras y ahora sería impensable.


En los últimos años, la normativa europea no ha parado de evolucionar con el objetivo de mejorar y reforzar la seguridad dentro de los vehículos, sobre todo de los más pequeños, y para muestra, un botón. Este Bugeye Sprite incorporaba un asiento para niños que, de existir en la actualidad, mandaría a los padres de la criatura a la cárcel en caso de accidente o lesión y al pequeño, de cabeza a Servicios Sociales. 







Al contrario que las sillas actuales, la del Bugeye Sprite tenía cuatro patas de metal y no incorporaba cinturón alguno. Como si se tratara de un juego, el niño quedaba sentado a pocos centímetros del cambio, de tal manera que cualquier accidente que ocurriese, por pequeño que fuera, sería trágico. Seguro que todos esos niños que viajaron en un coche así y sobrevivieron, ahora, a sus 80 años, tienen recuerdos apasionantes que compartir. 

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
3 comentarios
Imagen de sergioq4

Comparto y coincido con Raulos. Hoy en día son todos caracoles Flanders pro-seguridad

Imagen de Raulos

Nunca me han subido en uno de esos coches, pero recuerdo que mi padre nos permitía sentarnos en el asiento del copiloto siendo niños, obviamente sin cinturón de seguridad, ya sea que el coche lo tuviera equipado, haciendo eses por la carretera a toda velocidad... la verdad nunca tuvimos un accidente... eso sí, muchos recuerdos muy emocionantes. Indudablemente, mi padre era un gran conductor, nunca se dejaba distraer por nada mientras conducía... y sus hijos siempre le teníamos absoluta confianza. Otros tiempos, pero no cambiaría a mis padres ni por los mejores padres de la actualidad, no les llegan ni a la suela del zapato. Saludos.

Imagen de CaNNaBiC

Que tiempos...

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top