Blog de Blancafort

11
Aug
2017

Premios en metálico, una especie aún no extinguida

Premios en metálico, una especie aún no extinguida

Hay muchas especies de animales y plantas en peligro de extinción. Algunas incluso parecen ya extinguidas, aunque corren rumores de que aquí o allí parece haberse dado la aparición de algún ejemplar. Y en ocasiones, la acción humana ha permitido preservar, aunque sea de forma un tanto precaria, alguna especie.

Algo así sucede con los premios en metálico en las carreras.

Las World Series han anunciado su continuidad para el próximo año. También el mantenimiento de sus vínculos con las Le Mans Series y el Mundial de Resistencia. Seguirán con los mismos coches, pero con un kit aerodinámico nuevo, quizás alguna actualización del motor, para mejorar las prestaciones.

Sin embargo, lo más importante del anuncio no fue esto. Sino la revelación de que habrá de premios en metálico por carrera. Algo que va mucho más allá de un test de categoría superior o una 'beca' para saltar de categoría al campeón.

En mis inicios en el automovilismo, todas las pruebas tenían premios en metálico. Los mejores pilotos incluso tenían pequeñas 'primas de salida' que no siempre eran en metálico sino en forma de pago de los gastos de desplazamiento, unos litros de gasolina o el hotel pagado.

Los premios, en aquella época, eran muy importantes. A los de la propia carrera o campeonato se unían las primas de los patrocinadores genéricos del campeonato. Recuerdo a más de un piloto confiar en el cobro de estos premios para volver a casa. Los mejores incluso podían ganar dinero. Los menos afortunados, al menos limitaban las pérdidas a cantidades razonables… salvo incidente.

Eran tiempos en lo que organizar las pruebas era mucho más barato. Que las carreras eran un evento importante allí donde se hicieran. Y que el público pagaba su entrada incluso en las carreras de montaña.

Hoy, con la mayor parte de campeonatos y series en manos de los promotores, los premios y primas han desaparecido, pero los costos de organización y participación han aumentado. Salvo excepciones, la ecuación de un cierto equilibrio económico se ha roto. Todos los costos han aumentado de forma exponencial a la par que los ingresos se han reducido o concentrado en unas pocas manos.

No sé si los premios serán muy cuantiosos. Desde luego no creo que lleguen a cubrir el presupuesto de nadie. Pero si contribuyen a aligerar la carga financiera que deben soportar los pilotos, los papás y familia de los pilotos, se habrá dado un paso, pequeño, para encarrilar el futuro de otra forma.

Espero ilusionado el anuncio de la cuantía de estos premios. Si las World Series dan este paso, las series rivales deberán asimismo mover ficha.

Los premios se creían extinguidos. Pero se atisba que algún ejemplar se ha salvado y que están dispuestos a preservar la especie. Esperemos que las World Series lo logre.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top