Dos ejemplos de superación, un podio especial y un alemán cumplidor

Los pulgares de LaF1.es: Brasil

Ferrari sumida en la vergüenza, Bottas entra en barrena y la amenaza a una sonrisa

AmpliarNico Rosberg y Lewis Hamilton en Brasil - LaF1Nico Rosberg y Lewis Hamilton en Brasil

Después de tres años, Brasil ha sido desbancada del privilegio de albergar la cita final del calendario en favor de las luces, los fuegos de artificio y los dobles puntos de Abu Dabi. Sin embargo, Interlagos es un escenario al que le gusta el espectáculo y siempre deja carreras cuanto menos entretenidas. Esta vez tampoco faltó a su cita, de hecho, aunque sus curvas son conocidas desde 1973, fueron del todo imprevisibles. Su nuevo asfalto y la ausencia de una lluvia esperada pero que nunca llegó fueron una mezcla letal para los neumáticos. La alta degradación achicharró las gomas e hizo que el 'blistering' (ampollas) se extendiera por la parrilla igual de rápido que el sarampión. Esto provocó más pasos por boxes y diferentes estrategias que favorecieron la acción. Los pulgares eligen a sus protagonistas:

pulgar_arriba.png

Rosberg y Hamilton. No han sido pocas las veces que han ocupado juntos lugar de privilegio bajo el paraguas de Mercedes, pero sus actuaciones merecen ser destacadas individualmente. Ambos, vencieron su particular batalla. A Rosberg le perseguía el fantasma de Austin y el reciente recuerdo de una Pole Position tirada a la basura, pero esta vez no se escondió bajo las sábanas, sino que le miró de frente y le encerró en el armario. Habrá que ver si para siempre… Y, por otra parte, Hamilton enterró sus miedos, si es que le quedan. Porque la derrapada que se pegó en su salida de pista hubiera dejado sin respuesta a muchos, pero Lewis está hecho de otra pasta y logró cruzar la meta a la estela de Nico con un ritmo simplemente de campeón. Al final, tiró de calculadora, pero ojo, que a Rosberg aún le salen las cuentas…

Massa. Felipe corría en casa y no defraudó. Cierto es que cometió dos errores que le podían haber costado un disgusto, se pasó de revoluciones en el pit lane y se equivocó de colores y de garaje en su tercera parada, y también que jamás estuvo en el ritmo de unos inalcanzables Mercedes y que terminó a 40 segundos de ellos. Puso en peligro un podio que tenía más que asegurado por la caída en picado de su compañero, pero ver la sonrisa de un niño embriagado de felicidad abriendo los regalos de Navidad en un hombre de 33 años, bien merece un puesto destacado en los pulgares. Si los ánimos de la fiel y pasional torcida paulista recorrieran el mundo junto a él, seguro que no le habríamos visto solo dos veces bebiendo champán este año. Massa se transforma en su tierra, saca al verdadero piloto que lleva dentro.

Vettel. Terminar quinto donde tocó el cielo no llenó al tetracampeón, pero hizo más méritos sobre el asfalto que incluso quien acabó por delante de él, un Button fuera de casi toda batalla. Nada más empezar, tuvo que hincar la rodilla al pasarse de frenada en una curva y perder dos posiciones con Alonso y Magnussen. Se vio aprisionado por un Ferrari más lento que él al que no podía adelantar y la silueta constante de su compañero en los espejos, pero cuando cogió algo de aire con su segunda parada pudo respirar y recuperar lo que fue suyo. De una tacada, completó un 'undercut' a Fernando parando cuatro vueltas antes y superó a Kevin en la pista. Después, protagonizó uno de los mejores momentos del día con la cruzada que Button y él iniciaron sobre un correoso Räikkönen. Las mejores noticias para Red Bull llegaron de su parte.

pulgar_abajo.png

Ferrari. Un equipo que presumía de perfección hace mucho tiempo, ahora cada vez más le cuesta escapar a la vergüenza. Como quien sale de casa sin cargar el móvil, dejaron empezar la calificación a Alonso sin las baterías a punto protagonizando una escena inverosímil, siguieron con un error clamoroso en la segunda parada de Räikkönen por un fallo de coordinación entre los mecánicos, y terminaron permitiendo una batalla bonita pero inútil que acabó con toda opción de sumar más puntos que los que ya tenían. Se llevaron 10 y Vettel era difícil de alcanzar, pero cuando Fernando llegó a Kimi estaba a 1.5 segundos de Sebastian y cuando terminó de adelantarle, a 7. Tuvieron la mente puesta más en 2015 que en el momento que importaba, dando a Alonso el adiós de facto de Maranello. Para su suerte…

Bottas. Todo lo bueno que terminó llevándose Massa, le vino a Valtteri en forma de desgracia, desequilibrando la balanza en Williams como nunca habríamos llegado a imaginar antes de la salida. Comenzaron uno al lado del otro, como han hecho en cuatro de las últimas seis citas, y bien pudo pensar en ocupar él el peldaño al que Felipe se subió en el podio. Estaba a su espalda y sobre el brasileño recaía un Stop&Go de cinco segundos, pero ni se imaginaba el calvario que le esperaba en su box. Hizo una segunda parada interminable porque tuvieron que volver a apretarle los cinturones, algo totalmente inusual, y una tercera que le volvió a dar otro mazazo de segundos porque algo se le había incrustado en su alerón delantero. Con todo, pudo contener a Kvyat, que acabó la carrera con gomas blandas, para llevarse un punto.

Ricciardo. Algunos podrían haber puesto aquí a Sauber porque salieron cerca del top ten, pero acabaron sin puntos como acostumbran. Lo novedoso de verdad es que el australiano no llegara a cruzar la meta. La última vez fue en Malasia, donde no le pudieron pasar más cosas, y durante quince grandes premios se ganó las únicas tres victorias que dejaron los Mercedes, el tercer puesto del Mundial y el reconocimiento de todos. Pero en Brasil, se le acabó su buena racha. Un fallo en los frenos delanteros, que evidenció perfectamente la repetición de una frenada en la primera curva, le obligó a acabar antes de tiempo. Al menos pudo llevar el RB10 a boxes sano y salvo. Ya el sábado se le comenzó a torcer el fin de semana con una pobre calificación. Eso sí, su inconfundible sonrisa permanece intacta.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
2 comentarios
Imagen de 1571
no se por que poneis los fallos mecanicos como pulgares abajo,carece de todo sentido...si solo se puede poner a ferrari pues,solo a ferrari,o si poneis,culpar a la escuderia,pobres pilotos...jujuju
Imagen de 1571
PREMIO MORAL,,,Sebastian vettel...si no veas,,hizo un carreron de infartar...
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top