CLÁSICOS

Así se las gasta el Luftauto Porsche 911 Rally

La preparación incluye suspensiones, palieres y otros elementos hechos a medida

Se ha subastado por 275.000 dólares que serán destinados a la lucha contra el cáncer

Cargando vídeo...

No es el icónico Porsche que surcó el desierto, pero lo cierto es que este Luftauto Porsche 911 Rally ha sido preparado para ser tan rápido en tramos de tierra como sus hermanos en circuito. Sin duda, este 911 Luftauto recuerda al mítico Porsche 959 que compitió en el Dakar en los ochenta y tras ser subastado de manera reciente, ahora le podemos ver por primera vez en acción.


Porsche y su modelo más carismático e inmortal, el 911 puede presumir de un enorme palmarés en todo tipo de terrenos, desde el dominio en circuito, carreras de resistencia e incluso en los rallies, donde hasta hace unos meses un tal Miguel Fuster seguía ganando tramos con su Porsche 911 GT3.



Los organizadores del festival de Porsche clásicos Luftgekühlt, aprovechando la tercera edición del evento celebrado en Los Ángeles hace unos meses para subastar este nueveonce tan especial. Inspirado en las carreras por el desierto como la Baja California, crearon el 911 Luftauto, un Porsche preparado para volar bajo sobre las pistas de tierra.



rally3_0.jpg



Han tomado como base un Porsche 911 Carrera 3.2 se ha creado una máquina de rally con un aspecto que recuerda al 911 SC Safari de 1978. Después de una puesta a punta de la mecánica para una máxima fiabilidad, se añadieron suspensiones KW diseñadas a medida para elevar la altura libre y mejorar su comportamiento fuera de carretera. Las rotulas, brazos de suspensión y subchasis las firma ERP. El embrague Sachs es reforzado y el escape deportivo y los colectores SSi le dan un sonido más atractivo.



Su aspecto dakariano es resultado de las numerosas protecciones repartidas por toda la carrocería: rejillas de faro, cubrecarter delantero y trasero, parachoques frontal al estilo 4x4 y esa baca con el neumático de repuesto tan atractiva como poco práctica después de unos cuantos saltos.



rally2_0.jpg



Se completa el conjunto con diferencial autoblocante, freno de mano hidráulico, llantas Braid de 15 pulgadas con neumáticos Pirelli P-Zero Rally y un interior vaciado y listo para competir.



El fin benéfico es la guinda al pastel de un proyecto único en el que se ha cuidado hasta el último detalle. Subastado por RM Auctions durante el propio evento, su precio alcanzó unos nada desdeñables 275.000 dólares –unos 250.000 euros- que ya han sido destinados a la lucha contra el cáncer.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top