NOVEDAD

Aston Martin Vantage 2018: test de invierno en Finlandia

El nuevo Aston Martin Vantage es un digno sucesor de la dinastía de deportivos británicos

Equipa un motor V8 biturbo de origen Mercedes-AMG, pero tendrá variante V12

Con clara inspiración en el DB11 y el cinéfilo DB10, su diseño es altamente deportivo

AmpliarLa nueva generación del Aston Martin Vantage ya está aquí - SoyMotorLa nueva generación del Aston Martin Vantage ya está aquí

Tras 12 años de exitosa vida comercial, el nuevo Aston Martin Vantage ya esta aquí. El superdeportivo de la casa de Gaydon se renueva por completo y lo hace con unos argumentos que le permiten ser el perfecto sucesor de toda una dinastía de superdeportivos británicos. Con una imagen más agresiva -cercana al DB10 y DB11- y un motor V8 más potente, el nuevo Vantage está listo para convertirse en el producto estrella de Aston Martin.  

Tras más de una década de vida, es evidente que el Aston Martin Vantage necesitaba una renovación, sobre todo a nivel estético. Aunque las líneas del Vantage todavía mantenían cierta vigencia, por su diseño limpio y tan cercano al deportivo tradicional, la marca ha querido dar una nueva alma a su modelo y dotarle de una estética más cercaba a sus últimos lanzamientos. El propio Consejero Delegado de Aston Martin, Andy Palmer, ya dejó caer que el nuevo Vantage se vería inspirado por el DB10, modelo que se utilizó en 'Spectre', película de James Bond.

aston_martin_vantage_2018_4.jpg

Y en efecto, el nuevo Aston Martin Vantage tiene una nueva silueta muy cercana al DB10, tal y como se puede ver en sus primeras fotos oficiales. Quizá tiene una carrocería más compacta, pero sus rasgos son similares. En su frontal se puede apreciar como la toma de aire con el diseño clásico de la marca aparece colocada más abajo que en el modelo actual, lo que aumenta la sensación de estar ante un frontal más anguloso y un capó de amplias proporciones con una pequeña protuberancia que sí recuerda al modelo saliente. De hecho, estaríamos ante el DB10 si no fuera por los retoques en su calandra y en los faros.

Con una silueta lateral limpia -más allá del corte lateral tras sus ruedas delanteras-, donde gana en agresividad es en su zaga. Los grupos ópticos se vuelven más estrechos y quedan unidos a la par que sortean el logo de la marca. En un plano inferior queda el paragolpes, las salidas de escape y su enorme difusor, suficiente para no tener que recurrir a la aerodinámica activa a la hora de sujera el nuevo Vantage contra el suelo. Esta zaga tan personal y que también recuerda al DB10, queda rematada en la parte superior por un pequeño spoiler integrado en la carrocería.

aston_martin_vantage_2018_2.jpg

Si a nivel estético el Aston Martin Vantage ha tomado soluciones del DB10 y ha buscado marcar aún más las diferencias entre la gama Vantage y la gama DB, a nivel mecánico los lazos son más marcados. No obstante, este nuevo Vantage ha sido diseñado sobre una versión corta de la plataforma del DB11 y compartirá con este el bloque motor V8 de 4.0 litros y doble turbo de origen Mercedes-AMG que ya monta el citado DB11. En este modelo, el propulsor alemán ofrece 510 caballos de potencia y un par motor de 685 Newton/metro. Con el cambio automático y el motor V8 el Vantage acelera de 0 a 100 en 3,6 segundos.

Como es tradición en la gama Vantage, en un futuro cercano el nuevo deportivo de la marca contará con el icónico motor V12 de 5.2 litros y doble turbo que tanta alegrías ha dado a la marca. Al igual que el bloque V8 quedará asociado a una transmisión ZF de ocho velocidades con diferencial electrónico de deslizamiento limitado que dirige toda la potencia hacia las ruedas traseras. El nuevo diferencial trasero electrónico E-diff está diseñado para que el nuevo Aston Martin Vantage gane en estabilidad y un mejor comportamiento dinámico. A esta transmisión le seguirá una caja manual el próximo año.

aston_martin_vantage_2018_5.jpg

El Aston Martin Vantage ha superado los más exigentes test en Nürburgring, así como en carretera e incluso ha gozado con la supervisión de Max Verstappen en su fase final de desarrollo. El resultado es un ajuste perfeccionado de su chasis de aluminio. Su peso final es de 1.530 kilogramos, cifra que es posible gracias a la renovación del 70% de los componentes de su estructura. También se ha pasado a utilizar una nueva suspensión de doble horquilla en la parte delantera y una suspensión multibrazo más ligera en la parte trasera.

El nuevo Aston Martin Vantage equipa un sistema de amortiguador adaptativa con modos 'Sport', 'Sport Plus' y 'Track', mientras que sus ruedas Pirelli P Zero y sus llantas de 20 pulgadas esconden en unos discos de freno de acero con dos pinzas de 400 milímetros en su eje delantero. Por su parte, en sus ruedas traseras se ha optado por discos ventilados y pinzas de 360 milimétros. Los frenos carbonocerámicos se ofrecerán como una opción tras su lanzamiento.

aston_martin_vantage_2018_6.jpg

Con su configuración habitual de biplaza, el habitáculo del Aston Martin Vantage es fiel a su esencia. Por ello, la marca recurre a la digitalización en su justa medida y muchos de los controles siguen siendo analógicos, como en el modelo saliente. Todo el diseño está orientado hacia el conductor, aunque no deja de ser curioso en un superdeportivo diseñado en 2017 la gran cantidad de botones y conmutadores que hay en la consola central, al menos en oposición a la pantalla LCD de 8 pulgadas que viene de serie.

A nivel de diseño, su interior cuenta con un tapizado de cuero y Alcantara, con volante de cuero negro en su versión estándar. Entre los extras opcionales se incluyen distintos apliques, molduras y detalles en fibra de carbono, aunque Aston Martin promete un gran número de opciones de personalización para el interior y exterior. El precio del nuevo Aston Martin Vantage es de 120.900 libras en Reino Unido, lo que al cambio se traduce en unos 136.680 euros. Las primeras entregas comenzarán en el segundo trimestre de 2018.

aston_martin_vantage_2018_3.jpg

Una vez que conocemos todas las claves del nuevo Aston Martin Vantage, es momento de mirar al futuro, ya que la marca británica está valorando la opción de lanzar una versión de acceso de su deportivo con un motor por debajo del motor V8 biturbo de 4.0 litros firmado por AMG. En este aspecto, durante el Salón del Automóvil de Ginebra, Matt Becker, ingeniero jefe de Aston Martin, ha deslizado la posibilidad de utilizar uno de los motores de seis cilindros en línea de la gama Mercedes para esta versión más básica. Un paso que se entiende como razonable a la hora de cumplir con las extrictas regulaciones en materia de emisiones.

Según el propio Becker, una de las opciones que maneja la marca es utilizar el motor de seis cilindros en línea que ya monta el Mercedes-AMG CLS 53. Este propulsor en el modelo citado ofrece 435 caballos de potencia y 520 Newton metro de par máxmo. Sin embargo, no serían estas cifras prestacionales las que tendría este Aston Martin Vantage en caso de ver la luz, ya que la marca jugaría con la entrega de potencia y otros aspectos como el recorrido del acelerador para adaptar el propulsor a la filosofía que destilan los modelos de la marca.

Con todo, la utilización de este motor de seis cilindros no está confirmada y la marca deja en el aire tanto su llegada como la opción de volver a montar un V12, aunque esta segunda posibilidad es más improbable. De hecho, para la perfecta integración de este propulsor de seis cilindros a la gama del Vantage, la marca tendría que trabajar sober la transmisión. No obstante, cabe recordar que el Mercedes-AMG CLS 53 equipa un cambio de doble embrague y siete velocidades, mientras que Aston Martin una transmisión automática ZF de ocho relaciones.

Lo que sí es seguro, es que el Aston Martin no quiere dejar nada la improvisación y antes de decidir si da cabida a este motor de seis cilindros, la marca quiere completar los últimos test con el Vantage. Con las primeras entregas del modelo fijadas para el segundo semestre del año, la marca ha desplazado un par de unidades de pre-producción a Finlandia para continuar con los test en la tundra helada del país. Un viaje que hemos podido ver gracias a los compañeros de Carfection, pero que no deja de ser sintomático de los cuidados que ha puesto la marca con este modelo.

No obstante, el programa de test del Aston Martin contempla que el deportivo haya completado 20.000 kilómetros en la carreteras de Finlandia, en un programa de pruebas antagónico al que también se desarrolla en altas temperaturas en Arizona. El objetivo es garantizar que el nuevo Aston Martin Vantage cumpla con los más exigentes estándares de calidad y durabilidad, así como con la siempre complicada tarea de transmitir unas sensaciones agradables a cada conductor, independientemente de dónde viva o las exigencias externas a las que se someta el coche.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top