98 Octanos

Kvyat ante su doble Everest

AmpliarDaniil Kvyat en España - LaF1Daniil Kvyat en España

Max Verstappen partirá en segunda fila del GP de España de Fórmula 1, justo detrás de su compañero Daniel Ricciardo, que tuvo que atarse los machos en al Q3 para superar al imberbe holandés que desde este fin de semana es su nuevo y amenazador compañero en Red Bull.

Daniil Kvyat, partirá sólo 13º, mientras que Carlos Sainz lo hará en 9ª posición, con el Toro Rosso. El ruso no ha conseguido aparentemente el mismo rendimiento del coche de Faenza que lograba Max.

La lectura fácil es darle la razón a Helmut Marko, que ha hecho muy bien ascendiendo a Verstappen y descendiendo a Kvyat, y de paso dar al ruso –el único de los pilotos de Red Bull, con fortuna o sin ella, que ha pisado podio por el momento esta temporada- como el hombre a quien se le enseñará la puerta de salida para subir a Pierre Gasly.

Pero desde mi punto de vista esto último es correr mucho, demasiado. Kvyat se ha tenido que enfrentar este fin de semana a un doble infierno.

Para ningún piloto es fácil asumir una retrocesión de esta índole. Pueden entender que no se les renueve el contrato a final de temporada –aunque sea difícil de asumir- pero el ser ‘castigado y humillado’ en público siempre es aún más duro, por más que se intente achicar balones y decir que no afecta para nada, que se centra en el trabajo, que está en ‘clase de refuerzo’, retrocediendo para dar un salto más potente en el futuro. A cualquier piloto esta situación le afecta y no precisamente de forma positiva.

Pero Kvyat ha tenido que superar una segunda montaña: sus ingenieros y mecánicos.  Aunque el ruso debe conocer a buena parte del equipo humano que trabaja en su coche, no en vano fue piloto de Toro Rosso en 2014, justo después de que Red Bull anunciara el intercambio de pilotos, Toro Rosso despedía a Xevi Pujolar, el ingeniero de pista de Verstappen, y otro de sus ingenieros. En otras palabras: el entorno humano que debe velar por el Toro Rosso del ruso ha tenido que ser recompuesto sobre la marcha y ello ha podido tener asimismo una influencia.

No es sin duda el mejor escenario para afrontar un GP en el que se sabe que, en cierta forma, se está en el ojo del huracán y es centro de la atención mediática. En una posición más cercana al ‘linchamiento’ que a la entrada con alfombra roja y bajo palio. 

Daniil tiene una difícil papeleta a superar. Necesita algo de tiempo para interiorizarlo todo.

Si te interesa esta noticia
Alonso saldrá mañana desde la décima posición - LaF1
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top