Artículos LaF1.es

Pretemporada 2016: Toro Rosso, un paso adelante con Ferrari

Sumarán puntos en la primera mitad del año, pero acosarán la falta de desarrollo del motor

AmpliarMuy probablemente veamos más imágenes como ésta en 2016 - LaF1Muy probablemente veamos más imágenes como ésta en 2016

El gran rendimiento de Toro Rosso nació con el fichaje de su actual director técnico, James Key. El ingeniero inglés vino procedente de Sauber, después de fabricar el C31, con el que Sergio Pérez logró tres podios, y el C32, con el que Nico Hülkenberg despuntó en varias ocasiones; entre otros monoplazas. Ya en 2014 y en las filas del equipo júnior de Red Bull, Key diseñó un muy buen chasis con el STR9, coche que pilotaron Jean-Éric Vergne y Daniil Kvyat, y lograron grandes resultados a pesar de montar el motor Renault.  

El coche del año pasado se construyó en base al de 2014, y los resultados saltan a la vista. Algunos expertos del paddock apuntaron que el chasis de Toro Rosso era uno de los mejores de la parrilla y hay pruebas de ello. En el Gran Premio de España, Carlos Sainz y Max Verstappen calificaron en la tercera fila de la parrilla y fueron el coche más rápido en las curvas de alta velocidad, sólo superados por un Mercedes. Además, Verstappen fue 2º en unos entrenamientos libres en Mónaco. Así que chasis y carga aerodinámica había de sobra. Pero tenían el mismo problema que en Red Bull. El motor Renault y su pobre potencia y fiabilidad.

"Creo que si hubiéramos tenido un buen motor habríamos estado en el podio. No todo el tiempo, pero sí cuando algún piloto se retirase. Tenemos que ser realistas, porque Mercedes y Ferrari han estado por delante, pero habríamos desafiado a Williams", aseguró Verstappen. El piloto holandés tiene toda la razón del mundo. Con un buen motor habrían estado muy arriba en la parrilla. Y ese gran motor ha llegado: la versión Ferrari 2015, que tiene sus pros y sus contras.

Por empezar, dicho acuerdo llegó tarde y eso trastocó la planificación de la temporada 2016 para Toro Rosso. Franz Tost, director del equipo, ya reveló que este invierno han estado trabajando durante tres turnos, es decir, las 24 horas del día para llegar a tiempo. Y aún así no lo han logrado, pues el próximo 22 de febrero no veremos el nuevo STR11 en el Circuit de Barcelona-Catalunya: "Será un coche azul. Lo presentaremos oficialmente el 29 de febrero porque vamos retrasados con todo. El coche está casi listo. Por ello, no me preocupa el primer test de Barcelona. Todo va retrasado por la tardía decisión sobre qué motor utilizaríamos esta temporada, pero nuestra gente ha hecho un trabajo fantástico", afirmó Tost.

El otro inconveniente de usar el motor Ferrari de 2015 es que, a parte de no estar actualizado, no se podrá desarrollar durante la temporada, lo cual significa que los rivales más cercanos, como el motor Renault y el motor Honda, podrían alcanzarles a lo largo del año. Por eso será muy importante que en Toro Rosso maximicen los resultados en la primera mitad de 2016: "El motor Ferrari nos tendría que ayudar sobre todo en la primera parte de la temporada. Pero el objetivo es intentar terminar muchas más carreras que este año para sumar más puntos. El segundo semestre será un poco más difícil, obviamente. Especialmente después de ver que este año hubo un gran desarrollo durante la temporada", explicó Carlos Sainz.

Sin embargo, los motores de Maranello también tienen sus puntos a favor, y más si el cambio es por la unidad de potencia de Renault. Por empezar, el propulsor italiano es más potente y además pesa menos y es más compacto. En Toro Rosso ya revelaron que quedaron sorprendidos por lo "rezagado" que estaba el motor galo frente al de la Scuderia. Esto significa que, además de más potencia, podrán optimizar más el chasis debido a la reducción de peso y tamaño. Por este motivo, el equipo de Faenza establece unos objetivos bastante altos para 2016. "Espero que la unidad de potencia sea muy buena, muy competitiva, así que no hay razón por la que no podamos alcanzar el objetivo de ser quintos", dijo Tost. Max Verstappen, tras brillar en su debut en la categoría reina, quiere más: "Sí, 100 puntos. Y un podio. Es un objetivo ambicioso".

Otra cualidad que notarán mucho en el equipo júnior de Red Bull es la fiabilidad del motor Ferrari. El año pasado Carlos Sainz abandonó en seis o siete ocasiones cuando rodaba en posiciones de puntos, y eso frustra mucho. Pero con el nuevo motor, sólo con que mantengan el mismo chasis, sin evolucionar, el salto ya sería muy grande. "Con un poco menos de problemas de fiabilidad y un poco más de potencia, quizá podamos estar entre los seis u ocho primeros, en lugar de el top 10", aseveró Sainz. Max Verstappen también es muy optimista con el STR11 pero es que no veo motivo por el cual no deban mejorar y dar un salto hacia delante en la parrilla.

"Las cosas parecen ir bien. Obviamente, siempre aspiras a mejorar el coche, pero las primeras señales son prometedoras. El STR10 ya era muy bueno en curvas rápidas, así que estoy ansioso por ver qué ocurre con el coche de este año. Espero ganar al menos un segundo por vuelta por el propio rendimiento del motor, lo cual es mucho. Probablemente vamos a dar un paso más grande que otros equipos que reciban la nueva versión de su motor de 2016", aseguró Max.

Personalmente, creo que Toro Rosso tendrá una primera mitad de año muy fuerte. Estarán en la lucha por los puntos y sumarán bastante. Lucharán de tú a tú con Force India y hasta puede que con Williams. El resto de la parrilla estará atrás, sobre todo Red Bull. "Si empezamos con la configuración actual, Toro Rosso tiene una ventaja de cinco a seis décimas por vuelta. Pero tienen el inconveniente de no desarrollar el motor. Toro Rosso estará con seguridad por delante nuestro en la primera carrera", señaló Helmut Marko con toda la razón del mundo.

Sin embargo, la segunda mitad de año sí que puede que sea más dura para Toro Rosso. Pues estoy seguro que Renault mejorará razonablemente y Honda también, pues ambos tienen mucho margen de mejora y ya se vio el año pasado el progreso que realizaron.

Pilotos

Éste es uno de los puntos fuertes de Toro Rosso. Tienen una de las mejores parejas de jóvenes pilotos que he visto en muchos años. Max Verstappen debutó en la Fórmula 1 con sólo 17 años y calló la boca a todos los que criticaban su fichaje por ser demasiado joven e inexperto, pues el holandés sólo contaba con una temporada de experiencia en monoplazas, concretamente en la Fórmula 3. Pero Max es un piloto especial, es uno de esos que salen cada diez años. Y os diré por qué. No hace falta que hable de su talento o velocidad natural, que es obvia. Donde se atisba porque es tan especial es en su manera de hablar y de moverse por la F1. En Mónaco, donde le pudo el ímpetu y chocó con Romain Grosjean, Verstappen fue duramente criticado por algunos pilotos veteranos. Entre ellos Felipe Massa.

Pues el brasileño también tuvo un accidente en Mónaco en 2014 que fue su culpa; y en la rueda de prensa del siguiente gran premio, que se celebró en Canadá, Verstappen y Massa coincidieron. Allí preguntaron al piloto de Williams sobre la acción de Max y repitió su discurso de piloto veterano. Cuando fue el turno del joven holandés, éste respondió que Felipe se mirara la carrera del año pasado. Chapeau. Sin morderse la lengua. Éste carácter, de no arrugarse ante los pilotos consolidados, es el que hace a Max especial y que, con total seguridad, sea multi campeón en el futuro.

¿Y Carlos Sainz? No se habla mucho de él. Normal. Parece que ha heredado la mala suerte de su padre. Casi todos los problemas de fiabilidad se los llevó él. Pero cuando no los tuvo, mostró destellos de alta calidad. Demostró que puede que sea un sucesor digno de Fernando Alonso.

Franz Tost está encantado con sus pupilos y espera grandes cosas de ellos en 2016: "Tenemos a dos grandes pilotos, que tienen más experiencia, conocerán las pistas y cómo funciona la Fórmula 1, algo que ayudará mucho, y el equipo va a mejorar centrándose en los detalles".

Gracias a la fiabilidad del motor Ferrari veremos, por fin, un duelo 'ajustado' entre los pilotos de Toro Rosso. Porque probablemente los abandonos por fallos mecánicos serán escasos. Ambos se juegan un volante en Red Bull en 2017. Creo que el duelo estará mucho más igualado que en 2015. Pero en última instancia, me decanto por Max Verstappen. Creo que tiene ese pequeño plus que, por el momento, no lo he visto en Sainz. 

Si te interesa esta noticia
Felipe Massa conduciendo al límite en el Gran Premio de Abu Dabi - LaF1
Carlos Sainz tiene el respaldo de su jefe de equipo - LaF1
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
5 comentarios
Imagen de Troy McClure
[#2 Vettelloca] Este año sigue el sistema de tokens, el cuál se suprimirá el año que viene para dar paso a la descongelación total. Saludos Compañeros.
Imagen de Michael 91
Con total seguridad, sea multi campeón en el futuro. Las palabras hacia MAX no dejan dudas.
Imagen de Vettelloca
Ya veremos si a Sainz le hace falta ese pequeño plus que dice Tost tiene Max, de RB salió un tetracampeón cuyo estilo de conducción nada tiene que ver con la de Verstappen.
Imagen de Vettelloca
Lo que no entiendo, a que desarrollo se refiere, si supuestamente este año ya no hay tokens disponibles durante la temporada, ¿No congelaban los motores?, no se porque como estos de la FIA cambian de parecer cada 3 minutos.
Imagen de Kos_q
Espero equivocarme pero me parece que han hecho una mierda como un pan cogiendo los motores ferrari 2015
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top