curiosidad

1978: Constitución, coches y esperanzas

Repasamos algunos modelos significativos de la época

Se cumplen 39 años de la promulgación de la Carta Magna

AmpliarChrysler 150 - SoyMotor.comUn viaje al pasado para conocer algunos coches del tiempo de la Constitución

Ahora mismo no tenemos a mano un DeLorean modificado con condensador de flujo como para viajar en el tiempo, pero podemos hacer un intento con la imaginación. Ya que es 6 de diciembre, vayámonos a 1978, al día en el que en España se aprobaba la Ley de Leyes, la Constitución española, marco legal y de convivencia con el que cerrar definitivamente el régimen político del pasado. Así que, querido Martín Martínez –Marty McFly no es muy nuestro–, acompaña a Demetrio Brotons en este viaje -¿de verdad esperabas a Emmet ‘Doc’ Brown?–.

Pero en esta página no nos interesa la política, sino los automóviles. Así que alejémonos de la multitud que celebra en las calles la llegada del sistema democrático y las esperanzas que eso inyectaba en el ánimo de todo un país, y observemos un poco las calles. Lo que vemos son coches de nuestro pasado que en su momento fueron lo más avanzado que se podía adquirir. Obviemos los coches de otras décadas, como el Seat 600 o el Mini, y centrémonos en coches de la década de los años setenta.

renault-5-_soymotor.jpg

Tenemos un Renault 5, que surgió en 1973, cuyo precio estaba en alrededor de 125.000 pesetas. Fue un coche muy popular, y que sólo vería su relevo en los noventa, tras varias versiones, con el Clio, que aún se mantiene en el mercado. Muy llamativo por sus formas aerodinámicas y futuristas era el Citröen GSA, que además tenía una suspensión estupenda para todos los caminos, y que costaba 163.500 pesetas.

1974-citroen-gsa_-_soymotor.jpg

La extinta Barreiros fabricaba el Simca 1200, un coche familiar de gran capacidad, que se adquiría por 151.700 pesetas, y que se mantuvo como un coche muy vendido varios años por su versatilidad. Pero si querías algo más elegante y con espacio, tenías que irte a este, por ejemplo: el Seat 131, producido aún bajo licencia Fiat. Una berlina de líneas muy puras, de gran éxito entre los ciudadanos españoles que lo compraban por un precio algo superior a las 200.000 pesetas.

1975-simca-1200_-_soymotor.jpg

De nuevo un Citröen nos llama la atención por su aspecto moderno y futurista. En este caso es el CX, un coche que mantenía la suspensión hidroneumática, y que era un verdadero coche de lujo para adquirentes con una mayor capacidad económica, ya que su coste era de 557.632 pesetas. Pero justo en el año de la Constitución, el mejor coche según las publicaciones era el Chrysler 150, un coche muy versátil, con gran portón trasero y aires deportivos, pese a ser un coche pensado para la familia del que más adelante habría una versión tres volúmenes. Costaba 381.000 pesetas.

1976-seat-131_-_soymotor.jpg

Eran coches que se unían a otros como el Peugeot 504, el Seat 131 Supermirafiori, los Seat 127 y 128 o el Renault 12. Esto estaba en las calles, entre muchos otros, claro. Pocos podían pensar en, por ejemplo, un Ferrari 308 que había surgido en 1975 y que era toda una revolución estética en la marca de Maranello. O en el impactante BMW M1, que justo se lanzaba al mercado en 1978. O en un Porsche 911, o en el 924. O en todas esas marcas que se te ocurren y que en los años setenta sacaban coches de alto rendimiento un poco locos.

1977-citroen-cx_-_soymotor.jpg

Claro, que en España también había coches de gran lujo, precisamente provenientes del sistema político anterior. No los íbamos a ver por las calles más que en actos muy particulares. En el Palacio del Pardo se guardaban –y aún se miman aún–. Hablamos de los Rolls Royce Silver Wrath, o de los Cadillac Fleetwood que se adquirieron en 1974, o el extrañísimo Mercedes W31 G4 de seis ruedas, aunque este es de 1941 y fue un regalo de cierto dictador alemán. Eran coches muy caros que se usaban como modelos de representación y para recibir las visitas oficiales de otros países.

1975-ferrari-308_-_soymotor.jpg

Los años pasan, y muchos de esos coches quedaron en el olvido, incluso son raros de ver hoy en día, pese a ser coches de nuestro pasado. Pueden parecer aburridos, antiestéticos en algunos casos, asombrosamente inseguros, contaminantes, pero eran la cumbre de la tecnología asequible del momento. Coches con los que hemos crecido, igual que desde aquel 6 de diciembre de 1978 crecieron las esperanzas y las posibilidades de todos los españoles en un futuro que nos trae hasta hoy, querido Martín Martínez, que sólo piensas en híbridos, eléctricos y coches con formas sugerentes. No te preocupes, estos también serán pasado, pero veremos si resisten igual de bien el paso del tiempo.

1978-bmw-m1_-_soymotor.jpg

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top