CURIOSIDAD

Los coches de Bernie Ecclestone: ¡Menuda colección!

AmpliarThin Wall Special, Ferrari 375, Ferrari 555 Supersqualo, Mercedes W196 y Maserati 250F Thin Wall Special, Ferrari 375, Ferrari 625, Mercedes W196 y Maserati 250F de Berni Ecclestone

Bernie Ecclestone ya no es el amo y señor de la Fórmula 1. Pero eso no significa que su amor por los coches se haya desvanecido. De hecho, su colección es de las mejores del planeta, formada a base de tiempo y, por supuesto, mucho dinero.

En el aeropuerto de Biggin Hill, en Londres, un hangar contiene algunas de las joyas más buscadas entre los coches de calle y los de competición. Por ejemplo, allí encontramos a dos de los monoplazas de Gran Premio más codiciados y admirados. Por un lado, el Mercedes W125 con el que Rudolf Caracciola se hacía con el segundo campeonato de Europa de Conductores. A su lado, el gran rival, el Auto Union Type C, con el que Bernd Rosemeyer lograba en 1936 el título de campeón. Aunque ambos modelos son de 1937. Eso sí, el Mercedes fue el coche de Gran Premio más potente, con sus más de 700 caballos, hasta la escalada de los turbo en los ochenta.

mercedes_w125_rudolf_caracciola_0.jpg

También hay rarezas, como el Connaught B-Type de 1955, un coche típicamente inglés, que no logró grandes resultados, pero que no dejó de ser orgullo y bandera de los británicos en el automovilismo, junto con los BRM y Vanwall, en los años cincuenta. Con un Connaught, Bernie intentó clasificarse en el GP de Mónaco de 1958.

connaught_b-type_0.jpg

También posee un Vanwall VW10 de 1956, de agridulce recuerdo. Por un lado, fue el primer coche que ganó el campeonato de constructores en 1958. Pero ese mismo año, en el G.P. de Marruecos que cerraba la temporada, el amigo y protegido de Ecclestone, Stuart Lewis-Evans, perdería la vida tras sufrir severas quemaduras en un accidente.

vanwall_vw10_de_1956_0.jpg

Pero no sólo de coches ingleses vive el hombre, y Ecclestone nunca ha ocultado su admiración por Ferrari, tanto por Enzo, como por sus coches. Tiene un rarísimo 125 Thin Wall Special, pero más importante aún, posee el 375 que venció el GP de Gran Bretaña de 1951 en las manos de José Froilán González, siendo la primera victoria de la Scuderia en el campeonato del mundo de F1. Junto a ellos, un 312 de 1966, un 312 y un 312T3, además de un 555 Supersqualo y otros modelos del Cavallino Rampante.

1952-ferrari-375-f1-thinwall-special-1_0.jpg

Obviamente, tiene algunos de los que fueron los coches de su equipo, Brabham, como el legendario BT46B 'fan car', el coche equipado con un ventilador que le dio a Niki Lauda la victoria en el G.P. de Suecia de 1978, y que fue prohibido –con el beneplácito y sin oposición de Bernie– al siguiente Gran Premio. Pero hay más Brabham: un BT44B, un BT49, BT50 entre otros.

bt46b_fan_car_0.jpg

Pero volvamos a los italianos. En el hangar hay una rarísima joya. Allí se encuentra un Lancia D50, de los que sobreviven en estado original muy pocos. No, no es un Lancia-Ferrari de 1956 –que también tiene uno–. Es un Lancia D50 de 1954. De los primeros fabricados, y que debutaron en el GP de España de ese año, en Pedralbes.

lancia_d50_de_1954_0.jpg

 

¿Seguimos?

Por supuesto, no falta un Maserati 250F, o un Talbot-Lago 126C, ni un Mclaren M23. En definitiva, Bernie Ecclestone podría montar un festival de Formula 1 histórica él sólo con todas sus joyas. De hecho, ahora que va a tener mucho tiempo libre, podría planteárselo: los aficionados le estarían muy agradecidos.

ecclestone_collection-car2.jpg

Si hablamos de coches de calle, la lista es aún más y más larga, con modelos muy buscados, y algunas rarezas, como el Lancia Astura Convertible Sedan que Benito Mussolini le regaló a Adolf Hitler. Pero allí hay Ferrari, Mercedes, Alfa Romeo, Mini, Ford, Cadillac y una larga lista de todas las marcas y épocas

mussolinis-lancia-astura_0.jpg.

Siempre ha dicho que no los conduce, sólo los contempla de vez en cuando. Un tipo peculiar, este Bernie. Ahora va a tener el tiempo para conducirlos si quiere. Pero siendo como es Mr. E, seguro que no va a ser el típico jubilado que ve pasar el tiempo. En la F1 se le va a echar de menos.

Si te interesa esta noticia
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top