Reportaje

¿Cómo se crean los nombres de los coches?

Deben ser fáciles de pronunciar y recordar e ir en línea con el diseño e imagen de marca

Grandes batallas entre fabricantes se ha librado por un nombre comercial

AmpliarNOmbres de los coches -SoyMotorEl 911 inicialmente iba a ser Porsche 901, pero Peugeot ya lo tenía registrado.

Fáciles de pronunciar en varios idiomas, en línea con el diseño e imagen de marca y con una sonoridad que lo hagan fácil de recordar. Así se rompen la cabeza las marcas para dar con el nombre perfecto para sus modelos.


En el siglo XXI en el que la comunicación y el marketing son clave para vender cualquier producto, toman especial importancia a la hora de elegir la denominación o nombre comercial ideal para los nuevos modelos. 



La dificultad va en aumento ya que cada vez hay menos nombres sin registrar lo que unido al enfoque del mundo como un mercado global, exige un nombre llamativo, sencillo y fácil de pronunciar en los máximos idiomas. Es sin duda el primer paso para dar un empujón a un nuevo modelo.



Los nombres no siempre son adecuados para todos los mercados; malsonantes o asociados a aspectos negativos, las marcas los modifican para no restar atractivo comercial. Seguro que conoces el Mitsubishi Montero, llamado así en España aunque su nombre original es Pajero. Otros son el Nissan Moco o Mazda Laputa. 



laputa_0_0.jpg



Recientemente cambiaron el nombre del Tata Zica para que no se asociase a la epidemia con el mismo nombre, sustituyéndolo por Tata Tiago. Sin duda el patrocinio con un conocido equipo madrileño de fútbol les sirvió de inspiración.



Esto va de familias



No son pocas las marcas que pasan de rompecabezas y apuestan por denominaciones con siglas comunes. Y de esto los alemanes saben un rato, más allá de sus denominaciones internas, Audi, BMW o Mercedes siguen un mismo patrón como si se tratasen de familias. Se trata de un método algo anticuado, pero muy efectivo ya que se mantiene invariado durante décadas, por lo que el consumidor acaba por asumirlos y conocerlos perfectamente.



Audi elige la A para sus berlinas y automóviles compactos (A1, A3, A5, A6, A7 y A8) y la Q para sus SUV Q1, Q3, Q5 y Q7. BMW utiliza desde los ochenta las denominadas Series, sus roadsters usan la sigla Z y los más deportivos la M de BMW Motorsport. Clase A, B, C o S son algunas de las denominaciones de las distintas familias de Mercedes, también cuentan con algunas con dos o tres letras como CLS o SL. Las siglas AMG son exclusivas de las versiones más potentes. 



BMW y Mercedes añaden cifras detrás para indicar el cubicaje del motor, aunque con el downsizing actual encontramos como se ha desvirtuado un poco, ya que por ejemplo el BMW 330 actual no es un 3.0 6 cilindros sino un bloque turbo de menor cilindrada.



gti_0.jpg



Las versiones más deportivas en la actualidad emplean masivamente las denominaciones R, S, RS, Sport. No podemos pasar por alto el gran segmento GTI que alude sobre todo a compactos y urbanos, un término creado por el VW Golf hace ya más de 30 años.



Los “Eco” están de moda



Con la llegada del siglo XXI y una creciente preocupación por el medio ambiente, las versiones especialmente respetuosas con el medio ambiente florecieron como setas en primavera.



Aquí también hubo disputas para hacer con denominaciones: Ecomotive en Seat, Efficient Dynamics en BMW, motores EcoBlue en Ford o Ecoflex en Opel. Eso sí, todos ellos comparten la denominada función Start-Stop, que detienen el motor durante paradas en los semáforos para ahorrar.



Batallas por un nombre



No menos recordadas son las pugnas entre grupos automovilísticos por las denominaciones. Se han llegado a pagar enormes sumas por lograr unas siglas concretas. Famoso es el culebrón de casi un año que mantuvo en vilo en Audi: movieron cielo y tierra para poder adquirir los nombres Q2 y Q4 al grupo Fiat Chrysler Automobiles.



Lo que menos saben es que el mítico Porsche 911 iba a ser llamado inicialmente Porsche 901. Sin embargo, Peugeot se había adelantado al registrar la mayoría de cifras con un cero entre medias y finalmente el deportivo alemán se llamó nueveonce.



mitsubishipajero_0.jpg

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top