CURSOS DE CONDUCCIÓN

Audi Driving Experience Sportscar: conducimos los RS5 y R8 V10 plus

Los cursos se desarrollarán durante el mes de noviembre en el Jarama, Ronda y Montmeló

El objetivo, aprender los trucos de una conducción deportiva para ganar seguridad

Los Audi R8 y RS5, protagonistas de la actividad

Cargando vídeo...

Nos montamos al Audi R8 V10 plus con la asistencia de la escuela de conducción de Audi, quizá la única forma de acercarse a los límites de esta fiera. Lo mejor, que cualquier conductor puede vivir la experiencia en tres circuitos españoles, durante el mes de noviembre y con precios desde 545 euros.

El Audi R8 V10 plus es, simplemente, uno de los superdeportivos más eficaces del mercado. Motor central trasero, tracción integral, cambio de doble embrague, 1.630 kilos para 610 caballos… Nosotros ya hemos tenido distintas oportunidades para conducirlo, y también de transmitiros nuestras impresiones. Los hay más caros –aunque éste parte de los 218.070 euros–, más exclusivos, incluso más 'salvajes', pero este coche es rápido, rapidísimo, y fácil de conducir hasta cotas muy elevadas.

jordi_gene_audi_driving_experience.jpg

Audi consideró, sin embargo, que aún podíamos aprender más, y por eso nos invitó al curso Sportscar de su Audi Driving Experience. Éste consiste en media jornada de actividad en circuito, con los consejos de la Escuela de Conducción de la casa de los cuatro aros –dirigida por el laureado Jordi Gené– y en circuitos de primer orden, como son el Jarama –días del 7 a 11 de noviembre–, Ronda –del 13 al 16 de noviembre– y Montmeló –entre el 20 y el 23 de noviembre–.

El curso, que en nuestro caso recibimos en el Jarama, empieza con una serie de ejercicios destinados a mejorar nuestra técnica en tramos concretos de la pista. El primero de ellos se realiza a bordo del nuevo Audi RS5, con sus 450 caballos y ese equilibrio tan interesante entre prestación pura y confort de marcha. Aceleración, frenada de emergencia, esquiva y mirada hacia el punto de salida. Puede que parezca poco sofisticado, pero si todos los conductores supiesen utilizar sus propios frenos, se evitarían centenares de accidentes cada año en España. Reaccionar en el momento adecuado, dar un buen zapatazo y ayudar al máximo al ABS reduce metros y metros en la frenada.

audi_rs5_driving_experience.jpg

Para los siguientes ensayos ya nos pusimos al mando del R8 V10 plus –todos con matrícula alemana, porque utilizamos material de la escuela de Audi para Europa–. Con pilotos instructores como Alan Sicart o el polivalente Francesc Gutiérrez, empezamos a rodar por el Jarama por sectores. El ritmo fue de menos a más, pero lo realmente interesante es que con una serie de consejos sobre la trazada y la mirada el instructor es capaz de uniformizar notablemente el ritmo de conductores muy dispares. No es casualidad, es maestría, y ahí encontramos una parte importante del valor de este curso.

Una vez interiorizados los conceptos –se hacen al menos cinco pasadas por todo el circuito como piloto y otras tantas como copiloto–, llega el plato fuerte: las vueltas lanzadas. Un instructor ejerce de liebre y los tres perseguidores, ahora sólo con un ocupante por vehículo, aplican el conocimiento adquirido previamente para rodar finos y relativamente rápidos. El instructor evita velocidades máximas altísimas para proteger frenos y neumáticos, pero imprime un buen ritmo en las curvas. Para no ir más lejos, quien suscribe rozó los límites en la Rampa Pegaso, al pie del puente Dunlop. Pero mejor no nos alargaremos en la descripción de la anécodta, ya que se la ofreceremos en vídeo dentro de tan sólo unos días… La cuestión es que dimos dos tandas de cuatro vueltas –una de ellas de refrigeración– y pudimos disfrutar de un ritmo ágil con una bestia de 610 caballos en uno de los circuitos más bonitos del mundo como es el Jarama.

audi_r8_driving_experience.jpg

Al bajarnos del R8 parecía haber llegado el momento de recoger los diplomas, pero Jordi Gené nos sacó del error. Como parte de la Sportscar Experience, íbamos a tener la posibilidad de subirnos de copilotos a un Audi RS3 LMS o a un bestial Audi R8 LMS GT3. En el primero fue el propio Jordi quien se puso al volante, algo complemente lógico dado que él mismo desarrolló con Seat Sport este coche . Mientras, el R8 le 'tocó' al alemán Frank Schmickler, un veterano alemán con grandes resultados en la Copa Porsche alemana o en las 24 Horas de Nürburgring, y con un pasado incluso en el DTM.

audi_rs3_lms_r8_lms_gt3_0.jpg

La vuelta con este último –sólo fue una, sin paso por meta–, bastó para demostrarnos lo lejos que podemos llegar a estar de un piloto profesional y también de lo que es capaz la base del R8 convenientemente preparada. De hecho, puedo afirmar que fue una de las vueltas más rápidas que he dado al Jarama en mi vida, gloriosa para un periodista relativamente habituado a subir de copiloto en coches de carreras, impactante para un público general. Ahí está el segundo gran valor de este curso: subir a coches completamente inaccesibles sin el permiso de un equipo de competición, algo muy poco probable de conseguir si no media un pago sensiblemente superior al que comporta la inscripción en el Audi Driving Experience Sportscar. Respecto al precio, parte de los 545 euros para los clientes de Audi, y se eleva hasta los 690 euros para quienes no lo son.

 

VARIOS CURSOS, UN OBJETIVO

Es un coche tan rápido que es imposible de exprimir en carretera abierta

Según nos confirmó el propio Jordi Gené, muchos asistentes al curso tienen un R8 en su garaje: "Es un coche tan rápido que es imposible de exprimir en carretera abierta, por eso valoran tanto que un profesional les diga cómo hacerlo en un circuito y en condiciones de seguridad". El otro perfil es el aficionado a la conducción que quiere mejorar sus habilidades: "Lo notan. Gestionar la mirada, la paciencia para aplicar el gas, las trazadas… conducir implica disciplina y serenidad, y compartir esos trucos forman parte de nuestro trabajo", sentenció el director de la Escuela de Conducción Audi.

Junto a la variante Sportscar, Audi ha ofrecido durante el año otros cursos con el apellido Driving Experience, como las jornadas Dynamic que se llevaron a cabo en Galicia y en Valencia durante el pasado mes de junio, y en Zuera en octubre; o los cursos Progressive celebrados en mayo en Jerez, en julio en Madrid y Barcelona, y en octubre en Palma de Mallorca. La conveniencia de uno u otro curso ya depende del perfil del conductor y sus objetivos. Por cierto, también existe una variante Winter, en la estación de esquí de Grandvalira, una buena oportunidad para aprender a conducir sobre nieve y conocer las bondades de la tracción integral.

audi_driving_experience.jpg

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
2 comentarios
Imagen de forgendro

Brual, Cristóbal. Envidia (sana) es lo que me da. El vídeo es increíble. Describe muy bien las sensaciones. ¿No podría hacer yo este curso?

Imagen de amelie

¡Menuda experiencia! ¿Vais a subir vídeo como el año pasado? Ojalá pudiera conducir un trasto de esos, o al menos hacer algún curso de conducción!!!

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top