La sonrisa de Ricciardo, más brillante que nunca

Los pulgares de LaF1.es: Canadá

El evitable accidente de Sergio Pérez y Massa emborronó una carrera magnífica

AmpliarLos pulgares de LaF1.es: Canadá - LaF1.esDaniel Ricciardo, sonriente en el podio de Canadá

Antes de que comenzara el Mundial se daba por hecho que en la primera carrera de la nueva era en Australia se iba a vivir un auténtico caos con los coches en su etapa inicial de desarrollo, sin embargo, no fue así. El Gran Circo ha tenido que llegar a Canadá para que viviéramos una carrera caótica de verdad. Las tremendas exigencias del hermoso, y a la vez peligroso, Gilles Villeneuve, terminaron por ser demasiadas para la mitad de la parrilla. Pasadas de frenada, trompos continuos, sobrecalentamiento de frenos, golpes contra los muros… Pasó de todo, y nosotros lo pasamos como nunca, sólo el pasado GP de Baréin nos hizo vibrar tanto esta temporada. Espremos que no sea la última vez. He aquí el ranking de una cita que tardaremos en olvidar.

pulgar_arriba.png

Ricciardo. Nuestro dedo nunca había tenido tan claro a quien corresponde este privilegiado lugar. Y es que, cuando rememoremos este genial GP de Canadá con el paso de los años será inevitable acordarnos de la amplia y lucida sonrisa del australiano. No es para menos, consiguió lo que nadie se esperaba, adentrarse en la Estrella de la Muerte y acabar con el monopolio del Imperio Alemán. Brillante actuación que comenzó desde la sexta plaza, para luego ir ganando posiciones a su compañero, gracias a la estrategia, a un correoso Sergio Pérez y a un indefenso Rosberg. Es el tercero de la clasificación y aventaja en 19 puntos a Vettel, ya está donde le corresponde.

Rosberg. En una carrera en la que Mercedes estaba abocado a la desgracia, Nico salvó el orgullo de la marca de la estrella al administrar sus problemas de la mejor forma. Primero fue una pérdida evidente de potencia que llegó a hacer rodar a las flechas de plata en tiempos cinco segundos más lentos que sus perseguidores, y luego fue el sobrecalentamiento de los frenos que acabó con Hamilton bajándose del coche. El alemán, que escapó a una sanción de los comisarios por saltarse la última chicane, superó ambos problemas con inteligencia y no puso oposición a Ricciardo sabiéndose conformar con un gran segundo puesto. Además, mantuvo detrás a Lewis haciendo una gran salida. Es más líder con 22 puntos de ventaja.

Button. Justo antes del accidente que marcó el final de la carrera, el británico ocupaba la octava posición y, de pronto, se vio terminando en meta al borde del podio en la cuarta plaza. Un golpe de suerte, que transformó la actuación de Jenson de aceptable a sobresaliente. Con la confusión del sobrecogedor choque entre Sergio Pérez y Massa, muchos se preguntaban qué demonios había hecho Button para adelantar a Hülkenberg y a Alonso de una tacada. Algunos pensaban que se había pasado las banderas amarillas por donde no da la luz, pero no, aprovechó que Fernando y Nico casi se tocan en la horquilla y les pasó. El de McLaren ya está ansioso por volver a Montreal, en 2011 ganó la carrera y llegó a ir último…

pulgar_abajo.png

Hamilton. Si alguien ha salido perjudicado de esta prueba ha sido el británico. Una pasada de frenada en su vuelta buena de calificación le dejó sin la pole cuando había estado siendo el más rápido del fin de semana, y ayer la agresividad de la que hizo uso para intentar pasar a Rosberg acabó por destrozarle los frenos obligándole a marcharse a boxes con la cabeza baja y el enfado por las nubes. Llegó a Mónaco siendo líder y, dos citas después, Nico casi le endosa la distancia de una carrera. Sabía que la salida era una de sus mejores bazas e intentó buscar el hueco, pero la puerta estaba cerrada y además se le coló Vettel. Le toca remar de nuevo para recortar el margen que le separa de su objetivo, será mejor que no se deje llevar por la ira que está acumulando.

Pérez y Massa. El mexicano y el brasileño comparten puesto y accidente, y es que sus destacadas actuaciones acabaron estrelladas cruelmente contra el muro. Ninguno de los dos se merecía acabar de esta forma después de pelear tanto, sobre todo Checo, que salió 13º, aguantó con los neumáticos superblandos 34 vueltas (lo impensable) y mantuvo detrás a los Red Bull todo lo que pudo y más. Y Felipe enterró malos recuerdos adelantando a Alonso, pero las carreras son así de injustas a veces. En un afán de inconformismo, uno atacó demasiado y otro se defendió más de lo que debía. Los comisarios echan toda la culpa a Sergio, pero, para el que les escribe, fue más bien repartida entre ambos. El destino les debe una.

Ferrari. ‘Las palabras se las lleva el viento’ es un dicho muy manido, pero viene al pelo para analizar la situación de la Scuderia. Si mejoraran tanto como prometen hoy la mayoría de los españoles estaríamos dando palmas. Marcaron la fecha de Canadá en rojo fosforito en el calendario. Era el gran premio en el que tendrían que resurgir para luchar por cosas importantes, el podio como mínimo. Cuando llegó el viernes, algunos, necios, les creímos, será por las ganas que tenemos de que les vaya bien. Pero nada, otra vez nos dejaron chafados. Alonso casi hace una de sus proezas y acaba cuarto, pero ir en contra de un coche así es demasiado pedir. Sexto final, con problemas de potencia y metiendo 40 segundos a Räikkönen. Que desperdicio de talento…

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de PITXITO10
OK. EL ANALISIS Según el Hamiltoniano de Antena 3 Tv. LOBILTON ", Rosberg , no le ganó la carrera a Hamilton, no,no..... la perdió Hamilton ...., of corse. la lectura de final de carrera de "LOBILTON ".... menudo nivel .
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top