ANÁLISIS

Citroën C4 Cactus: cinco razones de su éxito

Con poco más de un año en el mercado, es uno de los referentes en ventas de Citroën en España

El C4 Cactus es una apuesta arriegada del Grupo PSA, pero es todo un acierto

AmpliarEl Citroën C4 Cactus es un superventas - SoyMotorEl Citroën C4 Cactus es un superventas

El Citroën C4 Cactus lleva poco más de un año en el mercado y ya es toda una referencia en muchos aspectos. Su imagen rompió con todo lo que nos había mostrado el Grupo PSA hasta la fecha y aunque la apuesta de entrada era arriesgada, los datos de ventas confirman como un gran acierto este pequeño SUV construido sobre la plataforma del C3. Y así lo demuestran estas cinco razones.

1. Arriesgar para ganar

El Citroën C4 Cactus se sale de todo lo establecido. Tiene aspecto de SUV, detalles camperos y sin embargo su longitud es realmente corta. También rompió en su momento con la línea de diseño de Citroën dando paso hacia la funcionalidad, tanto exterior como interior. Precios contenidos, mecánicas pequeñas y económicas son algunas de sus claves, sin dar por ello una imagen de coche 'low-cost'.

De momento, el Citroën C4 Cactus se ha convertido en un puntal de ventas en nuestro país para la marca gala. Mejora el número de matriclaciones del Citroën C3, también los datos de ventas del C4 y está más o menos a la altura del Citroën C4 Picasso, el otro superventas del fabricante francés. Aunque el nivel de ventas de Citroën todavía está muy lejos de lo esperado, este 'SUV' fabricando en Villaverde está haciendo reflotar a la marca.

citroen_c4_cactus_10.jpeg

2. Peculiar exterior

Su diseño es cuanto menos peculiar, aunque casi es preferible tildarlo de original. Bien es cierto que recurre a las protecciones en el paso de ruedas y zonas bajas del coche, como cualquier turismo son esencia de SUV, pero sin duda de su imagen exterior destacan por encima los ya famosos airbumps. Esta tecnología está compuesta por placas con cámaras de aire que protegen la carrocería de roces y pequeños impactos. Sin duda perfecto para aumentar su practicidad y permitir jugar con los colores en su personalización.

3. Práctico y espacioso interior

Su interior es una de sus grandes virtudes. A pesar de ser más pequeño que el Juke o el Peugeot 2008, ofrece un habitáculo mucho más espacioso que la competencia. Esto es posible gracias a las tecnologías utilizadas por Citroën para ganar especio a bordo. Las plazas traseras son muy amplias -aunque si eres mides 1,85 sufrirás un poco- y su maletero es de gran capacidad. A esta oda al espacio se suma un salpicadero muy innovador y práctico, con los botones justos y una pantalla táctil para 'controlarlos a todos'.

citroen_c4_cactus_5.jpg

4. Motorizaciones de bajo consumo

Otro acierto del Citroën C4 Cactus son sus motorizaciones. Con consumos muy bajos, pasan por los motores gasolina PureTech de 82 y 110 caballos, así como el diésel BlueHDI de 100 caballos, con su variante todavía más 'ahorradora'. No son propulsores de grandes cilindradas o prestaciones, pero el C4 Cactus es un vehículo ligero para sus medidas gracias a las nuevas tecnologías utilizadas por Citroën y es más que suficiente para este vehículo sin que la factura se nos vaya de las manos en la gasolinera.

5. Gran equipamiento a un precio limitado

El Citroën C4 Cactus arranca en los 14.750 euros para su versión de acceso y su gama termina en los 20.300 euros para la versión más equipadas. Precios contenidos si tenemos en cuenta que a lo largo de las distintos acabados encontramos un sistema de ayuda en pendiente, luces diurnas LED, detector de pinchazos, Connecting Box, climatizador automático, sensor de lluvia, encendido automático de luces, cámara de visión trasera, sensor de aparcamiento trasero, retrovisores exteriores térmicos y otras muchos elementos opcionales. Equipamiento propio de un vehículo premium.

citroen_c4_cactus_31.jpeg

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top