ACTUALIDAD

Coche autónomo en España: del congreso a las 'C-Roads'

Todo comenzó con la proposición de ley del Partido Popular en torno al coche autónomo

Para su efectivo desarrollo se necesita una profunda revisión de la legislación vial

La irrupción del proyecto europeo 'C-Roads' supone un paso más en esta apuesta

AmpliarFoto de la ruta realizada entre Vigo y Madrid por un vehículo Citroën equipado con tecnología de conducción autónoma - SoyMotorFoto de la ruta realizada entre Vigo y Madrid por un vehículo Citroën equipado con tecnología de conducción autónoma

El Partido Popular defendió el pasado 10 de octubre la primera Proposición de no ley (PNL) a favor de las reformas legales para que los vehículos autónomos puedan circular por las carreteras españolas. Esta iniciativa, que también supondría un gran impulso para el desarrollo de esta tecnología al ampliar su mercado en Europa, pretende eliminar las lagunas nomotéticas vigentes en esta materia. Como consecuencia de este gran paso, España invertirá nueve millones de euros en el proyecto 'C-Roads'.

Según declara la entidad que lidera el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la legislación actual no autoriza el uso de pilotos automáticos a particulares. Sólo los mismos fabricantes, las universidades y determinados consorcios, con fines meramente científicos y en situaciones controladas, pueden probar estos recursos en algunas vías, por lo que la principal traba en este aspecto es meramente reglamentaria.

coche-autonomo-dreamsteam.jpg

Por esa razón, los 'populares' ven muy necesario acomodar un nuevo marco legal que consienta la sustitución de las antiguas leyes que regían el ecosistema vial, la mayoría sin permutas desde hace más de medio siglo, por otras actualizadas y capaces de “sentar las bases para que los primeros automóviles 100% autónomos puedan circular libremente y con total seguridad”, al igual que un vehículo convencional con mandos manuales.

La proposición no de ley en cuestión también incluye una sugerencia para “promover la creación de una agrupación de pymes altamente innovadoras en la industria automovilística que contribuyan a la creación de nuevos puestos de trabajo de calidad en este sector”, tan relevante en nuestro país en términos económicos: un 10% del PIB nacional. De hecho, España es el noveno fabricante de vehículos del mundo por volumen.

Cabe recordar que, en una hazaña pionera en Europa, el primer prototipo autónomo que circuló en España fue un Citröen C4 Grand Picasso que viajó el año pasado a Madrid desde Vigo, ciudad donde tuvo lugar su desarrollo, concretamente en la fábrica que administra el grupo PSA en nuestro país desde 1958. Su lanzamiento, si bien puede que tenga lugar sobre otro modelo, estaría previsto para 2018, pero necesitará la supervisión del conductor.

1448280076_264398_1448291916_noticia_fotograma.jpg

En esta línea, una de las primeras medidas efectivas tomadas por el Gobierno ha sido ‘apuntar’ a España a ‘C-Roads’, un proyecto de carácter europeo que busca la colaboración de distintos estamentos para fomentar la conducción autónoma. Este proyecto cofinanciado al 50% por la Unión Europea busca crear una red de sistemas inteligentes que permitan el transporte cooperativo y la conducción autónoma. España se une junto a Dinamarca, Finlandia, Italia, Hungría, Noruega, Dinamarca, Portugal y Suecia a un proyecto que ya contaba con la firma de Bélgica, Holanda, Francia, Alemania, Reino Unido.

¿Y en qué consiste ‘C-Roads’? En el caso de España, el proyecto ‘C-Roads’ se cristalizará en una serie de modificaciones en las infraestructuras y carreteras de regiones como Galicia, Madrid y las costas Cantábrica y Mediterránea. En estas regiones se realizarán un programa de medidas experimentales con el despliegue de sistemas inteligentes que se unirán a la iniciativa DGT 3.0. En todos estos puntos se procederá a desarrollar un sistema de alerta y de movilidad conectada a distintos niveles.

En Madrid se llevará a cabo en la M-30. Se instalarán sistemas informativos con conexión directa a una aplicación móvil a disposición de los usuarios. Similar iniciativa se llevará a cabo en torno a la Autopista A8 que une Galicia y el País Vasco, así como en la AP-7, donde se hará hincapié en la movilidad conectada aplicada a las autovías de peaje. A estas medidas hay que sumar la apuesta que se hará en infraestructuras inteligentes que permitan a los vehículos hacer uso del internet de la cosas (IoT) y explorar conexiones C-ITS, ITS-G5, LTE y LTE/V en vías urbanas e interurbanas de todo el territorio nacional.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top