Artículos LaF1.es

Pretemporada 2016: Mercedes y Lewis Hamilton, favoritos al título

La unidad de potencia alemana y el talento del piloto inglés, volverán a ser la referencia

AmpliarNo hay razón por la cual Mercedes pierda su ventaja en 2016 - LaF1No hay razón por la cual Mercedes pierda su ventaja en 2016

Mercedes es el equipo favorito para llevarse tanto el Campeonato de Pilotos como el de Constructores. Desde la implementación de las unidades de potencia V6 turbo híbridas en 2014, las flechas de plata han dominado la Fórmula 1 como muy pocos equipos han hecho a lo largo de la historia, ganando 32 carreras de las 38 últimas disputadas en el gran circo.

Su principal fortaleza es su motor y el poder político que ha adquirido recientemente en la categoría reina del automovilismo. En esta nueva era de la F1, la unidad de potencia es el factor más importante del coche, el que determina si éste será competitivo o no. Ahora, un buen chasis con una aerodinámica excelente – como el Red Bull de 2010-2013, aunque su motor Renault tampoco estaba nada mal – ya no es suficiente. Sin motor no ganas.

Y aquí también entra el tema político. Mercedes es un equipo fabricante, que construye sus propios motores y los proporciona a otras escuderías cliente: Williams, Force India y Manor. Estos 'afortunados' tres equipos contarán con la mejor unidad de potencia de la parrilla, a no ser que Ferrari haga un súper trabajo – Honda y Renault aún no estarán a la altura -, pero digo 'afortunados' porque Mercedes, para la imagen de la marca, nunca permitiría que un equipo cliente le superara. Por mucho que la normativa diga que debe proporcionar exactamente el mismo motor a sus clientes, no es lo mismo que te den un motor que no sabes como será al 100% hasta que lo recibas, que construir tu chasis sabiendo ya como será tu motor.

¿Pero cómo será ese motor? Andy Cowell, responsable de las unidades de potencia de las flechas de plata, dijo que el objetivo de Mercedes para 2016 es alcanzar los 900 caballos en su tren motriz consumiendo la misma gasolina que en 2015, un trabajo excelente en eficiencia; y aseguró que no ve motivo por el cual no puedan seguir mejorando: "En los últimos años hemos mejorado mucho, no entiendo por qué debería dejar de ser así. Dudo que alguien del equipo piense que hemos tocado techo. A día de hoy, nuestra situación con la eficiencia térmica es impresionante si la comparas con nuestro punto de partida", dijo Andy en un evento con la prensa británica. "La eficiencia térmica está mejorando. De 2014 a 2015 dimos un buen paso adelante, y quizá también en 2016. (El motor) seguirá mejorando. ¿Es más difícil mejorar? Sí, pero hay muchas áreas donde podemos hacer pequeñas ganancias. Es como una mina de oro".

Obviamente, no dirán otra cosa en Mercedes. No avanzarán que darán un paso atrás el próximo año. Sin embargo, creo que seguirán progresando. Marcaron la pauta desde 2014 y aunque no mejoraran esta próxima temporada, tienen mucho margen respecto a la competencia. En 2015 acabaron con unas 6-7 décimas respecto a Ferrari – dependiendo del circuito – y el resto a un segundo o más. Y las mejoras para 2016 no sólo las avanzan empleados de Brackley.

El director técnico de Force India, Andrew Green, también predijo un salto hacia delante de Mercedes para 2016, pues los indios ya recibieron el motor alemán: "Será interesante ver lo que Mercedes ha traído al paquete. Ellos siguen trabajando y el paquete de este año parece un buen paso adelante. Nos han hecho otro trabajo excelente y estamos deseando ponerlo a prueba".

En cuanto al chasis, no creo que sea un motivo de preocupación para los de Brackley. Sin duda, en este apartado Red Bull probablemente lleve la batuta, pero sin motor no tienen opciones. El chasis del W06 del año pasado no era para nada malo, y más teniendo en cuenta que el de Ferrari estaba un paso más atrás. El único punto débil se vio en Singapur, donde las flechas de plata nunca han sido tan competitivas como en los demás circuitos. Pero lo dicho, con un chasis 'normal' seguirán dominando.

Y hay más motivos para creer en ellos y éste es un poco personal, pero no soy el único que piensa así. En varias ocasiones durante 2015, e incluso 2014, daba la sensación de que los alemanes iban muy sobrados. Sólo apretaban de verdad cuando era necesario. Se centraban en abrir un poco de hueco a los compases iniciales de las carreras, y al último stint dejaban que sus pilotos, Lewis Hamilton y Nico Rosberg, pudieran apretar y lucharan por la victoria.

Daniel Ricciardo, piloto de Red Bull, también lo cree. No se fía para nada de Mercedes: "¿Que cuánto están por delante de todos? Demasiado", afirmó el australiano en el Perth Speed Fest. "Sinceramente, creo que ampliaron la ventaja en 2015, y Ferrari les recortó un poco. Eso sí, cuando Mercedes han querido correr de verdad, han podido. Seguirán siendo el equipo a batir el año que viene y serán duros de roer. Esperemos que no dure mucho esta situación".

Pilotos

Como equipo, en Mercedes todo son fortalezas. Pero si pueden tener un punto débil, es en sus pilotos. Un poco irónico tratándose de pilotos de la talla de Lewis Hamilton y Nico Rosberg, ¿no? Sin duda, es una de las mejores parejas de pilotos de la parrilla, pero el punto débil está en su relación.

Por el momento, Toto Wolff ha gestionado muy bien esa tensa situación en Brackley. Tanto Lewis como Nico son conscientes de que el equipo es lo primero – aunque a veces no lo parezca – y si hacen algo incorrecto podrían perder el privilegio de pilotar semejante obra de arte que es el monoplaza alemán. El jefe de Mercedes da por hecho que la relación casi rota entre Hamilton y Rosberg persistirá: "Continuará así, ninguno de los dos le dará nada al otro. Pero eso es bueno para el equipo, ya que hace al coche más rápido". Y aquí tiene razón. Siempre y cuando no se le vaya de las manos, una pareja de pilotos tan competitiva siempre tira al equipo hacia delante para intentar mejorar el coche.

En cuanto a la competitividad entre ellos, de momento Hamilton se ha llevado los dos títulos de pilotos. Sin duda, el inglés está un paso por delante de su compañero de equipo. Y esa debería y creo que será la tendencia para 2016. Sin embargo, hay algunos factores a tener en cuenta.

Por empezar, el final de año de Nico Rosberg. El piloto alemán parecía otro, como si hubiera despertado. Pero claro, sin la presión de ser campeón es cuando despertó el hijo de Keke, quién parece que en los momentos clave le falta siempre ese 'plus', que sí tiene Hamilton, que diferencia a los pilotos muy buenos de los grandes campeones.

Por lo que respecta a Lewis, su sueño siempre ha sido ser tricampeón del mundo como su ídolo Ayrton Senna. Y está claro que en cuanto fue campeón en Austin, ya se fue de 'vacaciones'. Sin duda, no estaba al nivel de toda la temporada, cuando se llevó 12 de las 13 primeras pole positions. Pero el inglés se quejó de que el W06 ya no era el mismo desde Singapur, momento en el que Hamilton dejó de hacer poles para el resto de la temporada.

Toto Wolff no lo vio así: "Lewis dijo hace un par de días que no sentía que el coche fuera tan bueno como antes, y si dice eso debemos tenerlo en cuenta y ver si tiene datos que le respalden o no. Sea cual sea el resultado, lo vamos a discutir y encontraremos una solución". El piloto inglés deberá trabajar duro a partir de la próxima semana para solventar estos problemas si persisten en el coche de 2016.

A parte de eso, Lewis Hamilton ha madurado. Ya no es el piloto súper rápido pero a veces errante del pasado. Con los años ha ido puliendo esa tendencia de cometer errores en carrera. Pero si algo caracteriza al inglés es su personalidad. Lewis es una persona muy sensible, que los problemas personales le afectan a su pilotaje – véase 2011 por ejemplo -, pero en los últimos años ha sabido enderezar su vida y ahora se le ve mejor que nunca y siendo como es él en realidad. La única debilidad que le veo en todo este asunto es que le suceda algo que le desestabilice su vida personal y ahí podría bajar su rendimiento.

Otro 'peligro' es su motivación. Hamilton es un piloto pasional, muy competitivo y que en pista es un depredador; pero ganar el tercer campeonato igual le baja esa ansia por ganar y ya no se siente tan motivado, en vez de un 100% igual da un 95%. Y las diferencias con Rosberg no son tan grandes.

Aún así, con sólo 31 años y en un Mercedes, Lewis Hamilton ya ha hecho historia pero puede hacer mucha más si sigue centrado en ganar y ganar. Y creo que ése será su enfoque, en cuanto la Fórmula 1 llegue a Australia, volverá el piloto que conocemos, el que se fue de vacaciones tras el Gran Premio de Estados Unidos del año pasado. Y más relajado que nunca, pues ya es el piloto que quería y creía que merecía ser. Toda una estrella del deporte.

En definitiva, Mercedes y Lewis Hamilton son los favoritos para llevarse el campeonato por tercer año consecutivo. El único equipo que les pueda ofrecer competencia será Ferrari, y aún así ya veremos, pero ya hablaré de ello en el próximo artículo.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de Michael 91
El Mecedes es un coche increible que Hamilton lo hace mejor aún. Un talento increible que ya nos mostró como ROOKIE en 2007.
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top