Blog de BoxThisLap

06
Dec
2017

La Fórmula 1 sólo es una excusa

Museo Fernando Alonso - SoyMotor.com

Afirmar que la Fórmula 1 te ha dado mucho quizás suene excesivo. Son más bien palabras propias de un piloto, jefe de equipo e incluso del mismísimo Bernie Ecclestone "$$$". 

Puede que te haya quitado tiempo libre, horas de sueño y por supuesto… dinero, pero no lo hizo contra tu voluntad. Una afición que te roba mucho tiempo, pero no es ni mucho menos la única. No sólo eso, creo que coincidirás en que hay cosas peores, las cuales terminan quitándote lo mismo sin devolverte nada a cambio. Has vivido buenos momentos gracias a ella, también algunos tristes e incluso injustos. La has disfrutado tanto en el circuito como viéndola por televisión, solo o en compañía en ambos casos. Ha llenado tu mente de buenos recuerdos y otros no tanto, imborrables algunos de ellos, grabados para siempre en tu memoria para bien o para mal

Éstas son tan sólo alguna de las cosas que a cambio de tu tiempo libre, tus horas de sueño y para que mentir... tu dinero, te ha devuelto la Fórmula 1. Solamente falta una y tal vez sea la más importante:

Poder compartir mesa, mantel y risas con personas que en el mejor de los casos es la segunda vez que ves en persona y en otras, la primera; o quizás no conozcas de absolutamente nada. Esto es algo que desde fuera, quien no lo sepa jamás adivinará, dado que nadie se atrevería a afirmar otra cosa al veros juntos que decir que os conocéis de toda la vida. Todo empezó mucho antes de hacerlo.

En el caso de Jose, todavía es más complicado. No es de este tipo de aventuras y lo primero que piensa es que todo es una trama para que se despierte sabe dios dónde, con una sutura y con un riñón menos. No conoce a nadie y, además, ya le han cambiado el nombre. Pese a haberse 'comido' tres horas de viaje al sol, sin apenas haber dormido y con una alergia que quita el sentido y hasta el habla. Nada que no pueda remediar un buen cachopo.

Mueso Fernando Alonso

Una vez llegas al destino y tras las presentaciones, procedéis a visitar ese museo con el que ese piloto ha querido compartir de alguna manera sus logros con la afición. El mismo museo donde horas antes esas mismas personas te han "abandonado a tu suerte" conscientes de no poder salvarte de tu chifladura por hacer fotos a todo. Donde has saludado, además de rendir honores y pleitesía, a ese coche azul y amarillo por tercera vez sin olvidarte antes, por supuesto, de hacer lo mismo también por tercera vez con esa maravilla pintada de blanco y rojo con el número 12 en su morro, mientras recuerdas que la primera vez que le saludaste fue en ese sitio en medio de la campiña del condado de Surrey.

Museo Fernando Alonso

Durante esa visita, una de las anfitrionas se acerca a tu socio: "¿Qué tal? ¿Todo bien? ¿Qué te parece?". Tu socio, carente de habilidades sociales, responde con esa habitual gracia que le caracteriza: "Aquí, esperando a ver si llegamos de una vez a la zona donde están los coches de Vettel". La anfitriona replica: "Mmmm, aquí no hay de eso". Se hace el silencio mientras ella piensa si sonreir o perdonarte la vida… "No ha habido heridos, la cosa promete. Si hay represalias siempre se le puede echar la culpa a los antihistamínicos", piensa él. 5 millones de fotos después, se termina la visita y procedemos a la sobremesa donde, evidentemente, deglutiremos con ansia fantásticos manjares. "Mmmm…cachopo".

Es en esa sobremesa donde da lo mismo si simpatizas más con tal o cual piloto o equipo. No importa si eres de los que echas de menos aquel sonido de los V12, V10 y libertad total en cuanto a desarrollo de los monoplazas. Eres bienvenido/a aunque que seas uno de aquellos/as que asumió hace tiempo la imparable implantación de los motores híbridos, límites presupuestarios, de consumo y neumáticos que podrían durar tres Grandes Premios. Da igual que seas de los que sonríe de oreja a oreja mientras te duelen los oídos tras el paso de un monoplaza que deja impregnadas tu piel y fosas nasales con el aroma de la gasolina y goma quemadas. Nada de eso importa, incluso aunque seas de los que lleva la contraria a quienes les resulta aburrida tanta incomprensible y numerosa limitación reglamentaria.

Posiblemente la competición actual os parezca aburrida, adulterada e incluso decadente pero, mal que os pese, coincidís en seguir enganchados a ella, con la esperanza de que todo cambie admitiendo a regañadientes que los viejos tiempos jamás volverán. Bueno, en eso, y en que los Pirelli no "molaban".

Sólo hay algo de lo que no te cabe duda, si lo logras: el haber encontrado a personas que comparten tu mismo 'desorden mental' por algo, no tiene precio, y es algo que esos 'cochecitos de colores' que dan vueltas por un circuito te ha permitido.

Porque al final la F1 se convierte en un simple pretexto. Pasa de ser causa a ser excusa para por fin, estrechar la mano a tu 'socio' y sin embargo amigo desde hace años, muchos años. Conocer gente nueva y volver a ver a aquella que ya conocías, con la que hasta hace un par de años sólo hablabas por Internet, hacerles una visita y pasar un tiempo con ellos aunque sólo se trate de unas horas durante las cuales de lo que menos hablas es de F1. Y cuando lo haces, se hace desde el respeto, porque las opiniones son como los culos, cada uno tiene el suyo. Algo que en las redes se nos olvida muchas veces, por desgracia.

Todavía no has comenzado tu viaje de vuelta y ya te están diciendo que el año que viene volverás, todavía no te fuiste y ya los echas de menos. Y efectivamente… VUELVES.

Porque al final, la Fórmula 1 sólo es una excusa.

Saludos.

Javi C. y Jose L.

PD de Jose: El nuevo nombre me lo quedé

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de Diablo

Javi C. y Jose L., así es, la F1 es como droga dura, imposible dejarla, a pesar de la fia, los pesados intereses y los entuertos que uno imagina casi, casi con certeza, o pegándo en el poste....Excelente nota de opinió, pero me quedo con lo que debería ser una norma implicita en estos foros que reune a "desordenados mentales" de f1 que somos los incondicondicionales, y cito "...porque las opiniones son como los culos, cada uno tiene el suyo. Algo que en las redes se nos olvida muchas veces, por desgracia." Saludazo para ambos

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top