PROCESO

Así se construye el nuevo Audi R8

La compañía subsidiaria quattro GmbH, propiedad de Audi, fabrica el nuevo R8 en el complejo “Audi Böllinger Höfe”

En las instalaciones, con una superficie de producción de 30.000 metros cuadrados, 492 empleados realizan las operaciones de montaje

Cada nuevo Audi R8 se somete a un proceso estricto de control de calidad en una pista de pruebas.

AmpliarEl Audi R8 tiene un complejo proceso de fabricación - SoyMotorEl Audi R8 tiene un complejo proceso de fabricación

El Audi R8 es un vehículo que despierta pasiones, pero que tiene un proceso de fabricación meticuloso, como casi todos los superdeportivos. Construido en las instalaciones de quattro GmbH en el complejo 'Audi Böllinger Höfe', este vehículo pasa diseñado con un chasis de aluminio pasa por las manos de 492 operarios. El proceso de ensamblaje es prácticamente artesanal. Los robots en este caso, tienen un papel secundario.

La superficie de producción mide 30.000 metros cuadrados. Entre sus paredes, se realiza el proceso integral de fabricación del R8. Comienza con el proceso de fabricación de chasis con soldaduras manuales. Una vez montado el módulo frontal, las sección central del suelo y el módulo trasero, se recurre al uso de un robot para unir en frío el aluminio y el CFRP, ya que este proceso es sin soldadura. El Audi R8 tiene 270 remaches semitubulares, 207 remaches ciegos, 241 tornillos métricos y 270 tornillos autorroscantes.

a155405_large.jpg

El nuevo material CFRP con distintas capas de fibra terminan de forman el chasis del Audi R8, lo que le permite ganar rigidez torsional estática, pero ahorrando hasta 32 kilogramos de peso. Con la carrocería ya rematada, se utilizan herramientas de medición para detectar imperfecciones, tanto de manera mecánica como de manera manual gracias a los carroceros expertos que participan en el proceso. Con el OK, la carrocería pasa al área de montaje, formada por un sólo suelo deslizante en una cadena de montaje de 15 puestos en forma de 'U'.

Los elementos de propulsión y la suspensión están ya premontados y se instalan independientemente, en paralelo a la fabricación del Audi R8 LMS de competición. En este paso se instala la instrumentación, el cableado, el revestimiento interior, el motor y la caja de cambios. También se colocan los conductos de frenos y el resto de piezas. Una vez fabricado, el Audi R8 pasa por un centro de pruebas de seis ciclos. Posteriormente, Sadik Morina, piloto de pruebas, realiza la puesta a punto correcta en pista. Para cerrar el proceso, se prueba durante una hora en carreteras y autopistas.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top