Un hachazo de campeón, una estrategia inteligente y una pareja de la mano

Los pulgares de LaF1.es: Estados Unidos

La siesta de Williams y el bochorno de Force India no gustaron a nuestros pulgares

AmpliarLewis Hamilton en lo alto del podio de Austin - LaF1Lewis Hamilton en lo alto del podio de Austin

La Fórmula 1 ya ha pasado por uno de sus escenarios favoritos del calendario. El paddock adora Austin por el calor de su afición y por el exigente trazado y las magníficas instalaciones del Circuito de las Américas. Sin embargo, no todos han podido disfrutar del fin de semana en Estados Unidos. Aunque pasen desapercibidos en carrera, la ausencia de Caterham y Marussia ha empañado de forma inevitable el resultado del Gran Premio. Sus problemas son los síntomas de una enfermedad que podría cambiar todo el panorama del Mundial, y hay que encontrar una cura lo antes posible. En cuanto a lo sucedido al asfalto, en Texas se vio una carrera aceptable, pero que baja la nota media del año, porque lo más emocionante no ocurrió en la lucha por la victoria, sino en la pelea por los últimos puntos. Esto es lo que vieron nuestros pulgares:

pulgar_arriba.png

Hamilton. Al británico Austin le tiene enamorado. Fue el primero en ganar allí en 2012 y siente una motivación especial al correr delante de su familia americana y de un público que le adora. Con tales premisas y un coche bestial fue imparable el viernes y el domingo y lo hubiera sido también el sábado de no ser por sus problemas con los frenos. Rosberg sorprendió a todos con la Pole, pero en carrera, sin las herraduras defectuosas del caballo de su rival, se vio al auténtico sheriff del lugar. En Mercedes justifican a Nico asegurando que sufría de vibraciones cuando Lewis le pasó directo hacia la victoria, pero lo cierto es que en esa curva 12 solo uno tuvo en cuenta el título que había en juego. Rosberg le dejó la puerta abierta y Hamilton la tiró abajo sin piedad. Ahí es donde se distingue a un campeón de un buen piloto.  

Ricciardo. El australiano no hace más que confirmar que es la auténtica revelación del 2014. No solo el Red Bull no le ha venido grande, sino que lo ha sabido domar mejor que el cowboy que le llevó a la gloria los cuatro años anteriores. Logró hacernos creer que el segundo mejor coche en Austin era el RB10 y no el Williams. Comenzó atascándose en el fango en la salida llegando a perder dos posiciones, pero lejos de ponerse nervioso recuperó rápido su quinto inicial y comenzó el asalto al podio a base de ritmo e inteligencia. En su primera visita a boxes hizo un 'undercut' a Bottas, y en la segunda, clavó la estrategia con Massa para terminar la carrera donde nadie le esperaba, en el podio. Octavo cajón del año para Daniel. Se dejó una llamativa barba para meterse en el papel, y al final destacó como protagonista.

Alonso y Vettel. De la mano cruzaron la meta y de la mano comparten posición de privilegio en nuestro ranking. Sus carreras fueron bien diferentes, pero acabaron en el mismo lugar. Alonso no pudo hacer otra cosa que mirar por los retrovisores para mantener atrás a los mismos que empezaron a sus espaldas. Intentó el asalto a la cuarta plaza en la salida, pero le devolvieron a su sitio, que defendió con adelantamientos marca de la casa tras sus paradas. Mientras, Vettel recuperaba plazas tras salir del pit lane. Tuvo momentos de bajón con el neumático medio e hizo cuatro paradas, pero cuando calzó gomas blandas al final fue demoledor (hasta se llevó la vuelta rápida). Se volvieron a encontrar en la última vuelta, y Fernando pudo frenarle.

pulgar_abajo.png

Williams. Junto con Rosberg, fueron los principales perdedores del GP. En las quinielas por el tercer escalón del podio solo se barajaban dos opciones, o Bottas o Massa. Era lo lógico, pero se empeñaron en sorprendernos. Fueron los únicos que volvieron a montar el neumático blando en su primera parada, algo poco comprensible que ni si quiera le sirvió a Valtteri para recuperar la posición que Ricciardo le había ganado. Quizás creyeron tener el podio tan asegurado antes de empezar que se relajaron en exceso, es el único motivo que explica que el australiano les comiera la tostada de semejante forma. Es imperdonable lo que tardaron en reaccionar en la segunda parada de Felipe viendo lo que ya le habían hecho a su compañero finlandés. En la F1 no hay lugar para el despiste, y en Williams directamente se durmieron.

Force India. Llevan una segunda mitad de temporada para el arrastre y en Austin se acabaron de hundir con su segundo cero del año (el otro fue en Hungría). El primero que hizo llevarse las manos a la cabeza al box indio fue Sergio Pérez. La euforia de la primera vuelta le llevo a creer factible un adelantamiento imposible sobre Räikkönen. Se tiró al interior buscando un hueco que no había y golpeó al finlandés, y por si fuera poco, con el coche descontrolado se llevó por delante la ilusión de estrenarse en los puntos del pobre Sutil, que soltó sapos y culebras por la radio. Después, en la vuelta 16, Hülkenberg se quedaba sin potencia y completaba el desastre. Si el boicot  a la carrera por el que apostaron junto a otros equipos modestos hubiera prosperado al menos habrían evitado una imagen bochornosa.

Räikkönen. Cierto es que el golpe que le dio por detrás Sergio Pérez nada más comenzar la prueba pudo mermar su rendimiento y que la degradación de sus neumáticos le obligó a hacer una tercera parada que no entraba en sus planes, pero mientras que Alonso conseguía sacar un resultado decente para el escaso rendimiento del F14-T, Kimi se perdía en el desierto de lo inadvertido en la decimotercera posición. Ambos compañeros llegaron a rodar juntos por momentos, pero solo fue un espejismo de mal gusto. No hay mayor diferencia de puntos entre los pilotos de un mismo equipo que en Ferrari. Nada menos que 102, con seis puestos de por medio, le saca Fernando a Iceman. Las tres veces que el finlandés ha acabado por delante Alonso se deben a problemas del español. Terminará el año con la cara pintada como pocos.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
2 comentarios
Imagen de tombilla
[#1 Mend] Añadir con objetividad, añadir que Kimi podrá desquitarse el año próximo, quería al principio dejarlo este año pero al marcharse Alonso ve el cielo abierto
Imagen de Mend
buen articulo que relata todo lo que paso de interés
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top