CURIOSIDAD

El club de los 100 metros por segundo

Repasamos la historia de los récords de velocidad terrestre hasta nuestros días

Enumeramos los últimos 10 modelos de producción que han superado los 360 km/h

AmpliarEl club de los 100 metros por segundoEl club de los 100 metros por segundo

Desde que Karl Benz creara allá por el año 1886 el primer coche impulsado por motor de combustión interna, una de las principales ansias que han tenido prácticamente todos los fabricantes de automóviles a lo largo de la historia ha sido la de superar, forzosa e incansablemente, la mejor marca de velocidad con alguno de sus vehículos.

Aunque existen muchas teorías sobre el verdadero origen de los 'piques' entre firmas o escuderías por conseguir el coche más rápido del mundo, se piensa que fue el francés Gaston de Chasseloup-Labat el pionero en registrar un record de velocidad en tierra como tal: nada menos que 63,15 kilómetros por hora con un Jeantaud en el año 1898.

Tan sólo un año más tarde, en 1899, y pese a que la ciencia de aquel entonces creía imposible el hecho –se hablaba de una posible desintegración–, se logró traspasar la barrera de los 100 kilómetros por hora en Bélgica con un vehículo experimental denominado La Jamais Contente –"el nunca satisfecho"–, a manos de Camile Jenatzy.

00008831_hd_2.jpg

El belga Camile Jenatzy a los mandos de La Jamais Contente - 1899

Los récords siguieron aflorando y los dígitos aumentando, aunque no fue hasta el año 1906 cuando Fred Marriott, estadounidense y sin temor a nada, empleó un coche propulsado por un motor a vapor para superar el 'muro' de los 200 kilómetros por hora, marcando un hito histórico en la automoción hace ya más de 110 años.

Así, durante las siguientes décadas y hasta el día de hoy, los récords de velocidad terrestre han ido sobreponiéndose hasta llegar a la vertiginosa cifra de 1227,9 kilómetros por hora –por encima de la barrera del sonido– alcanzada por el piloto Andy Green en 1997 con el Thrust SSC, que constaba de dos motores a reacción Rolls-Royce.

En el presente, el proyecto Bloodhound SSC –acrónimo de Super Sonic Car–, abanderado por la británica Jaguar, pretende superar esa marca con unos pasmosos 1609 kilómetros por hora y continuar con esta particular ofensiva por el Premio Guinness de velocidad terrestre: utilizará la misma turbina EJ-2000 que equipa el avión militar Eurofighter.

records_tierra2.jpg

Registro de récords de velocidad en tierra a lo largo de los años: 1898-2010

Sin embargo, ninguno de los números mencionados anteriormente fue alcanzado por un modelo de producción y mucho menos con motores basados en mecánicas de propulsión convencionales, por lo que, como no podía ser de otra forma, también ha existido siempre una 'batalla' entre fabricantes por crear el coche "de calle" más rápido.

Actualmente, 'sólo' existen 10 superdeportivos, todos de serie limitada,  eminentemente artesanales y extremadamente caros, capaces de alcanzar una velocidad superior a 360 kilómetros por hora que, en medida estándar y según el Sistema Internacional de Unidades, son 100 metros por segundo. Es decir, auténticas balas sobre ruedas.

Pese a la carencia de lógica del propósito en cuestión dadas las vigentes normas de circulación y, por qué no, de sentido común –sería tan ilegal como irracional circular a esas velocidades–, estos bólidos nos van a seguir gustando aunque sólo sea por su diseño, por el sonido que emiten y por las emociones que son capaces de despertar.

maxresdefault_0.jpg

Éste es el selecto "Club de los 100 metros por segundo":

10. Zenvo ST1: 375 kilómetros por hora.

Si tuviésemos que hablar de rarezas en el mundo del motor, la marca danesa Zenvo Automotive se llevaría la palma. Con una producción limitada a 20 exclusivas unidades por año, el ST1 monta un motor V8 sobrealimentado con una cilindrada de 7,0 litros que logra los 1.104 caballos de potencia  y una torsión de hasta 1.430 Newton metro. Para colmo, toda esa fuerza se transmite a través de una transmisión manual de 6 velocidades a la más vieja usanza para llegar hasta las ruedas posteriores. Si tenemos a mano un mínimo de 890.000 euros, puede ser nuestro.

zenvo_st1.jpg

9. Ferrari LaFerrari: 378 kilómetros por hora.

Aunque en realidad su velocidad está limitada a 350 kilómetros por hora, 378 es la cifra que alcanza sin control electrónico. Esta joya híbrida diseñada por Manzoni, también llamada F70, desarrolla una potencia conjunta entre motor eléctrico –KERS– y de gasolina –V12 6.3– de 963 caballos. Se presentó en el Salón de Ginebra de 2013 como el sucesor del emblemático Ferrari Enzo, pues también cuenta con una fabricación digna de laboratorio y sólo se fabricarán 499 unidades, todas vendidas. Basado directamente en la Fórmula 1, tuvo un precio inicial de 1,3 millones de euros.

ca0817-300159_1.jpg

8. McLaren P1: 384 kilómetros por hora.

Se trata de otro orgulloso sucesor de un superdeportivo mítico como lo fue en su día el McLaren F1. Basado, como el LaFerrari, en la categoría reina del motor, el P1 ofrece una versión repotenciada del V8 biturbo de 3.8 litros utilizado en el MP4-12C, consiguiendo elevar la cifra de 591 caballos a 727. Al igual que su rival más directo, este modelo también es híbrido y consta de KERS, pero estuvo todavía más limitado en producción: sólo se fabricaron 375 unidades, todas vendidas por una media de 1,3 millones de euros. Su relevo generacional se llama BP23 y llegará en 2019.

supernova-silver-mclaren-p1-2.jpg

7. Pagani Huayra: 386 kilómetros por hora.

Se trata de la 'última' creación –2013–  de una firma italiana de origen argentino que, en el fondo, es relativamente conocida gracias a su reincidente aparición en algunos videojuegos de simulación de carreras como Gran Turismo. A no ser que vivamos en Palm Beach, Dubái, Marbella, Milán o Zúrich, es súbitamente difícil divisar uno de ellos. Consta de un propulsor V12 biturbo de 6,0 litros suministrado por Mercedes-AMG que otorga 730 caballos y desarrolla un par máximo de 1.000 Newton metro que transmite íntegramente al eje trasero. Su precio ronda el millón de euros.

01-pagani-huarya-review-1.jpg

6. WM Lykan Hypersport: 398 kilómetros por hora.

¿Alguien dijo que en Líbano no se podían fabricar coches de ensueño? Este primer superdeportivo árabe que se presentó en el Salón de Qatar de 2015 genera 770 caballos de potencia y alcanza los 100 kilómetros por hora desde parado en 2,8 segundos –el mismo tiempo que tarda en arrancar el motor–, todo gracias a un 'humilde' motor bóxer de 6 cilindros. Ralph Debbas, su creador, habló de que el Lykan fue construido con la idea de que fuese el automóvil más lujoso, caro y exclusivo jamás producido. De hecho, sólo existen 7 unidades y su precio se acerca a los 3 millones de euros.

81841-1-1300x665.jpg

5. Lamborghini Sesto Elemento: 429 kilómetros por hora.

Siguiendo la estela del I+D de otra grandes marcas de deportivos, Lamborghini dio con un coche sin parangón. Su nombre hace referencia al sexto elemento de la tabla periódica que, como sabréis si estudiasteis química en el instituto, es el carbono, pues para aligerar esta bestia –pesa exactamente 999 kilogramos– se ha utilizado este material masivamente. Con un extraño V10 de 610 caballos y 20 unidades producidas que sólo se vendieron a clientes VIP de la marca –es decir, que ya coleccionaban 'Lambos' en sus mansiones–, este juguete costaba 2,5 millones de euros.

87ec5c188e47e756e36e05e75a656c1e.jpg

4. Bugatti Veyron Super Sport: 432 kilómetros por hora.

Pese a su repercusión mediática por ser 'hijo' del grupo Volkswagen, ciertamente no es el coche más rápido, potente, caro o exclusivo del mundo. De origen francés aunque destinado al mercado árabe dada su excentricidad y diseño rococó, su aspecto técnico más relevante es un exótico propulsor W16 de 8,0 litros con 1.200 caballos y un tan ecológico como económico consumo de 24 litros de combustible cada 100 kilómetros en ciclo combinado. Con el Chiron, nuevo modelo de la marca, ya en producción, lejos quedan los 1.001 caballos del primer Veyron de producción.

bug_super_sport_02.jpg

3. Hennesey Venom GT: 435 kilómetros por hora.

Se parece a un Lotus Elise de la década pasada, pues utiliza un chasis modificado de ese modelo, pero en nada más. Este engendro americano creado a base de componentes de otros superdeportivos cual Frankenstein, tiene un anormal motor central transversal V8 LS9 con dos turbocargadores proveniente del Corvette Z06, con el que consigue una relación potencia-peso de 1 a 1: 1.244 caballos para 1.244 kilogramos. Ya no conserva el récord de aceleración en vehículos de producción –de 0 a 300 kilómetros por hora en 13,6 segundos– pero su sucesor, el Hennessey F5, quizás lo recupere.

hennessey_venom_gt_270.4_mph_ksc_800px-09.jpg

2. SSC Tuatara: 444 kilómetros por hora.

El orgullo de América es inconmensurable. Este despropósito de 1.340 caballos apenas pesa 1.250 kilos, es decir, se trata de uno de los pocos coches en el mundo con una relación potencia-peso superior a la unidad. Cuenta la leyenda que en su desarrollo llegó a participar la NASA y que su V8 –como no podía ser de otra forma viniendo de Estados Unidos–puede exprimir más potencia todavía próximamente. Con un precio teórico de un millón de euros aproximadamente, lo más curioso de este coche es que nunca llegó a debutar oficialmente, si bien esto cambiará pronto.

2012-ssc-ultimate-aero-ii_1600x0w.jpg

1. Koenigsegg One:1: 452 kilómetros por hora.

Había una vez un sueco llamado Christian que con 22 años no encontró un superdeportivo que le llenara, así que decidió construirlo él mismo. Su última creación, el One:1, debe su nombre a la relación potencia-peso –1360 caballos para 1360 kilos– y contiene una variante del motor V8 de doble turbo de 5,0 litros usado en los modelos de la línea Agera. Como algunos de sus competidores, tiene aerodinámica activa, pero supera a todos en coeficiente de penetración. Si quieres un cohete sobre ruedas como este, pone a la cola: fabrican 2 unidades al mes a razón de 1,5 millones de euros.

koenigsegg-one-1-013_0.jpg

Aunque en esta lista, por el hecho acercarse a la cifra de los 360 kilómetros por hora de velocidad punta y acelerar de 0 a 100 en unos vertiginosos 2 segundos y medio, también podríamos incluir al Porsche 918 Spyder, estas son las máquinas que, de momento, la conforman y se disputan año tras año el primer puesto del ranking.

La lucha por ser el más rápido continúa y, por ahora, los de Ängelholm van muy bien servidos, máxime desde que Agera RS ridiculizase al Chiron en el sprint con parada 0-400-0. Con todo, mientras estos automóviles recorren un maratón en menos de 7 minutos, los mortales nos conformaremos con otros algo más asequibles.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top