FreePractice4

¿Órdenes de equipo en Mercedes?

Desde que Rosberg tocó a Hamilton en Spa 2014 no hemos visto luchas entre ambos

AmpliarEn Mercedes, hay un claro número uno y un claro número dos - LaF1En Mercedes, hay un claro número uno y un claro número dos

Durante los últimos días, algunas declaraciones de Toto Wolff, sumadas a la mejoría de Ferrari, han realimentado la polémica acerca de las órdenes de equipo en Mercedes. Sin embargo, para entender la situación actual es necesario remontarse algo en el tiempo con el objetivo de comprender cómo se ha ido modificando la postura del equipo alemán en relación a este asunto.

Aunque Hamilton y Rosberg ya eran compañeros en 2013, la situación del equipo durante ese año era bien distinta. Es cierto que consiguieron hasta ocho Poles en total (cinco de Hamilton, tres de Rosberg), pero el W04 no era un monoplaza que permitiera luchar por el título. En este contexto, las órdenes de equipo pierden bastante relevancia, ya que sin títulos en juego, los equipos suelen preferir dejar libertad a sus pilotos y evitar polémicas, salvo en casos extremos en los que el ritmo de uno pueda estar perjudicando claramente al de su compañero (no era el caso de Mercedes). No obstante, no conviene olvidar que, a inicios de temporada, cuando todavía no estaba muy clara la jerarquía de los monoplazas en la parrilla, Mercedes decidió ordenar a Rosberg que no atacara a Hamilton en el Gran Premio de Malasia. Esto podría ser interpretado como la típica excepción que confirma la regla.

Desde Australia hasta Abu Dabi, el Mercedes fue, sin lugar a dudas, el mejor coche de la parrilla en 2014. Dado que en el propio equipo sabían perfectamente desde Australia que el título iba a ser para uno de sus dos pilotos, hubiera sido legítimo por su parte restringir la lucha entre sus pilotos, de forma que se aseguraran el doblete en cada carrera, sin más complicaciones. Sin embargo, en el equipo de Brackley fueron valientes y decidieron apostar desde el primer momento por una total libertad de lucha entre sus pilotos.

Aunque en las dos primeras carreras de la temporada Hamilton y Rosberg no se vieron las caras en pista, la situación cambió radicalmente en Baréin: llegado el último stint de la carrera, y como consecuencia del Safety Car provocado por el espectacular toque entre Gutiérrez y Maldonado, ambos Mercedes se encontraban totalmente pegados el uno al otro, con el aliciente de que Rosberg, que iba por detrás, montaba neumáticos blandos, que le permitirían atacar a Hamilton. ¿Íbamos a ver el primer adelantamiento en pista entre los Mercedes, confirmando que las órdenes de equipo no existían?

Aunque no llegó a producirse tal adelantamiento, lo que sucedió fue todavía mucho mejor: una lucha al límite de la legalidad, con Hamilton defendiendo su posición a pesar de la desventaja de neumáticos, y con varias maniobras de bending (alargar la trazada a la salida de la curva, cortando la trayectoria del piloto que va por el exterior) del inglés que por poco no le costaron 43 puntos a Mercedes. Pero, por suerte, ambos pilotos de Mercedes estuvieron soberbios aquel día, demostrando a todo el público y a su propio equipo que dejarles pelear libremente en pista era un acierto.

Sin embargo, es probable que en Mercedes no estuvieran tan contentos con la situación. Esta vez no se les escapó ningún punto, pero el riesgo fue altísimo: la distancia entre el alerón delantero de Rosberg y la rueda trasera izquierda de Hamilton había llegado a ser menor que la duración de un 'team radio' de Räikkönen. Aunque es cierto que este año duran algo más…

De todas formas, no se puede saber si Mercedes tomó alguna medida al respecto, ya que hasta el Gran Premio de Canadá, no volvimos a ver una lucha directa entre ambos Mercedes. Sin embargo, en esta ocasión el duelo acabó pronto, debido a los problemas mecánicos en ambos Mercedes, lo que le dio su primera victoria en Fórmula 1 a Ricciardo. Pasarían otras cuatro carreras hasta ver otra lucha en pista entre los Mercedes: fue en el GP de Hungría, curiosamente con Ricciardo de nuevo ganando la carrera. Sin embargo, esta vez Mercedes sí que aplicó las órdenes de equipo:

Fuente: f1fanatic

Fue la primera evidencia de que Mercedes no dejaba una total libertad de lucha entre sus pilotos, aunque no tiene demasiada relevancia, ya que Rosberg era más rápido que Hamilton en ese punto de la carrera, y su estrategia era opuesta a la de su compañero, por lo que en cierto modo es lógica la decisión de Mercedes. De esta forma se llegaba al parón veraniego, que concluiría con el Gran Premio de Bélgica.

Fue precisamente en tierras belgas donde todo cambió en el equipo Mercedes. Rosberg se había llevado la pole con el piso mojado, pero Hamilton le adelantó fácilmente en los primeros metros de la carrera. Llegado este punto, Rosberg sabía que el ritmo de Hamilton era, muy probablemente, algo mejor que el suyo. Esto le condujo a intentar un adelantamiento bastante complicado por el exterior de Les Combes, en la primera oportunidad que tuvo. Sin embargo, Hamilton volvió a defenderse usando el bending (curiosamente presente en los dos momentos claves de la temporada), y la maniobra acabó con Hamilton en el fondo de la parrilla, y Rosberg con sustanciales pérdidas aerodinámicas. Esto provocó la tercera victoria de la temporada de Ricciardo. Tercera también desde el GP de Canadá, por las dos victorias de Rosberg y la solitaria de Hamilton en su carrera de casa. En ese mismo periodo, Ricciardo había sumado 104 puntos, por los 73 de Hamilton.

Realmente, muy pocos se plantearon que el aussie tuviera la más mínima opción de llevarse el Mundial, pero la diferencia entre Hamilton, que a la postre se llevaría el título, y Ricciardo era de 'solo' 48 puntos (menos de dos victorias). Por supuesto, pensar que el piloto de Red Bull podía competir con los Mercedes era una utopía, pero en Mercedes se dieron cuenta de que el margen de maniobra quizá no era tan grande como esperaban, y con la doble puntuación de Abu Dabi, no era conveniente dejar escapar ni un solo punto más. Pero, ¿cuáles fueron exactamente las consecuencias del incidente en Spa?

Resulta difícil afirmarlo con rotundidad, pero lo cierto es que desde ese toque en Les Combes hasta el día de hoy, no hemos vuelto a presenciar una lucha en pista entre Hamilton y Rosberg que durara más de una recta. Puede ser sencillamente una casualidad, pero también hay muchos indicios que apuntan a lo contrario. Como cada uno de ellos merecería un artículo completo, me limitaré a citarlos:

  • En Monza, Rosberg perdió la posición al irse recto en la chicane. Si hubiera intentado meter el coche en la curva, no hubiera perdido la posición, pero alegó que "hubiera provocado un plano en el neumático que no solo hubiera puesto en peligro la victoria, sino también la segunda posición".
  • En Japón (#ForzaJules), tan pronto como Hamilton alcanzó a Rosberg, le pasó por el exterior de la curva 1, con un Nico que frenó bastante antes de lo normal (quizá para evitar cualquier riesgo de toque tras el incidente de Spa).
  • En el COTA, con el título en juego, Hamilton adelantó a Rosberg en la primera oportunidad que tuvo, sin que este ni siquiera defendiera el interior, algo que resulta extraño cuando en esa maniobra te estás jugando el depender o no de ti mismo para ganar el Mundial.

Durante el resto de la temporada 2014 y lo que llevamos de 2015, no se ha vuelto a repetir la lucha Rosberg-Hamilton en pista, para desgracia de los aficionados (como comentaba en un artículo previo, la lucha en pista por la victoria es algo esencial para un Gran Premio emocionante). Se puede considerar que los hechos que he citado previamente son un simple cúmulo de casualidades, o que Mercedes decidió 'cerrar el grifo' a partir de Spa. De una forma u otra, de lo que no hay duda es de que el Gran Premio de Bélgica supuso un punto de inflexión en la batalla entre Hamilton y Rosberg. Una batalla que, por otra parte, tiene la peculiaridad de que Rosberg nunca ha adelantado a Hamilton en pista (en condiciones 'normales') durante los últimos dos años.

Esta temporada, con el pretexto de que Ferrari está cerca del nivel de Mercedes, Toto Wolff ya ha anunciado recientemente lo siguiente: "Si alguna vez tenemos que interferir entre los dos [Hamilton y Rosberg] porque nos arriesgamos a perder una carrera, entonces lo haremos".

¿Significa esto que se han acabado las luchas entre Rosberg y Hamilton? ¿Será a partir de ahora la victoria para el piloto que consiga la Pole, como ya ha dejado caer Rosberg varias veces esta temporada, y se convertirá la carrera en un mero desfile? Son preguntas, por ahora, sin respuesta. De todas formas, el próximo Gran Premio de Baréin será la carrera ideal para despejar algunas de estas incógnitas: un circuito que facilita las luchas en pista como ninguno, y en el que los propios pilotos de Mercedes vivieron su batalla más intensa en 2014. Por el bien del espectáculo, sería muy positivo ver algo similar a lo de aquella ocasión. Sin embargo, es de esperar que no será así.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
3 comentarios
Imagen de Sergio
[#2 La_Batamanta] Eso de que no te darian ordenes ... Las ordenes de equipo a veces vienen con amenazas, como le paso a Barrichello en el GP de Austria 2002 Le dijeron que dejara pasar a Schumi en la ultima vuelta, poco antes de pasr por meta , y algo asi como que lo tenia que hacer si no queria perder su trabajo. Osea que el ignorar las ordenes de equipo puede traer problemas , a no ser que seas el piloto numero uno
Imagen de La_Batamanta
[#1 Gonzalo.V] Es imposible tener una batalla y no tocarse, no se puede... si tienes 2 cojones aguantas a quien sea, y si te mete el coche le metes el rabo. Ni ordenes de equipo ni ostias, ya pueden decir misa desde el box... a mi no me darian ordenes.. te lo aseguro
Imagen de Gonzalo.V
Yo sinceramente pienso que las órdenes de equipo, desde Mercedes se deben usar y cumplir cuando te juegas la victoria contra uno o varios pilotos de otros equipos, como en Hungría, donde se jugaban la victoria contra Ricciardo y Alonso (y también se hubieran jugado la victoria contra Massa y Button de no ser por sus errores estratégicos). Pero cuando tus dos pilotos se juegan la victoria solos, yo les dejaría luchar entre ellos, con la condición de que queda prohibido el toque entre ambos coches.
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top