ARTÍCULOS SOYMOTOR.COM

Historia de los logotipos VI: Estados Unidos

AmpliarHistoria de los logotipos VI: Estados UnidosHistoria de los logotipos VI: Estados Unidos

Hay quien dice que el primer automóvil no fue alemán sino americano, pero hasta que alguien lo demuestre fehacientemente, los yanquis siempre habrán llegado después a esta industria. Con todo, a diferencia de Europa o de Asia, la explosión del sector automotriz en los Estados Unidos comenzó en la década de 1890 y, como resultado del inmenso tamaño del mercado interno y del uso de la producción en cadena que estableció el fordismo, rápidamente se convirtió en el mercado más grande del mundo, lo cual hizo proliferar a multitud de empresas.

Tras haber repasado la historia de los logotipos de las marcas de coches más importantes de Alemania, Italia, Reino Unido, Francia y Japón, por fin ha llegado el turno de las estadounidenses que, si bien no han tenido una buena trayectoria económica últimamente, destilan historia y leyenda por las cuatro ruedas. ¿Listos para la penúltima entrega de esta saga?

 

CADILLAC: LA GÉNESIS DE DETROIT

Este histórico fabricante no recibe el apellido de su fundador como se suele decir –William Murphy–, sino que tiene por título el nombre del colonizador de la ciudad de Detroit –cuna del automóvil americano–, Antoine De la Mothe Cadillac, quien fuese un reputado oficial del ejército galo encargado de explorar lo que más tarde se conocería como Nueva Francia, una región al este de Norteamérica que abarcaba desde Canadá hasta Luisiana. De hecho, el escudo que utiliza esta marca como logotipo para identificar sus modelos desde su creación en 1902 no es otro que el de la familia De la Mothe, aunque con el paso de los años ha evolucionado hacia un concepto modernista en el que ya no se distinguen los motivos de aquel símbolo ni la corona que lo completaba.

cadillac_logo_0.jpg

 

CHEVROLET: TAPIZ FRANCÉS O PLAGIO EXPRÉS

Billy Durant y Louis Chevrolet crearon esta conocida compañía un otoño de 1911, por lo que ya hace más de un siglo. Aunque emplea el apellido del segundo –un famoso piloto de carreras natural de suiza–, fue el primero, fundador de General Motors como grupo multimarca, quien se encargó de diseñar el logotipo que hoy conocemos. Según el propio Durant, este emblema se inspiró en el tapiz de un hotel parisino que, además de recordar a la cruz griega presente en la bandera helvética –en honor al origen su otro fundador–, representaba la armonía de sus coches. No obstante, tanto la hija como la mujer de este empresario, una vez fallecido, discreparon de este comienzo en distintas ocasiones: podría tratarse de una "remodelación" de la insignia de Coalettes, una firma de aditivos para combustibles de automóviles cuyo anuncio llamó la atención de Billy.

chevrolet_logo.jpg

 

CHRYSLER: DEL MEDALLÓN AL "PENTASTAR" Y VUELTA A EMPEZAR

En 1925, Walter Percy Chrysler emprendió su propio proyecto de automoción a partir de la experiencia que había adquirido trabajando para Buick, donde llegó a recibir una oferta para presidir dicha firma. Por aquel entonces, el logotipo de esta empresa era una medalla de oro con un lazo donde se leía el apellido de su fundador pero, con el paso del tiempo, ha sido uno de los emblemas que más variaciones ha sufrido. Treinta años más tarde, el diseñador Virgil Exner esbozó una nueva insignia que superponía dos puntas de lanza, acorde con el posicionamiento moderno de la marca americana. Sólo siete años después, en 1962, se decidió renovar tal distintivo, optándose por el icónico "Pentastar", más sencillo y reconocible, que simbolizó las cinco divisiones de la corporación –Airtemp, Dodge, Imperial, Plymouth y Chrysler– hasta su desastrosa fusión con Daimler en 1998, fecha en la que se reinstauró el original medallón –guiño al lujo– aunque intercalado entre las extensas alas plateadas que conocemos actualmente.

chrysler_logo.jpg

 

DODGE: EL CARNERO BRUTO

Originalmente llamada Dodge Brothers Motor Vehicle Company, esta compañía de inicios canadienses vivió la gloria y la decadencia en Míchigan, estado norteamericano donde los hermanos Dodge se unieron a Henry Ford para financiar su compañía y de la que luego recibieron múltiples beneficios para crear la suya propia en 1914. Como tantas otras empresas automovilísticas de la época, los primeros pasos de Dodge tuvieron que ver con la producción de vehículos militares para la Primera Guerra Mundial, suceso tras el cual la compañía terminó en manos de Dillon Read y, más tarde, de Chrysler. En cuanto a su logotipo, el primero fue una composición de dos deltas entrelazadas –carácter griego que equivale a la letra D– pero, dado su parecido con una Estrella de David y el antisemitismo de aquellos tiempos, los hermanos terminaron optando por un único triángulo. Después y durante casi 80 años, esta marca utilizó la cabeza de un macho cabrío con el objetivo de subrayar la fuerza de sus coches, aunque desde 2011 este animal se ha sustituido por nombre de la firma con dos austeras barras oblicuas al final, en pro de diferenciar los turismos de su marca de camionetas, RAM.

dodge_logo.jpg

 

FORD: EL AUTÓGRAFO MÁS POPULAR DEL MUNDO

Quizás el fabricante estadounidense más reputado del planeta y primer responsable de la revolución industrial del automóvil ha mantenido su logo prácticamente sin cambios a lo largo de sus casi doce décadas de historia. En realidad, el primer símbolo que usó Henry Ford para identificar a su empresa en 1903 era un diseño de estilo Art Noveau e ininteligible. Sin embargo, con el inicio de la producción en cadena que alzó a esta compañía de Detroit, se implementó un nuevo distintivo mucho más simple que indicaba el apellido Ford con una tipografía que copiaba la firma de mano del propio Henry y que todavía hoy podemos observar en los productos más actuales de esta empresa. Por su parte, el óvalo que engloba este autógrafo nació en 1911, si bien se descartó a favor de uno que mostraba un triángulo con alas con el lema "The Universal Car". Con todo, a Henry no le gustó demasiado este marco para su rúbrica, de forma que escogió nuevamente la forma elíptica, más universal, la cual se tiñe de azul desde 1928.

ford_logo.jpg

 

JEEP: LA MASCOTA DE POPEYE

Aunque parezca mentira, Jeep es una de las marcas de automóviles –en este caso todoterrenos– más modernas de los Estados Unidos de América, pues su constitución data del año 1941 por la empresa Willys-Overland. Sin embargo, su emblema no encierra ningún misterio, ya que se trata sencillamente del nombre de la firma que a día de hoy pertenece al grupo FCA, pero ¿de dónde proviene esta palabra y porqué todos sus modelos cuentan con una parrilla frontal de siete ranuras? La denominación "Jeep" resulta nada menos que de las aventuras de Popeye el marino, en las cuales aparecía una mascota con poderes sobrenaturales a la que el protagonista llamaba de este modo. Teniendo en cuenta los orígenes militares de este fabricante, los soldados del ejército norteamericanos atribuyeron sarcásticamente estas capacidades al pequeño primer producto de la casa ohionesa, el cual contaba con 12 cortes en su calandra. Más tarde se optó por una parrilla estándar de nueve surcos desarrollada por Ford y, con la llegada de la paz mundial y el primer Jeep civil en 1945, el CJ-2 fue dotado con siete, ya que necesitaba faros de mayor tamaño para ser homologado. Hoy, todo un icono.

jeep_logo.jpg

 

TESLA: BOBINAS REVOLUCIONARIAS

Más que joven, incipiente, Tesla es una de esas marcas de coches que casi todos hemos visto nacer –2003–, por lo que sobra hablar de su origen que, en este caso, es californiano. En homenaje a la visión disruptiva y futurista del inventor serbocroata Nikola Tesla, esta firma decidió emplear el apellido de un visionario en el que Elon Musk, fundador de la compañía en cuestión, siempre se ha visto reflejado. Su logotipo, además de presentar la inicial de esta denominación, luce una especie de corona que en realidad reproduce artísticamente el principio de funcionamiento de un motor magnético –por inducción– junto a esa T mayúscula que recuerda a una bobina. Tras quince años de asombroso crecimiento y descomunal éxito, no es de extrañar que nadie se plantee cambiar el logo de esta empresa cuando ya ha calado tan hondo en el consumidor.

tesla_logo.jpg

 

OTRAS FIRMAS VIGENTES DE LA REGIÓN

Tras la debacle de General Motors a lo largo de esta última década, renombradas firmas estadounidenses como Hummer o Pontiac han quedado en el olvido de muchos o al menos sin presencia en el sector automotriz, pero Buick sigue dando guerra, si bien tampoco es una marca que se venda fuera de las fronteras americanas. Su logotipo, aunque también ha cambiado bastante en 115 años de trayectoria, presenta todavía el escudo de armas de la familia Buick –pero estilizado y triplicado–, pues David Dunbar Buick fue un noble de la época que plasmó este símbolo heráldico en sus coches.

Ford Motor Company tuvo mejor suerte durante la crisis industrial, sin embargo esto no le impidió cerrar Mercury en 2011, su marca más moderna y a mitad camino entre el lujo que ofrecían los modelos de la propia Ford y los de Lincoln, otro fabricante que también pertenece a esta matriz yanqui. Concretamente, esta firma nació en 1917 de la mano de Cadillac, aunque inicialmente se dedicó a la producción de aeronaves que tendrían su papel en el transcurso de la Primera Guerra Mundial, pero no fue hasta 1922 cuando Ford la compró por problemas financieros durante la transición, pudiendo llegar a pertenecer al Premier Automotive Group.

buick_logo.jpg

Su nombre tiene carácter presidencial y fue elegido en homenaje a Abraham Lincoln mientas que su emblema, alegoría del prestigio y la elegancia, muestra una estrella continental, seudónimo que adopta unos de sus modelos, si bien el logotipo original dibujaba un galgo corredor, pues los primeros Lincoln eran muy rápidos, tanto o más como los ya desaparecidos Duesenberg –ganadores de las 500 millas de Indianapolis durante los años 20–.

Por descontado, existen tres marcas americanas de deportivos que, aunque en realidad se traten de productos como tal, no podemos obviar. Corvette, Mustang y Viper, pertenecientes a Chevrolet –General Motors– Ford –Ford Motor Company– y Dodge –FIAT-Chryrler Automobiles– respectivamente, encarnan con sus propios logotipos tres de los "muscle car" más laureados del Nuevo Continente. Mientras que los dos últimos emplean motivos animales –un caballo salvaje a galope y una víbora hambrienta, ambos referentes a la bestialidad de sus coches–, Corvette cruza una bandera a cuadros –conexa con la competición– y otra con el logo de Chevrolet y una flor de lis, concernientes al origen del modelo en cuestión y a su pureza.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de Vettel_Campeón
Me encantan estos artículos, siempre viene bien saber de historia.
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top