PRUEBAS SOYMOTOR.COM

Gran Turismo Sport: probamos la beta cerrada para PlayStation4

El juego mejora ampliamente en jugabilidad y gráficos, además de una física de conducción realista.

Las colisiones todavía son mejorables, aunque la inteligencia artificial evita mucho más los accidentes

AmpliarGran Turismo Sport - SoyMotor.comCaptura de pantalla del videojuego de PlayStation

Como ya avanzamos el pasado 10 de mayo, SoyMotor.com ha probado en primicia una beta cerrada de la nueva edición de la saga de videojuegos Gran Turismo, que llegará por primera vez a la Play Station 4 desde su lanzamiento a lo largo de este 2017, aunque todavía se desconoce la fecha específica.

La presentación de la prueba, que se ofreció en exclusiva a medios de comunicación europeos, nos sorprendió desde el inicio mediante un corto donde se puede apreciar con ayuda de cámaras 'fantasma' la buena resolución de los gráficos en los coches, circuitos y paisajes que ofrece el juego, así como los efectos que han mejorado en Polyphony Digital. En este sentido, es recomendable contar de un buen televisor o monitor y una PS4 Pro, capaz de exprimir las características con una definición en 4K.

Cuando se abrió el telón del menú principal, la demo nos presentó tres coches que tendríamos a nuestra disposición desde ese momento, cada uno de ellos de una categoría de competición diferente y en orden ascendente. En concreto, nuestro equipo contó con un Subaru Impreza WRX STi, un Ford Mustang con preparaciones de competición y un espectacular BMW M6 GT3. Sin embargo, el juego nos ofreció un nuevo coche cuando alcanzamos los 42 kilómetros recorridos –distancia de una maratón– entre entrenamientos libres y carreras online, ya que no se dio la posibilidad de jugar en modo arcade durante esta beta, un posible guiño de Sony para demostrar que este GT Sport apostará más por el modo multijugador y el juego en línea.

gran_turismo_sport_3_-_soymotor.png

A pesar de ello, nuestra experiencia online no fue todo lo satisfactoria que hubiéramos querido, ya que la latencia de la conexión durante la partida –con un Ping 40 o superior– creaba multitud de errores en la visualización de nuestros adversarios. No hemos podido comprobar si este inconveniente se debió a nuestra conexión o si afecta al acceso a los servidores de Sony.

Mientras investigábamos por el menú, donde se mantiene la música estilo 'chillout' de fondo, aparecían sincronizadamente fondos de pantalla con algunos de los coches que incluirá el juego completo. Entre otros, pudimos observar modelos como los Volkswagen Golf GTI MK7Mitsubishi Lancer Evo XCorvette C7Ford Focus RSJaguar F-TypeRenault Mégane RSAlfa Romeo 4CLotus EvoraPorsche 911 GT3 RSAudi TTSMercedes AMG GT, Nissan GT-R NismoHonda NSX 2016 o Ferrari 458 Italia, pero estaremos muy pendientes de la lista final, pues se esperan cientos de modelos diferentes, muchos de ellos, lanzados recientemente al mercado. 

También nos llamó la atención la cantidad de opciones de control que ofrece esta versión, algo que hereda del Gran Turismo 6. Podemos configurar las acciones que realizarán durante carrera absolutamente todos los botones del mando de nuestra Play Station, que ahora también ofrecen la posibilidad de girar en la medida que giremos este último, como si se tratara de un volante de verdad, aunque 'montado al aire'. La fiabilidad del giro con esta opción no nos pareció muy recomendable y apostamos por un comando analógico para el viraje con ayuda del jostick

.

gran_turismo_sport_1_-_soymotor.png

Durante nuestra competición en la Media Cup, donde alcanzamos unos orgullosos resultados, pudimos contemplar unos buenos efectos audiovisuales en la nueva generación del Gran Turismo. Por lo que respecta al sonido, se ha logrado un gran efecto para cada coche –sobre todo si contamos con los cascos de estudio que ofrece Play Station–, los movimientos del vehículo al pasa por encima de los pianos del circuito o pisar la grava o la hierba al salirse de la pista son bastante realistas y los efectos que provocan las sombras y los reflejos sobre los distintos componentes del circuito y el coche están muy bien conseguidos, así como la nueva textura del asfalto.

Antes de cada carrera, el Gran Turismo Sport ofrece una tanda clasificatoria que tiene sus efectos en la posterior parrilla de salida de la carrera. Asimismo, las salidas ya no son lanzadas, sino que se apuesta por un estilo más tradicional, ya que esto es algo de lo que se quejaron muchos usuarios de las anteriores ediciones en Europa.

Con el propósito de darle una mayor importancia al Pit Lane y a los boxes, hasta ahora casi latentes en los anterior Gran Turismo, antes de cada carrera se puede hacer un calentamiento, como si de una vuelta de reconocimiento se tratara y es posible aprovechar ese par de minutos para apreciar la nitidez de los paisajes y la vegetación de cada circuito. Se intuyen hasta las hoja de los árboles y el sol llega a deslumbrar si se conduce en su dirección.

gran_turismo_sport_2_-_soymotor.png

Ya en carrera, la física de la conducción y los comportamiento del coche nos parecieron claramente mejores que en anteriores ediciones, con notables diferencias en función del reglaje y las ayudas a la conducción que escojamos para competir. También se perciben mucho más las diferencias entre los distintos modelos, especialmente en cuanto a la velocidad en el paso de curva y la facilidad de manejo en pista. Este GT Sport pone a prueba las dotes de conducción y requiere mayor habilidad y sensibilidad con el freno, el acelerador y la dirección.

Por el contrario, la física de colisiones todavía es muy ireal, ya que por muy aparatoso que sea el impacto, los daños en los vehículos son escasos y no afectan a las prestaciones de los mismos. De hecho, la inteligencia artificial del juego impide sacar de la pista a otros coches intencionadamente, si bien cuando la máquina intuye que el accidente es inevitable, hace que el coche que iba a embestir se vuelva transparente y no afecte a  la trayectoria los demás competidores.

En esta línea, otro aspecto novedoso del juego son denominados puntos de deportividad, mediante los cuales el juego penaliza y suma segundos a nuestra vuelta hasta llegar, incluso, a descalificarnos si actuamos de manera antideportiva. Quizás la alianza de la FIA con esta nueva edición del GT tenga algo que ver con estas medidas.

Definitivamente, el Gran Turismo Sport es el simulador de conducción más conseguido en la saga, pues Sony y Polyphony no se han conformado con crear una remasterización del anterior Gran Turismo 6, disponible para PS3, sino que han dado un salto en jugabilidad, realismo y gráficos, que ahora gozan de una mayor saturación y definición. La mejora es perceptible en detalles como los operarios de pista que hacen uso de sus banderas en caso de accidente o las llamaradas que arrojan los escapes de ciertos coches en las reducciones.

gran_turismo_sport_4_-_soymotor.png

El Gran Turismo Sport da la sensación de cumplir con las expectativas creadas, lo que hace que la llegada del videojuego íntegro sea muy esperada.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top