TECNOLOGÍA HACKER

Amplificador de frecuencias y grabación de claves: robos 2.0

El robo de vehículos ha evolucionado con los años. Forzar la cerradura o sustraer la llave ya no es necesario

Por menos de 30 dólares existen dispositivos que pueden abrir nuestro vehículo sin esfuerzo

AmpliarAmplificador de frecuencias y grabación de claves: robos 2.0Amplificador de frecuencias y grabación de claves: robos 2.0

Lejos han quedado los alambres, destornilladores y cerraduras forzadas. Los cacos se adaptan a los tiempos y con coches más tecnológicos, también han hecho más sofisticados sus procedimientos. A día de hoy los vehículos con apertura sin llave son los más frecuentes en el parque móvil, pero también son ciertamente vulnerables. Con aparatos de menos de 30€ nuestro coche puede ser abierto sin esfuerzo.

Uno de los métodos utilizados por estos ladrones 2.0 son los amplificadores de frecuencia. Los vehículos de apertura sin llave cuentan con un sistema de radiofrecuencia que comunica el propio coche con el mando. De esta forma, cuando el usuario aprieta el botón de su mando el coche abre sus puertas e incluso en algunos modelos si accionamos el tirador de la puerta, el vehículo también se abre al detectar la frecuencia del mando a una distancia inferior a los dos metros.

amplificador_alpine_bx_f1200_conexiones_ad_l.jpg

Hay una distancia máxima tanto para accionar el mando como para accionar la maneta y que la frecuencia del mando sea encontrada por el vehículo. Sin embargo, los amplificadores de frecuencia sirven precisamente para eso, para aumentar la distancia de 'visibilidad' de la radiofrecuencias utilizadas. Con un simple aparato, utilizado en telefonía y en otros campos, nuestro vehículo 'busca' la frecuencia de la llave en varias decenas más de metros a la redonda.

Eso significa que si el mando está cerca del vehículo, por ejemplo en nuestra casa respecto a un garaje adyacente o una plaza de aparcamiento bajo nuestro edificio, el ladrón sólo tendrá que tirar de la maneta, puesto que el vehículo detectará gracias al amplificador de frecuencia que el mando está dentro de la teórica distancia en la que permitir la apertura de las puertas al accionar el mecanismo de la puerta. Si el vehículo tiene arranque sin llave, el hurto de las pertenencias que hay dentro del coche se puede convertir en el robo del vehículo al completo.

Uno de los pioneros en darse cuenta del uso de esta tecnología fue Boris Danev, un estudiante de la Universidad ETH de Zurich que consiguió abrir las puertas e incluso conducir hasta diez vehículos utilizando estos amplificadores de frecuencia, sin tener las llaves en sus manos. A partir de ahí, fundó la empresa 3DB Technologies que trabaja en un chip que detecte la distancia exacta entre el mando y el vehículo, anulando así el efecto del amplificador de frecuencia. No llegará hasta 2018 y de momento, quizá meter la llave en el congelador -aislante de radiofrecuencias- sea la mejor solución.

dispositivos-644x362.jpg

Bajo el mismo patrón pero con una tecnología todavía más avanzada, recientemente fue presentado un 'gadget' denominado 'RollJam'. Este invento presentado en una feria hacker celebrada en Las Vegas utiliza el mismo principio de apertura de vehículos sin llave, pero con otro patrón que lo hace todavía más peligroso. Su creador es Samy Kamkar y él mismo explica que se trata de un dispositivo de bolsillo -más pequeño que un smarthphone- que intercepta y graba las claves del mando o llave de tu coche para poder volver a utilizarlas.

A pesar de que los mandos y llaves de la mayoría de las marcas suelen utilizar distintos códigos en cada ocasión, este dispositivo intercepta la señal y graba la primera clave. Cuando el usuario, que no ha podido abrir su coche, vuelve a insistir con el mando o llave a distancia, 'RollJam' vuelve a bloquear el código, enviando la primera clave. El coche se abrirá sin problema pensando que ha recibido el primer código, pero la segunda clave quedará grabada en la memoria de este dispositivo para ser usada.

Este dispositivo, que tendría un precio de coste menor a los 30 dólares, no sólo funciona con vehículos con apertura sin llave, sino con otros mecanismos como los cierres y aperturas de las puertas de los garajes o incluso con las alarmas de las viviendas. En malas manos, se convierte en un arma muy peligrosa para la integridad de nuestras pertenencias o incluso de nuestro coche, por lo que la próxima vez que no te funcione la llave a la primera, vigila que no hay nadie sospechoso en los alrededores.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top