ELECTRIC GT

Di Grassi y Payá prueban el Tesla Model S de la Electric GT

Di Grassi está involucrado en los coches eléctricos desde los inicios de la Fórmula E

El brasileño fue el desarrollador de la primera unidad Roborace

Payá no sólo es piloto: también es el cofundador y director técnico del Electric GT

AmpliarDi Grassi y Payá prueban el Tesla Model S  de la Electric GT - SoyMotor.comEl Tesla Model S para la prueba en el circuito de Vallelunga

El actual subcampeón de la Fórmula E Lucas di Grassi probó el nuevo Tesla Model S para Electric GT sobre el trazado italiano de Vallelunga el pasado sábado. El brasileño completó más de 20 vueltas al volante del Model S P85+ de Tesla por la mañana, mientras que por la tarde fue Agustín Payá –cofundador y director técnico del Electric GT, además de piloto–, quien se sentó en el Tesla para conducirlo sobre la pista mojada.

Al ser un piloto pionero de las nuevas tecnologías sostenibles, Di Grassi reveló qué es lo que le impulsa a afrontar este tipo de incursiones en categorías del deporte de motor con menos seguimiento de aficionados.

"Como con cualquier otra tecnología nueva, quiero estar involucrado y entender lo que quieren lograr", explicó el brasileño en declaraciones a Autosport. "El coche es muy ágil porque la mayor parte del peso está en la parte trasera, el centro de gravedad es muy, muy bajo y eso es lo que se necesita en un coche de carreras. Hay muy poca fuerza aerodinámica –tiene un alerón trasero y un spoiler delantero–, pero el agarre mecánico es bastante impresionante", comentó sobre el prototipo de competición de Tesla, del que opinó que puede llegar a ser el "más rápido a una vuelta".

Sin embargo, no son todos halagos para el modelo eléctrico. "El problema es que el coche tiene limitaciones térmicas", remarcó Di Grassi. "Puedes tener un coche muy rápido en una vuelta de clasificación, pero luego vuelves a la potencia nominal durante 15 o 16 vueltas. El reto será pilotar lo más rápido posible sin sobrecalentar el motor", comentó Di Grassi.

El P85+ es de tracción trasera y tiene una potencia máxima de 380 kilovatios –516 caballos–, pero la potencia nominal es aproximadamente del 50% de esos valores. El modelo que se utilizará en la Electric GT –que será el P100LD de tracción integral–, deberá aumentar su potencia máxima hasta 585 kilovatios –795 caballos–, para que la potencia nominal quede en torno a los 380 kilovatios.

El brasileño confía en que la versión definitiva se convertirá en el coche más potente de las series GT. "Estoy convencido de que el modelo final, con sus máximas propiedades, será tan rápido como un coche GT3 y sospecho que tendrá una relación de potencia-a-peso similar a los coches LMP2", agregó.

¿Estarán a la altura de los GT500 de GT y del Super GT? Sería una buena medida de marketing cuando la serie haga su primera carrera. "Puede ser el coche GT más rápido que hay a una sola vuelta, pero no para una distancia de carrera. Hay que minimizar el problema térmico y la administración de la batería, y para esto precisa de un buen paquete de carga aerodinámica", recomendó Di Grassi.

El inicio de la serie Electric GT sigue los pasos de su 'prima', la Fórmula E. La primera carrera será a mitad de este año y se correrán en circuitos permanentes como Silverstone y Nürburgring. Lucas di Grassi también desea hacer historia en esta categoría y espera que Audi le dé la autorización para competir. "Sería bonito ser el primer ganador de la Fórmula E y añadir la primer victoria en la Electric GT".

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top