Blog de Virutas de Goma

La guerra de los mundos

Tiene gracia. El presente de McLaren-Honda se escribió hace ciento diecinueve años a apenas dos kilómetros de donde está acaeciendo hoy. Esa es la distancia que separa el número 141 de Maybury Road del rimbombante MTC de McLaren. Una noche de hace 119 años, el escritor H.G. Wells, consumado ciclista, imaginó lo que pasaría si una fuerza venida del exterior llegase a su entorno y lo transformase de manera masiva. Plasmó sus pensamientos en la novela 'La guerra de los mundos' y esto es justo lo que ha ocurrido en Woking con el advenimiento de Honda.

Leer más...
La que nos va a caer encima

Va a ser toda una debacle. Garantizado. De hecho ya está empezando. Lo de los coches, los de calle, va a ser una de las meriendas de negros más heavy de toda la historia del capitalismo. A actual status con una treintena de fabricantes de coches que hay en el mundo, de los grandes y de ámbito plurinacional, malamente le queda una década… si es que llega. En unos años quedarán cinco o puede que seis, a lo sumo. Y esto va a tener unas consecuencias brutales en el deporte que mejor les representa, pero también de oportunidades. 

Leer más...
¿Por qué 'somos' de un equipo? - SoyMotor

Dicen los más espabilaos que el ingeniero último del universo fue muy listo y nos puso por encima de todo la cabeza, el cerebro, la CPU que rige ideas, pareceres y entendederas. Es por eso que a veces nuestra mente, el que la tenga, pone freno a los desmanes que nuestra pasión comete. El problema es que encontrar el equilibrio entre lo que dicta el corazón con lo que nuestras meninges emanan a veces es complicado, y en esto de entregar nuestro querer no hay regla que valga. El rojo nos llama como el capote al toro y es Ferrari la que desata las mayores pasiones en la Fórmula 1. Los británicos, de sangre más tibia, beben los vientos por McLaren y Williams, y de manera puntual se calientan con algún tercero como cuando Brawn GP vendió 130.000 gorras en tres días. En Suiza es muy complicado ser de Sauber porque las carreras están prohibidas y sus coches malamente pueden ni siquiera rodar legalmente por las calles de Zúrich. Los franceses se matan por Renault y obviamente sacan pecho cada vez que un rombo cruza la meta aunque el D’artañán que lleve al volante sea de otras latitudes, pero cada cual es muy dueño de querer o desquerer a quien le plazca.

Leer más...
McLaren Technology Center, en Woking - SoyMotor

Los olores se diferencian entre si debido a las diversas combinaciones de compuestos orgánicos volátiles que encierran; de su equilibrio deriva el aroma que desprendan. 

Leer más...
21
mar
2017

La guerra silenciosa

La guerra silenciosa - SoyMotor.com

Es como un ataque a un castillo medieval. El primero que sube a la almena se lleva un premio pero tiene que trepar el muro, probablemente derribar a alguno de los arqueros defensores de su puesto y eludir un foso con agua que rodea a la edificación. Algo parecido ha sido tradicionalmente el salto final de llegar a la Formula 1 pero es que en los dos últimos años en la charca que rodea la empalizada han echado cocodrilos, tigres, leones, dinosaurios y a seiscientos clones de Rambo armados hasta los dientes y cabreados. No es que llegar a la F1 se haya vuelto caro, siempre lo ha sido, es que ahora las reglas y paradigmas de toda la vida empiezan a no servir.

Leer más...
09
mar
2017

Visión nocturna

Visión nocturna - Virutas de Goma - SoyMotor.com

Cae la noche en la Fórmula 1. El sol acaba su turno, las temperaturas bajan y las sombras se alargan. Notas el frío, te aprietas el pañuelo al cuello y celebras haber echado un jersey en la maleta. Miras hacia esos soles artificiales de cuarzo que pueblan el paddock de Montmeló y aprecias la humedad a su alrededor, esa nube incolora y vaporosa que delata que sigue siendo invierno. El relente no perdona y empaña los cristales de los motorhomes donde rebosa la actividad. 

Leer más...
03
mar
2017

Los tés

Los tés - SoyMotor.com

En la escena de Los Morancos, Omaita se cruzaba por un pasillo con La Antonia. Esta última llevaba un manojo de bolsitas de té colgando de la mano y trincadas por las etiquetas de un puñado. Su ficticia progenitora le cuestionó que para qué iba así por la vida. La respuesta fue “es que me voy a sacar el carnet de conducir y me han dicho que haga muchos tés”.

Leer más...
18
feb
2017

Trumpetizando la F1

Trumpetizando la F1 - SoyMotor.com

Donald Trump es un manipulador de tres pares de c0_|0π€s, y lo es hasta en su saludo. Cuando te da la mano, al acabar el duro apretón de sus cinco, tira de ti para acercar tu cara a la suya sin que te lo esperes. Se lo hace a todos los que quiere someter, no falla. Hasta hace poco menos de un mes Bernie daba la mano y para él bastaba el apretón para recaudar el mismo resultado. Habría que firmar un papel por puro formalismo pero con el abrazo de los diez dedos era suficiente para llevar al saludado a su territorio.

Leer más...
06
feb
2017

La piedra de afilar

Ferrari, en una situación límite ante el nuevo Reglamento Técnico - SoyMotor

Hay que tenerlos muy bien puestos para colarse en la factoría de Jaguar con un trailer, mangar un cargamento de motores nuevos de trinca, y salir por la puerta con ellos con un dieciocho ruedas. Aunque… mucho más gordos los has que tener para volver por segunda vez y llevarte otro fardelao de propulsores como si fueran tuyos cuando en realidad estabas robándolos limpiamente. Unos tíos se la jugaron a base de bien, y aunque sean unos chorizos a los que ojalá pillen, hay que reconocer que eran unos artistas.

Leer más...
29
ene
2017

El diluvio que viene

El nuevo triunvirato de Liberty Media para la Fórmula 1 - SoyMotor

En la comedia musical “El diluvio que viene” Don Silvestre, el cura de un perdido pueblo de montaña italiano, recibe la llamada de Dios y le advierte de que tiene programado un segundo diluvio universal. El nuevo dios de la Formula 1, el bigotudo Chase Carey, llamó del mismo modo al que hasta ahora ejercía de deidad, Mr. E, para advertirle de un aterrador diluvio similar que aunque sea de otro orden a medio plazo va a ponerlo todo patas arriba. Los nuevos amos no gritaron ‘cuidado, chaval’ a su llegada, aunque traen nuevas ideas, nueva filosofía, nueva imagen, y nuevo todo con sus cosas buenas y malas como las ha habido durante el casi medio siglo del reinado de Bernie I El Grande. Al que se marcha muchas gracias, a los que llegan bienvenidos, que ya han olisqueado la cara oculta de la luna y se han dado cuenta de que hay tres asignaturas importantes que aprobar: el reparto de los dineros, la fisonomía de un deporte que ha de cambiar, y la imagen del conjunto que emerge de estos dos puntos anteriores y que afecta a la percepción que de él tiene su principal clientela: tú. No pierdas de vista que la F1 no vende emoción, ni velocidad ni nada de eso, vende número de espectadores y sin ellos, la fiesta no es la misma.

Leer más...

Páginas