Balance del Salón del Automóvil de Ginebra 2017

La tendencia es la de jugar con volúmenes que interactúan entre sí

AmpliarCrónica Salón del Automóvil Ginebra - SoyMotor.comFittipaldi EF7 Vision

Tras unos días de locos por Suiza, por fin me puedo sentar con tranquilidad a escribir. Y es que aunque suela estar por la sección técnica de Fórmula 1, lo mío es el diseño de coches, así que cuando se planteó la oportunidad de ir a cubrir el Salón de Ginebra para SoyMotor.com, no me lo pensé dos veces. 

Antes que nada, quiero dejar claro que no voy a revisar las novedades tirando de comunicado de prensa, voy a dar mis impresiones. Como diseñador, estas son completamente subjetivas aunque intente lo contrario. Voy a intentar acercarme a esos detalles de los que no se suele hablar. Esto es lo que fue para mí el Salón de Ginebra 2017

Vamos a ir en orden alfabético para intentar no dejarme nada. En primer lugar Abarth, que llevó sus versiones de los Fiat 500 y 124 radicalizadas como solo ellos saben. En mi opinión están sabiendo hacerse un nombre –o volver, más bien– como en su momento hizo AMG. Todo lo que tocan se convierte en un juguetito que provoca una sonrisilla a cualquier aficionado al motor. 

No muy lejos de allí, mi querida Alfa Romeo traía su nuevo SUV, el Stelvio. Se trata de un diseño parecido al de la Giulia, y como ella gana en directo. Los faros siguen siendo el detalle que menos me convence, pero qué duda cabe de que es una de las bellezas del segmento. Y qué levas tiene el cambio. En cuanto a tacto, me atrevería a decir que son de las mejores del mercado, poco detrás de Ferrari. 

Por cierto, en su versión más potente, la Quadrifoglio Verde, está pintado en Rosso Competizione, como el Giulia. Sin embargo, no se trata del mismo color. En el Stelvio tiene un tono más granate, que si bien es algo más profundo, se parece más a los rojos que tan de moda están poniendo Mazda y Renault. 

Alpine era una de las marcas que más expectación estaba levantando para este salón, ya que por fin traían la versión de producción de su nuevo deportivo. La moda retro está más fuerte que nunca, y yo no tengo queja alguna. 

El trabajo de superficies en este coche es exquisito. Ese lateral, los rebajes donde antaño se colocaban entradas de aire para el motor en la trasera –sin poner una entrada falsa que solo perjudicaría-, la misma trasera caída… Consigue una deportividad elegante, sin elementos superfluos. 

Aston Martin fue para mí la gran revelación de este salón. No porque no tengan competidores a la altura –bueno, a la altura de su mayor bestia no–, sino porque era una marca que nunca me había llamado la atención hasta hace poco y que creo que están haciendo las cosas muy bien, así que les dedicaré un ratito. 

En primer lugar, había un Vulcan por el lugar. Ese bicho me tiene enamorado. Detallitos a montones, como el aletín de la salida del paso de rueda en fibra de carbono imitando el acero de Damasco. Tendría esta pieza en mi casa expuesta. 

Al parecer la idea del Vulcan salió bien y Aston ha lanzado una submarca, llamada AMR, dedicada a hacer bestias de circuito, comenzando por un Rapide y un Vantage. Interiores de alcántara azul oscuro y cuero amarillo fosforito decorando una cantidad ingente de fibra de carbono. También había un DB11 Q que mostraba una personalización azul de una elegancia exquisita. 

Pero la joya de la corona tiene nombre por fin –y faros e interior el mes que viene, según nos contaron los de Aston– y no es otro que Valkyrie. Este coche es más aire que coche, dando lugar a unas cifras casi ridículas que de confirmarse, efectivamente ridiculizarán a cualquier otro deportivo. 

Audi nos enseñó su concept Q8 de nuevo, sorprende en vivo, pues por proporciones deportivas no parece tan monstruosamente grande como realmente es. También trajeron su nuevo RS5, que si bien es un coche muy correcto y al nivel, me decepcionó un poco, sobre todo en su interior. El cuero perforado que usan en el volante me parece de una textura exagerada, pero esto ya es algo personal. 

En Bentley han decidido que el reciclaje es bueno y lo hacen con su concept EXP 12 Speed 6e. Se les permite, porque el diseño es genial y ahora luce descapotable y eléctrico. Puede que la elección de colores sea discutible, pero qué amor por el detalle. Si hasta la bisagra interna de la puerta tenía un relieve con la Union Jack. O esos faros, con esa textura en diamante que se repite por todo el coche. 

BMW se quedó un poco flojo. Presentar un familiar y un facelift en un salón tan importante sabe a muy poco. Siempre me ha dado rabia que aun siendo –supuestamente– la marca más deportiva de las tres grandes alemanas, no tengan algo con lo que competir con AMG GT y R8. Pero bueno, mientras sigan sacando maravillas como el M2, me doy con un canto en los dientes. 

Bugatti traía el Chiron, nada nuevo, pero él solo atraía bastantes miradas, incluso la de Jorge Lorenzo, que parecía bastante interesado. He de decir que la trasera de este coche sigue sin convencerme con esas salidas tan grandes y 'sin forma', y un faro algo bajo y demasiado horizontal. Eso sí, para mi gusto, el salto de diseño respecto al Veyron es brutal. 

El concept Escala de Cadillac me pareció un ejemplo perfecto de buenas proporciones, se trata de una berlina muy plantada en el suelo y elegante. Lamentablemente no tuve tiempo de montarme, pero me dijeron que el interior no estaba a la altura, una lástima. 

Citröen enseñaba aquí su C-Aircross concept. Le están sacando mucho partido a esa estética que estrenó el Cactus, quizá abrazando más el diseño de producto que el de coches. Me parece que es distinto y espero que tenga su recompensa. Los franceses son muy de arriesgarse, aunque en el caso de DS quede algo recargado. Por cierto, ¿alguien ha mencionado lo mucho que se parecen el DS7 y el Audi Q5

Yendo hacia el stand de Dendrobium para ver su llamativa propuesta, me crucé con el de David Brown. Sinceramente, no me había parado a mirar nunca su coche, pero el trabajo artesanal que hacen es digno de mención. El panel de aluminio que conforma el techo, pilares y aletas traseras es una sola pieza, lo cual es increíble. 

En cuanto a Dendrobium, los de Singapur quieren hacer de su supercoche eléctrico algo realmente llamativo y lo han conseguido. Vale que tiene algunas referencias en cuanto a diseño bastante notables, pero hay que darles el visto bueno, porque cuando una empresa nueva hace un supercoche para impresionar suelen salir creaciones bastante difíciles de mirar. Por suerte, este no es el caso. 

Llegamos a Ferrari, que presentaba su 812 Superfast. Si con su predecesor Jeremy Clarkson ya mencionaba que estaban llegando a potencias excesivas, este se lanza a por la barrera de los 800 caballos. Tuvimos la suerte de que nos recibieron en el stand para explicarnos todo, desde su nuevo motor hasta su extensivo trabajo aerodinámico. 

Sin embargo, un Ferrari es algo más. En este caso, aparte de la deportividad que lo caracteriza, de todos esos pequeños detalles que solo un Ferrari puede tener, me llamó la atención lo fácil que es subirse y bajarse de este coche, marcando una gran distancia frente a otros superdeportivos en este aspecto. 

Ford se presentó en Ginebra con un stand inmenso, con numerosos coches antiguos de competición. Así sí. Aparte de su GT, tanto en versión de calle como el victorioso de competición, traen un renovado Fiesta. Quizá, para mi gusto, en el acabado base de la impresión de tener el voladizo delantero demasiado largo por culpa del nuevo diseño del paragolpes. La renovación era necesaria no obstante. 

Glickenhaus llevó un par de unidades de su última bestia, una de circuito y otra de calle. Me llamó la atención que la de calle usa madera en la parte baja del splitter delantero, quizá inspirándose en la Fórmula 1, como material con el que una rascada no duela tanto como con la fibra de carbono. 

Infiniti nos trajo su Q60 Project Black S, una versión de su coupé radicalizada e hibridada con tecnología de Renault F1, que la verdad es que lucía impresionante. La tendencia de hibridar los coches para conseguir más potencia ha pasado de ser cosa de hiperdeportivos a superdeportivos con el Honda NSX, y pronto a los deportivos más 'básicos'. Eso sí, a mi Miata no lo toquéis. 

Italdesign nos mostró su V10 Supercar, de inspiración claramente Lamborghini, tan recargado que a mí la verdad no me va mucho. Sin embargo, se sacó de la manga una colaboración con Airbus para hacer un pequeño coche con un dron acoplable que lo recoge y permite su vuelo. Alguien tenía que hacerlo. 

Tanto Jaguar como Kia no llevaban grandes novedades, pero con el I-Pace y el Stinger saco unas conclusiones. Llevar un coche rojo sólido sin ningún tipo de metalizado a un salón del automóvil puede poner difíciles las cosas a los fotógrafos, pero como cada vez escasean más, pueden llamar mucho la atención. 

Koenigsegg llevó las dos primeras unidades de producción de su Regera. Además, su creador, Christian von Koenigsegg, hizo una entrada digna de Iron Man, con dos de sus coches andando por los pasillos del salón. Llegó a su stand, bajó, y los coches se retiraron con un estruendo enorme. 

Desde luego, es notable como una empresa sin un gran grupo automovilístico detrás pueda llegar al grado de innovación del Regera, que recordemos, funciona sin caja de cambios, gracias a la magia de los motores eléctricos y unos turbos como los de un camión. 

Lamborghini mostró su renovado Aventador S y el Huracán Performante. De este último, me esperaba una agresividad que no ha sido tal, y que se ha sustituido por efectividad aerodinámica. Esta alemanización de los de Lambo no me parece del todo mal, pero en el fondo, me duele un poquito la falta de fuegos artificiales. 

El nuevo Range Rover Velar coge todo lo que funciona del Evoque y lo hace más grande, suave y elegante. Impecable trabajo de superficies, con un par de salvedades, entre ellas, la línea de hombro que no se aprecia tanto en las fotos que publicó Land Rover por estar tomadas desde muy abajo, pero que en directo se ve demasiado cuadrada. 

Lexus presentaba nueva berlina grande, LS 500h, con una parrilla frontal que cada vez van haciendo más grande y compleja, pero que no me disgusta aquí. Me quedo con el juego del faro trasero del LC, que usa dos espejos para conseguir un efecto de holograma infinito en su interior. 

De Maserati y Mazda no hay mucho que decir, en concreto, se podría decir lo mismo del Levante y del MX-5 RF, y es que se ven mucho mejor en directo. Aunque no os terminen de convencer en foto, dadles una oportunidad en vivo. 

Con McLaren y su 720S tengo sentimientos encontrados. Por un lado el lateral me gusta mucho, todo el trabajo en su puerta, que es prácticamente hueca. Sin embargo, esa delantera… Se me hace un gráfico demasiado grande la forma que acompaña al faro frente al pequeño tamaño de la toma de aire. 

Llegamos a Mercedes, aunque más concretamente al AMG GT Concept, o lo que es lo mismo, el prototipo que prefigura el AMG GT de cuatro puertas. Para la ocasión, con tecnología híbrida de F1 y más de 800 caballos, estrena la nomenclatura EQ Power+ que lleva su monoplaza de este año. 

Se trata de un coche de proporciones elegantes con el Porsche Panamera como claro objetivo. Sin embargo, algunos detalles como el dorado y cromado de sus llantas para mi gusto restaba algo de esa elegancia. 

El Mitsubishi EX Concept era un tanto peculiar, pues dependiendo de dónde miraras parecía tener un morro desproporcionadamente alto, muy mazacote, o dar una impresión muy dinámica. Y hablando de los SUV, Nissan presentaba su nuevo Qashqai para seguir dominándolos a todos. 

De la visita a Pagani me llevo dos anécdotas. El primer día, de ver al señor Horacio trajeado y con deportivas aunque se puso completamente elegante al día siguiente. La segunda, del increíble Huayra, que con mayor rigidez torsional que el coupé han conseguido rebajarle el peso. Chúpate esa, física. 

Y es que entre los paneles de fibra del maletero y capó motor suele haber unos topecillos metálicos que, en Pagani, han decidido sustituir por euros. Sí, como lo leéis. Tuvimos que preguntar un tanto incrédulos que hacía esa moneda ahí colocada. 

Peugeot con su Instinct demuestra que si no te pones creativo con la apertura de tus puertas no eres nadie. Lo malo es que cada vez es más difícil innovar. En este caso se prescinde de pilar B para crear un espacio abierto en un coche que se ve muy dinámico. 

Pininfarina trajo dos creaciones, por un lado una berlina eléctrica con un diseño más que correcto, pero no especialmente innovador. Por otro lado, sí que hizo un movimiento más arriesgado al anunciar colaboración con Fittipaldi para crear un deportivo de trabajada aerodinámica

Porsche trajo su Panamera Gran Turismo, es decir, su versión familiar. La verdad es que respecto al concept ha perdido algo de gracia, pero tampoco podemos pedir milagros. En cualquier caso, sigo pensando que el volante de Porsche está entre los mejores del mercado, pese a su aparente sencillez. 

Renault nos dejó observar de nuevo su precioso Dezir, un concept que juega con las texturas de una forma magistral. También una pequeña locura que se supone tiene como base el Zoe, y que veremos si da lugar a algo más como una copa monomarca. Ojalá. 

Tres preciosos Rolls-Royce Dawn se exhibían en Ginebra con las capotas, líneas e interior a juego, uno azul, otro rojo y otro amarillo. Ahora mismo Rolls Royce no impresiona tanto en cuanto a diseño, pero es meterte dentro y se te pasa todo. Qué calidad, qué materiales. 

Seat presenta el nuevo Ibiza, con un exterior más bonito pero que cada vez se parece más al León. Sin embargo, el interior no me ha convencido, con un diseño demasiado anguloso. Quitando este detalle, creo que se venderá como churros. 

De Skoda tengo que decir que me gusta mucho la dirección que estaban tomando. Y digo estaban, porque aunque lo de dividir los faros delanteros les ha salido muy bien en el Kodiaq, no han tenido la misma suerte con el restyling del Octavia. Y desviándome del tema, desde el salón soy su fan, de ellos y de su comida. 

He de felicitar a SsangYong y su trabajo con el XAVL. Sí, puede que siga algo recargado de más, pero han encontrado un diseño personal, con detalles muy interesantes como ese gráfico de tres líneas que se repite en los faros e interior. 

SsangYong XAVL

Tata presentaba su propuesta de pequeño deportivo. Quizá algo sobrediseñado, pero desde luego, una propuesta atrevida que encaja muy bien en su filosofía. En vivo se ve muy pequeñito y compacto, tiene pinta de ser muy divertido. 

El Arteon de Volkswagen no es más que lo que antes era el Passat CC. Con este coche me pasa algo curioso, porque me parece que comenzó genial, la liaron un poco con el restyling, pero ahora vuelve a estar a la altura. Tiene un buen juego de volúmenes, con la parrilla y el faro muy integrados. Por cierto, no sé qué pasa con las salidas de escape falsas, pero se han puesto seriamente de moda

Volkswagen Arteon

Por último, Volvo, que con el XC60 comienza a tener una gama más amplia de nuevo. Aprovecha muy bien ese diseño escandinavo integrando la madera como muy pocos saben hacer. Y es que no hay nada que quede peor que una madera falsa mal puesta en un interior. 

Y hasta aquí mis impresiones, que no son pocas. Seguro que me he dejado algunas marcas por el camino, pero estas son las que me han llamado la atención. Vamos con unas breves conclusiones. 

En primer lugar, la tendencia es la de jugar con volúmenes que interactúan entre sí, ya sea añadiendo o quitando material. Las formas de los faros cada vez van más a lo tridimensional, la tecnología LED permite jugar con mucha más libertad a la hora de diseñarlos. 

Por su parte, pinturas mates o satinadas y texturas están a la orden del día. Para mi gusto, el Renault Dezir es una buena guía de lo que hay que hacer con esto, sin abusar de estos recursos, claro está, que al fin y al cabo es un concept. 

Puertas de apertura no convencional, embellecedores en los escapes, volantes cada vez más complejos… Son elementos que se repiten, que a algunos gustarán, pero no todos acaban con buenos resultados. 

Mecánicamente, la hibridación e incluso los eléctricos puros han llegado para quedarse. Un sistema híbrido pequeño puede suponer una gran ventaja para cualquier coche en el mercado, y cada vez parecen más fáciles de integrar. Si esto nos permite seguir viendo buenos deportivos en un futuro, sinceramente no puedo estar en contra, aunque yo siempre prefiera la pureza de un atmosférico con cambio manual. 

Espero que os haya gustado este pequeño vistazo personal del 87º Salón de Ginebra. Me gustaría extenderme más en algún momento sobre algunos coches, pero todo se andará. Por ahora os dejo con la galería de fotos que hice para que podáis observar esos detallitos de los que hablo. No soy un gran fotógrafo, no me lo tengáis muy en cuenta.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de F22 RAPTOR
M quedo con el Honda Civic type R, Lamborghini Huracan Performante, McLaren 720s, Pagani Huayra, Koenigsegg Regera, Range Rover Velar
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top