NOVEDAD

Nuevo BMW X2: sobran las palabras

Estéticamente, se parece más a un Serie 1, pero comparte plataforma con el X1

Se trata de una opción más deportiva que el X1 pero no tan grande como el X3

Cuenta con un detalle propio del 2000 CS: el logo de la marca sobre el pilar C

Todavía se desconocen sus precios, pero parte de 190 caballos en Diesel o gasolina

AmpliarBMW X2 2018 - SoyMotor.comBMW X2 2018 - SoyMotor.com

París fue testigo del debut del BMW X2 Concept, estreno que se programó para restar protagonismo al nuevo Audi Q5. Tras esa primera muestra en sociedad, el prototipo que adelantaba el futuro SUV también se mostró en el Salón de Detroit y, más tarde, en Frankfurt, otra parada en el camino hacia su presentación oficial que hoy, por fin, tiene lugar, si bien ya se había visto algo ‘truncada’ en primer término por unas filtraciones de la Oficina de Patentes y por las primeras imágenes oficiales del modelo en cuestión, aunque con un llamativo camuflaje denominado 'selva urbana'. Ahora ya sabemos que se trata del primer SAC –Sports Activity Coupé– de BMW y que es un coche muy juvenil.

El BMW X2 se engloba en el segmento de los SUV compactos, tal y como quedó patente con su concept car, con las aquellas fotos filtradas, con aquel camuflaje y, en última instancia, con su presentación oficial, donde se ha podido contemplar el diseño definitivo de un coche que, con todo, es bastante fiel al prototipo que ha anticipado su paso comercial. Llamado a rivalizar con el próximo Audi Q3 que veremos el año que viene o con el actual Mercedes-Benz GLA, este crossover de medidas contenidas pierde el carácter rudo que tienen algunos de sus hermanos y se convierte en una opción más deportiva que la del BMW X1 y BMW X3, entre los cuales se intercala.

bmw_x2_2.jpg

Como es lógico y cabía esperar, la versión definitiva del BMW X2 es ligeramente más 'sosa' que el prototipo que habíamos visto hasta ahora, donde los diseñadores se toman algunas licencias. Aun así, concept y modelo definitivo siguen una línea de diseño claramente más deportiva que el BMW X1, modelo con el que comparte la misma plataforma de tracción delantera. A grandes rasgos, el BMW X2 presenta un frontal con una imagen cuanto menos atlética, de modo que su doble parrilla y sus agresivas líneas sobre las defensas y el paragolpes contrastan acertadamente con unos afilados y sensuales grupos ópticos, algunos detalles cromados y un alargado capó.

Musculado y robusto en sus trazos, el BMW X2 presenta las habituales protecciones en los bajos y los pasos de rueda de la casa germana, que rebajan la altura de su carrocería y resaltan el perfil elevado de sus ventanillas y su 'doble riñón'. En su zaga este tipo de elementos son todavía más notables, especialmente en su difusor –donde se inserta la matrícula, como en el Serie 1– y en torno a las salidas de escape. Una imagen distinta a la del X1 que, sin embargo, no impedirá que comparta con él gran parte de su equipamiento, motorizaciones e incluso acabados, aunque con un claro factor diferencial a nivel visual también en su habitáculo, ligeramente más amplio y, por qué no, deportivo.

bmw_x2_3.jpg

En este aspecto, la marca de Múnich ha preparado una nueva línea llamada M Sport X inspirada en los coches de Rally, como complemento ‘offroad’ a la línea más deportiva de BMW, pero con más distancia al suelo y amortiguación activa. Además, cuenta con un detalle casi legendario que sólo han llegado a equipar el mítico 2000 CS y el más reciente 3.0 CSL: el emblema de la marca sobre su pilar C, que recupera la esencia más deportiva de Bayerische Motoren Werke en un todocamino notoriamente desconectado de los grandes SUV de la gama alemana, dígase de los X5 y X6, cuyo diseño trapezoidal es inverso al nuevo modelo.

A nivel técnico, el BMW X2 es el cuarto modelo de la marca alemana que se sustenta sobre la plataforma UKL, misma que ya da vida al BMW Serie 2 Active Tourer, a su variante Gran Tourer y al crossover X1, hasta ahora, el más pequeño del fabricante, aunque ya mida 4,43 metros. En este aspecto, el X2 es 7 centímetros más corto y 7 centímetros más bajo que el X1, pero respeta el mismo ancho –su maletero, por contra, pasa de 505 a 470 litros–. Por otro lado, su gama de motores estará protagonizada por propulsores de tres y cuatro cilindros, siendo el gasolina sDrive 20i –192 caballos– y el Diesel xDrive 20d –190 caballos–, ambos con transmisión automática, sus únicas opciones por ahora.

bmw_x2_4.jpg

No obstante, es de esperar que BMW incluya más adelante una variante Diesel por debajo de la 20d, sin opción de tracción integral como acceso a la gama –18d–, y otra por encima de la 20d, con cambio automático por convertidor de par –25d– y AWD de serie. En cuanto a los motores de gasolina, se espera igualmente un 18i y un 25i, si bien también llegará una versión Motorsport con un hipotético propulsor de seis cilindros y 370 caballos como el que se emplea en el BMW M2. Del mismo modo, no se descartan los propulsores híbridos o eléctricos de cara a los próximos cinco años, es decir, la vida comercial estimada del completamente nuevo X2.

Construido en la misma línea de montaje que el X1, en la fábrica de Regensburg –Alemania–, la conectividad a bordo del novedoso SUV deportivo de BMW integra WiFi y la mayoría de asistentes a la conducción convencionales, lejos de los pilotos semiautomáticos más habituales en los altos segmentos de lujo. Así, una pantalla táctil de 8,5 pulgadas situada sobre la consola central monitorea, en combinación del ordenador a bordo, todas estas funciones con un nuevo sistema de infoentretenimiento que combina mandos físicos y vocales para permitir una control más funcional de la tecnología que nos ofrecerá este vehículo a partir de la primavera de 2018.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top