BMW M3 y M4: las cinco versiones más especiales en 26 años

AmpliarBMW M3 y M4: las cinco versiones más especiales en 26 añosBMW M3 y M4: las cinco versiones más especiales en 26 años

En el linaje BMW, cuando se dice 'M' se apela al título nobiliario que erige en superdeportivos algunos de sus coches. Aquí te presentamos a la flor y nata de estas versiones especiales y muy concretamente las que atañen a las Series 3 y 4 de la casa bávara.

Desde el lejano 1985, la marca de las aspas enamora a sus clientes con esta gama: el último en llegar es también el más pequeño de la familia, el compacto M2. Mide menos de 4,5 metros de largo y sus 1.450 kilos son empujados por un seis cilindros en linea de 370 caballos -de 0 a 100 kilómetros/hora en 4,5 segundos-. De este coche, ¿nunca veremos una versión aún más radical? Ojalá que sí, ya que, de hecho, es una tradición de la casa de Múnich llevar sus deportivos más allá de la 'M', sobre todo con el mítico M3. En estos últimos 26 años, BMW nos ha hecho soñar con exclusivas series limitadas de este cupé radical apto para circular en carreteras.

BMW M4 GTS: el más especial de la historia

El ejemplo más cercano –y probablemente el más especial de todos– es el impresionante M4 GTS, la versión de mayor potencia del cupé M4, que este año ha recibido una puesta a punto con un claro enfoque en los circuitos de carreras. Con 500 caballos, 305 kilómetros/hora de velocidad máxima y una progresión de 0 a 100 en 3,8 segundos, los números son su mejor carta de presentación. Una dieta de carbono rebaja su peso a 1.510 kilos y adopta un sistema de inyección de agua que permite maximizar las prestaciones del propulsor. Del BMW M4 GTS sólo existirán 700 unidades en todo el mundo. Pero ahora volvamos al principio.

bmw-m4-gts-10-2015_.jpg

BMW M3 Sport Evolution: el fundador de los M especiales

El mítico M3 nació en 1985. Cinco años después, BMW Motorsport GmbH metió mano a este deportivo y lo convirtió en la primera versión especial de los 'M', el M3 Sport Evolution. La idea era ofrecer un coche que cumpliera con el reglamento FIA. En este caso, el motor 2.3 del M3 fue profundamente modificado y llevado hasta los 2.5 litros. Su potencia es de 238 caballos y sólo se fabricaron 600 unidades.

bmw-m3-sport-evo_.jpg

BMW M3 GT: como hoy, con el seis cilindros en linea 3.0

Pasaron cinco años más y no tardó en llegar la segunda versión especial del M3, basada en la nueva generación del deportivo alemán. Como el M3 de nuestros días, montaba un motor 3.0 de seis cilindros en linea con 295 caballos de potencia y lo empujaba hasta los 100 kilómetros/hora en solo 5,2 segundos. Del M3 GT vieron la luz 350 unidades, de las cuales 50 llevaban el volante a la derecha para el mercado británico.

bmw-m3-gt.jpg

BMW M3 CSL: “Coupé, Sports, Lightweight”

La tercera generación del M3 estrenó la fibra de carbono como recurso para ahorrar peso –en total 180 kilos respecto al modelo convencional–. En este material fueron construidos, por ejemplo, el techo y el soporte del paragolpes delantero. De ahí los tres adjetivos que lo califican: cupé, deportivo, ligero. Gracias también a su propulsor 3.2 de 360 caballos -17 más que el 'básico'- la aceleración de 0 a 100 kilómetros/hora se conseguía en 4,6 segundos –sólo 0,4 segundos más que el actual M3–.

bmw-m3-csl.jpg

BMW M3 GTS: el único con motor V8

La cuarta generación del coupé de BMW es la más peculiar de la historia de esta gama, por una simple razón: fue la única en montar un motor V8. En esta versión especial del M3 GTS, del que sólo se construyeron 138 unidades, tenía una potencia de 450 caballos, 30 más que la versión convencional. Entre las características que destacaban, una jaula de seguridad en la parte trasera, asientos de tipo bacquet y una carrocería que lucía un paragolpes delantero y un alerón posterior de dimensiones muy generosas.

bmw-m3-csl_.jpg

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top