El alemán que venció al sopor y el niño-espectáculo

Los Pulgares de LaF1.es: Gran Premio de Brasil 2015

Una carrera sin ningún misterio, un gafe permanente y un kamikace reincidente

AmpliarNico Rosberg en el Gran Premio de Brasil - LaF1Nico Rosberg en el Gran Premio de Brasil

La Fórmula 1 hizo su penúltima parada de la temporada en Brasil, el lugar más apropiado, ya que el estupendo café que se produce en sus tierras nos pudo mantener bien despiertos para soportar uno de los peores espectáculos del año. Pasó poco, demasiado poco. Al contrario de lo que suele depararnos Interlagos cada año, no hubo ni lluvia ni coches de seguridad ni nada que alterara el orden lógico de las carrera. A nuestros pulgares les costará desperezarse para hacer su trabajo.

 

VÍCTOR SERRANO, Coordinador:

ROSBERG. Desde que Hamilton se proclamó tricampeón, Nico solo conoce la victoria, lo que demuestra que tiene talento para, al menos, dar guerra a su compañero, pero no sabe demostrarlo bajo presión. Eso es lo que diferencia a los dioses de los mortales. Este es el piloto que queremos ver. VERSTAPPEN. Cada vez que las cámaras le enfocan es momento de relajarse, coger unas palomitas y disfrutar del espectáculo. Si no fuera por él, la F1 sería más aburrida. Ha convertido las críticas en elogios a base de adelantamientos como el que hizo a Pérez. Talento natural, el que más vale. VETTEL. Se hace difícil elegir un tercer hombre que destacar entre tanto sopor, pero Seb acabó en el podio de Interlagos y aquí también. Aunque en Ferrari digan que fue la carrera en la que más cerca estuvieron de Mercedes, jamás fue una amenaza. Rodó rápido y, junto a Kimi, fue el único que evitó ser doblado.

 

MARTÍ  MUÑOZ, Redactor Jefe:

ROSBERG. 2015 no será recordada como la mejor temporada de Rosberg, pero ha cambiado de chip desde Estados Unidos y desde entonces parece otro piloto. Eso sí: la situación podría ser otra si Hamilton aún tuviera que luchar para sentenciar el Mundial. VETTEL. Ser la alternativa a Mercedes y terminar 30 segundos antes que tu compañero (mientras el resto de pilotos son doblados) es un buen hito. Vettel no tuvo ninguna lucha directa en pista, pero volvió a hacer bandera de su habitual constancia. VERSTAPPEN. Los adelantamientos de Max fueron lo único reseñable y salvable de un Gran Premio que no pasará precisamente a la historia por su emoción. La temporada del holandés es fantástica, sin duda alguna la revelación de la temporada.

 

VÍCTOR BOLEA, Coordinador:

ROSBERG. Sin presión ha sabido vencer a Hamilton, que se presentaba al GP de Brasil con más protagonismo por lo ocurrido fuera de la pista. Desde que se proclamó campeón, el alemán le ha tomado la medida y ha vencido en las dos últimas carreras. ¿Podrá con una tercera?

VERSTAPPEN. El protagonista de la carrera. El piloto de Toro Rosso nos deleitó con brillantes adelantamientos que quedaran grabados en la memoria de todos. El holandés maquilló un GP de Brasil que no destacará por ser una de las mejores carreras en Interlagos.

GROSJEAN. El fin de semana estuvo marcado por la masacre que se vivió en París. El único piloto francés de la parrilla pudo sobreponerse a la enorme herida que nunca cicatrizará el país galo y pudo homenajear a los fallecidos con una remontada hasta la octava posición. 

 

VÍCTOR SERRANO, Coordinador:

HAMILTON. No se pueden poner pegas a su pilotaje, y menos este año. Es cierto que le resultó imposible encontrar un hueco para meterle un hachazo a Rosberg, pero también lo es que cuando tiene que remar contracorriente sus quejas al equipo son continuas. Ganar siempre te vuelve caprichoso.
 
MALDONADO.  En una carrera en la que Bernd Maylander tuvo una jornada tranquila, Pastor no faltó a su cita con el esperpento. Se tiró a la primera curva como un caballo desbocado y no pudo evitar golpear a Ericsson, quien, herido de bala, pudo acabar de milagro. El venezolano no aprende…



 
SAINZ. ¿Cuándo podrá tener un GP normal? Pues, si no llega en Abu Dabi, habrá que esperar a 2016, y viendo la suerte que ha tenido hasta ahora... Toquemos madera. Es desquiciante ver que mientras Verstappen brilla, el STR10 no le deje hacer lo propio a Carlos. ¡Dejarnos disfrutar de su talento!

 

MARTÍ MUÑOZ, Redactor Jefe:


SAINZ. 7 abandonos en 18 carreras. No son culpa suya, son por fiabilidad, pero las estadísticas son frías y no entienden de matices. A ojos del mundo, Carlos tiene 18 puntos y Max Verstappen, 49. PÉREZ. El mexicano terminó en 13ª posición, su compañero Nico Hülkenberg lo hizo en la 6ª. No fue la mejor carrera del mexicano, pero aun así terminará el Mundial por delante de todo un vencedor de las 24 horas de Le Mans. McLAREN. Miremos la cara positiva de esta situación: sólo queda una carrera más de agonía. Servidor es escéptico sobre sus posibilidades de dar la campanada en 2016. Visto lo visto, entrar en los puntos sería una victoria.

 

VÍCTOR BOLEA, Coordinador:

HAMILTON. La semana arrancaba mal para el vigente campeón. Un accidente de tráfico en Mónaco le impedía llegar el día previsto a Sao Paulo y, aunque empezó fuerte los entrenamientos, su compañero Nico Rosberg estuvo por encima durante la carrera.

SAINZ. Séptimo abandono de la temporada, casi todos por problemas en su Toro Rosso, pero eso a la larga nadie lo recordará y le puede perjudicar para su futuro. El madrileño ni siquiera pudo completar una vuelta y ya desea terminar el 2015 para centrarse en 2016.

RÄIKKÖNEN. Volvió a demostrar su faceta de segundón. Lejos de luchar con Sebastian Vettel, el finlandés demostró que está dos escalones por debajo de su compañero de equipo. En Brasil, uno de los circuitos más cortos del calendario, se quedó a medio minuto.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de Troy McClure
Me quedo con: 'las estadísticas son frías y no entienden de matices. A ojos del mundo, Carlos tiene 18 puntos y Max Verstappen, 49.' Saludos Compañeros.
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top