GP de ensueño para Rosberg y Williams

Los pulgares de LaF1.es: Austria

Vettel no levanta cabeza ni en casa de Red Bull y Räikkönen sigue vapuleado por Alonso

AmpliarValtteri Bottas celebra su podio con los mecánicos de Williams - LaF1Valtteri Bottas celebra su podio con los mecánicos de Williams

El Red Bull Ring es el segundo trazado más corto de la temporada tras el de Mónaco, pero su recorrido con nueve curvas y un desnivel de 60 metros hacen que sea un desafío constante para los pilotos. Por eso, el sábado tuvimos una clasificación plagada de sorpresas que nos hacía relamernos pensando en lo bien que nos lo pasaríamos con la carrera, y más sabiendo que en las últimas cuatro veces que la Fórmula 1 piso Spielberg el Safety Car siempre tuvo trabajo. Pero, el regreso del GP de Austria nos ha dejado un poco chafados, porque, quitando un par de cosas, ha sido más de lo mismo. Eso sí, este trazado envuelto por un paraje único es bienvenido para el futuro porque seguro que nos divertiremos con él. Por el momento, esto es lo que nos ha dejado y este es nuestro ranking:

pulgar_arriba.png

Rosberg. Cada carrera que pasa no solo altera las apuestas por los favoritos a ganar al Mundial, sino que también cambia la mentalidad de aquellos que no le daban crédito en su particular guerra por el título con Hamilton. Los antecedentes inducían a pensar así, pero Nico demuestra que se equivocaban. Ayer volvió a hacer gala de su paciencia y de su constancia. Ver que Lewis está justo detrás tuya antes de acabar la primera vuelta cuando salía seis plazas por detrás asustaría a cualquiera, pero Rosberg mantuvo la calma, se deshizo de los Williams y le contuvo toda la carrera sin despeinar su rubia melena. Ya son tres victorias, cero fallos y 29 puntos de ventaja.

Bottas. El hombre que ha conseguido el primer podio de Williams en la temporada y el primero que ha llegado a plantar cara de verdad a los Mercedes merece este puesto de privilegio. Lástima que su equipo no se creyera de verdad que podían batir a los de la estrella, tardaron demasiado tiempo en reaccionar con sus paradas, porque tenían ritmo para intentarlo. Querían asegurarse subir al podio y Valtteri fue quien lo consiguió. Sin duda que Massa también lo merecía después de hacer sonreír como nunca a Felipinho con su magnífica pole, pero el finlandés se mostró más rápido en carrera y se aprovechó de la lucha de Felipe con Hamilton en la primera parada.

Sergio Pérez. El sinsabor de no culminar su brillante actuación en Canadá y la dudosa sanción que le llevó a comenzar rezagado fueron las dos llamas que encendieron los ojos del mexicano y que le llevaron a realizar una remontada de categoría. Enfurecido por las adversidades Checo no dejó de ser protagonista. Hizo valer su especial tacto con las ruedas para aguantar su primer pit stop y dejarse ver liderando la carrera aguantando el empuje de las fieras que les perseguían, como hizo en Montreal. Después se dio el gustazo de pasar a Hülkenberg en el asfalto y de adelantar a Magnussen para completar una carrera redonda con 10 posiciones ganadas. No hay mejor forma de resarcirse.

pulgar_abajo.png

Vettel. En una cita señalada con rojo en el calendario, nada menos que la del gran premio de casa para Red Bull, nada le pudo salir peor a Sebastian. Comenzó dándose de bruces en la calificación siendo incapaz de pasar el corte de la Q2 y, cuando apenas había completado una vuelta en carrera su RB10 perdía potencia por culpa de un fallo en la transmisión. Después el coche se recuperó milagrosamente, pero ya tenía una vuelta perdida. Y, tras tener que pasar por boxes para cambiar su alerón delantero por haber tocado a Gutiérrez, decidió retirarse. Por si esto fuera poco, tuvo que ver como la única alegría que había en su box fue por culpa de Ricciardo. Vettel se siente ahora como el rey destronado por su hermano pequeño.

Räikkönen. En un momento de la carrera, cuando Kimi se estaba pegando con el Ferrari para sacar lo máximo de él,  desde el muro le pidieron dos décimas más y él les contestó medio irónico medio cabreado que le dieran más potencia. Y no le falta razón, pero viendo lo que es capaz de conseguir Alonso con el mismo coche no es de extrañar que en la Scuderia le exijan algo más de su parte. Es el único que no ha superado a su compañero en carrera y ayer acabó a 30 segundos de Fernando. Las expectativas de batalla en el box de Ferrari que hubo antes de comenzar el Mundial se han desvanecido por completo. A Räikkönen solo le queda salvar su orgullo y no salir de Maranello destrozado por su compañero.

Kvyat. El ruso tenía la esperanza de volver a puntuar de nuevo tras conseguir una muy buena séptima posición de salida, nada menos que siete por delante de Vergne, pero su Toro Rosso no estaba por la labor, igual que en las últimas dos carreras. Con la zona de puntos prácticamente asegurada, veíamos a Daniil perdido en la grava y con el neumático trasero derecho reventado después de fallar la suspensión. Tercer gran premio que no acaba por culpa de la escasa fiabilidad del monoplaza de Faenza. Lleva sin acabar en el top ten desde la cuarta cita de China. Una pena que fallos ajenos al ruso le estén cortando la progresión que merece su talento.

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top