NOVEDAD

Bugatti Chiron 2016: el rey sigue siendo rey

El sustituto del Veyron es una realidad. Va más lejos, es más prestacional

1.500 caballos, 1600 Nm de par y 420 kilómetros por hora de velocidad punta. ¡Casi nada!

Cargando vídeo...

La espera se hizo eterna, pero su llegada eclipsa la impaciencia vivida. El Bugatti Chiron ha sido el primer gran protagonista del Salón de Ginebra en la misma jornada en la que el evento abre sus puertas. No es un mal día para emprender la complicada tarea de sustituir al Veyron, aunque poco ha tardado en demostrar que llega con argumentos para cumplir con esta misión.

No podemos hablar de un diseño revolucionario, porque ya conocíamos el Bugatti Chiron y porque en el fondo su imagen es una evolución del prototipo que vimos en el Salón de Frankfurt y de reminiscencias del pasado de la marca. A pesar de ello, no deja de mostrar algunos aspectos a tener en cuenta y que le convierten en un modelo más agresivo y maduro. En su voluminoso frontal encontramos su característica parrilla y unas ópticas LED alargadas con formas casi hipnóticas.

bugatti-chiron-2016-4.jpg

Presenta una carrocería bicolor muy pegada al suelo y que no hace otra cosa que remarcar su esencia deportiva, casi más propia del mundo de la competición. En su perfil lateral  vemos un claro homenaje al Type 57 Atlantic, con formas clásicas de gota de agua y un doble nivel de carrocería que se dibuja desde el arco de la ventanilla hasta los faldones laterales. En su zaga sin duda sorprende su difusor de gran tamaño con las cuatro salidas de escape centrales y el único piloto trasero de forma alargada.

En el interior del nuevo superdeportivo de Bugatti encontramos el tradicional bloque de 8.0 litros W16 de Volkswagen, capaz de ofrecer la escalofriante cifra de 1.500 caballos y los todavía más notables 1.600 Nm de par máximo. La potencia de este impresionante propulsor se trasmite a través de una caja de cambios DSG de doble embrague y siete relaciones que permite dotar a este vehículo de tracción total. Este propulsor se acompaña de un chasis de fibra de carbono con el mismo nivel de rigidez que un LMP1 de Le Mans.

bugatti-chiron-2016-6.jpg

Gracias a las diversas tecnologías que acompañan al motor W16 como los cuatro turbos twin-scroll de activación o el Launch Control System, el Bugatti Chiron acredita una aceleración de 0 a 100 en 2,5 segundos y sólo necesita 6,5 segundos para alcanzar los 200 kilómetros por hora desde parado. Hablando de un coche de estas características, es ineludible remarcar los 13,6 segundos que necesita para pasar de 0 a 300 kilómetros por hora, tiempo que muchos otros modelos usan para llegar a los 200. Su velocidad máxima es acorde y se fija en 420 kilómetros por hora.

Todas estas prestaciones tiene matices, porque el Bugatti Chiron acredita distinto rendimiento según su uso. En carretera sí alcanza unos limitados electrónicamente 420 kilómetros por hora, pero en su modo 'Handling' destinado a su conducción en circuito se limita a 380 kilómetros por hora. Esta notable diferencia se fija por su aerodinámica activa que acredita un coeficiente aerodinámico de 0,35 en el modo de velocidad punta. Además existe un modo 'Tod Speed' en el que el Bugatti Chiron se muestra en todo su esplendor, por lo que la velocidad máxima real es una incógnita.

bugatti-chiron-2016-12.jpg

Volviendo a un ámbito ligeramente más práctico, el Bugatti Chiron cuenta con cinco modos de conducción, que como ya os hemos adelantado incluyen los tres peculiares modos 'Autobahn', 'Handling' y 'Top Speed'. Cada uno de ellos trabaja sobre la dureza y altura de la suspensión, la aerodinámica activa y el sistema de tracción total permanente, lo que radica en una mayor facilidad en hacer derrapes, por ejemplo. Todos los modos de conducción se controlan desde un cómodo mando que se encuentra en el volante.

Y ahora que hemos entrado en su interior, cabe destacar las horas de diseño y trabajo que hay en el habitáculo del Bugatti Chiron. Destaca su volante multifunción en el que se pueden controlar casi todos los aspectos del coche, incluido el selector de modo de conducción del que os hemos hablado. El resto del interior se define por sí mismo con un cuadro de instrumentos analógico y digital a partes iguales, un tapizado sutil y una combinación perfecta entre el lujo llevado a la máxima expresión y la deportividad.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top