VÍDEO

Ford Go Faster: un día de furia ¡al alcance de todos!

Un pequeño curso de habilidades basta para disfrutar del Focus RS en un entorno seguro

Abierto al público general, la experiencia tiene un coste entre 25 y 99 euros

El 'escenario' está en el aparcamiento exterior del Kinépolis de Ciudad de la Imagen

AmpliarFord Go Faster: un día de furia ¡al alcance de todos! - SoyMotor.comFord Go Faster: un día de furia ¡al alcance de todos!

Probamos la sensación de actuar como especialistas de cine para grabar un par de escenas de acción gracias a Ford Go Faster, una buena forma de captar lo que sabe hacer un Focus RS sin necesidad de pisar un circuito, y que el público general podrá experimentar hasta el próximo 12 de noviembre en Madrid.

Quién no se ha preguntado alguna vez cómo se ruedan las escenas de acción con coches en las películas. Es más, ¿quién no ha fantaseado con protagonizar alguna de ellas? Desde luego, era el caso de quien suscribe, que pudo quitarse el gusanillo para encarnar fugazmente a ‘Wheels’, el intrépido conductor que iba a salvar a su amigo Carston. Fue en la Ciudad de la Imagen de Madrid, como participantes invitados en Ford Go Faster, un montaje inmersivo que permite a casi cualquier conductor hacer cosas de las que nunca se creyó capaz con un volante entre las manos.

Con precios de entre 25 y 99 euros por persona en función de los horarios y el tamaño del grupo, buenos monitores y el evocador encanto de lo cinematográfico, nos ha parecido una fantástica manera de pasar un rato entretenido y conocer el Ford Focus RS y el Mustang 5.0 V8. Lástima que sólo estarán en Madrid hasta el 12 de noviembre y no está en programa replicarlo en otras ciudades españolas.
Para no perder el hilo de la película, volvamos a Wheels –el personaje que interpretaremos nosotros–. Wheels es amigo de Carstone; éste tiene que escapar de un casino que ha saqueado para vengarse del que había sido su socio compinche en los tiempos mozos de ambos, Remy. Claro que Remy se volvió el enemigo mortal de Carston porque el primero le delató y le hizo pasar cinco años en la cárcel. Bueno, qué más da: Wheels es un malote que va rápido en coche y nosotros íbamos a interpretarlo.

La sensación es fantástica: llegamos a Kinepolis a primera hora, y todavía quedaba un poquito de bruma cuando nos recibió el escenario de Go Faster. Sí, era el aparcamiento de un centro comercial, pero convenientemente atrezzado para que pareciera mucho más que eso. Carpas para vestuario, producción, catering, la típica chica –o chico– de camiseta negra, pinganillo en la oreja y vaso de café americano… por un momento, me sentí en el TV Compound de la Fórmula 1, en la trastienda donde las televisiones montan y transmiten sus emisiones. Y también había ruido a motor, porque al otro lado de las vallas esperaba, en pleno proceso de calentamiento, la flor y nata de la gama Ford Performance: el Focus RS y el Mustang 5.0 V8. Todos a nuestra disposición para hacer cine. Todo pintaba fenomenal y nos resultó inevitable recordar la presencia de Ford en el cine que, en el caso del Mustang, se remonta a 1964 y ‘Goldfinger’, sin olvidar la mítica Bullit de 1968 o, en tiempos mucho más recientes, el remake de El Coche Fantástico –2008–.

ford_go_faster_madrid.jpg

Los coches no venían solos. No faltaron los contenedores amarillos en el suelo, los charcos de aceite en el suelo, el olor a goma quemada y, en un plano más terrenal, los conos que nos iban a ayudar a aprender cómo conducir tan egregias máquinas. Afortunadamente también había instructores y, entre ellos –conocíamos a casi todos los españoles–, se encontraba Dani Solà, campeón del mundo Junior de Rallies. Con él vivimos probablemente la lección más divertida, aprender a driftear en torno a un cono y en ambos sentidos. Con los controles desactivados, aun con tracción integral, el RS derrapa como una mala bestia, aunque nos resultó muy sencillo de controlar con un poquito de calma en el pie derecho –a tope sólo cuando hace falta– y seguridad en la dirección. Las indicaciones del piloto, que puso la cordura necesaria en el ensayo, fue determinante.

Otra acción espectacular y tremendamente sencilla es el llamado ‘giro en J’, esto es, movernos marcha atrás, rotar 180 grados, engranar primera y hacer como que no ha pasado nada. Es el llamado giro contrabandista. Obviamente, intentarlo en condiciones de circulación es arriesgado en grado sumo, además de ilegal, pero en nuestro peculiar escenario fue glorioso.

_mg_3429.jpg

También intentamos –y logramos– aparcar a lo Luis Villamil en '¿Qué apostamos?', lanzando el coche en derrapada con giro de 180 grados, si bien cambiaron astutamente los otros coches por inofensivos conos, porque toda precaución es poca… Finalmente completamos un pequeño slalom con el Mustang. Totalmente distinto al Focus, pero con el embriagador gorgoteo del V8 silbando por el escape, la clave era manejar bien las masas, balancear bien el coche y darle confianza a la instructora, que podía cortarte el gas en cualquier momento si consideraba que existía peligro de accidente inminente. No brillamos en esta estación, pero a fe que nos divertimos.

 

EL TRABAJO DEL 'ACTOR'

Después del preceptivo adiestramiento, ya nos metimos en harina. Había que grabar un par de escenas. Admitiremos que fueron menos espectaculares que el propio entrenamiento, pero había que sumar el factor ‘interpretativo’: las miraditas a la cámara, los gestos desafiantes y los guiños quitaban el último punto de concentración y la organización prefirió, con buen criterio, un acercamiento más conservador. Con un orden estricto, pero fantásticamente amenizado por actores-organizadores, todos los miembros del grupo pasamos por delante de las cámaras, a las que regalamos nuestro mejor cameo.

cristobal-rosaleny.jpg

Previamente, nos enfundamos la chaqueta verde militar de Wheels, y cubrimos nuestras manos con guantes negros, para no dejar a la vista las profundas cicatrices que un puchero de ácido había dejado en la fisonomía de Wheels en una antigua fechoría. Conocimos al director de la producción, un chiflado entusiasta llamado Gus. Su actuación fue tan buena que 'engañó' a alguno de los asistentes. Histriónico pero bienintencionado, pasó de llamarnos 'amateurs' –algo que ya era un halago en nuestro caso– a tratarnos como grandes estrellas del cine. Su asistente de producción y la pretendida directora del equipo de especialistas completaron el equipo que estuvo pendiente de nosotros. Al margen quedó la sala de edición, que editó nuestras actuaciones en tiempo prácticamente real gracias a un ingenioso sistema de códigos QR para almacenar las imágenes individuales de cada 'actor' y no mezclarlas con las de otros.

ford_focus_rs_trasera.jpg

La actividad se alarga durante algo más de dos horas y es difícil salir del set de rodaje sin una sonrisa en los labios. En definitiva, una interesante iniciativa que vale lo que cuesta y que ha llegado a España como segundo destino en Europa después de una primera tanda en Barking, al este de Londres. La idea viene precisamente de Ford Europe, y nos ha parecido una fantástica manera de aprender al volante, de pasarlo bien y de conocer la gama Ford Performance.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de Stavelot
Están chalaos.... y vaya guantes negros que se gasta el Cristobal, como el malo de bullit, jejeje. Esta muy bien... igual voy pero pone que estan todas las horsa ocupadas, no??
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top